Ya se puede visitar el Botánico de Jerusalén

Post thumbnail
Una actividad muy refrescante

El Jardín Botánico de la Universidad de Givat Ram en Jerusalén acaba de reabrir sus puertas al público en general, respetando las directrices del Ministerio de Salud. Los visitantes pueden ingresar al jardín con cita y registro previo. La directiva del Jardín Botánico se encargó de desinfectar las áreas y servicios públicos.

Además, se monitoreará la cantidad de visitantes entrantes y la conducta durante la visita, de acuerdo con lo exigido por el Ministerio de Salud. Lo más importante es que los visitantes podrán caminar por todas las partes del Jardín que cubre 120 acres y puede acomodar a cientos de personas al mismo tiempo. Se puede visitar todos los días de 9 a 17hs. Viernes de 9 a 14hs.

Debido a la necesidad de controlar la cantidad de visitantes y su nivel de protección, quienes lleguen deberán respetar las siguientes pautas: los boletos se venden por adelantado en el sitio web y el pago se hará por horas; los visitantes deberán moverse en el jardín manteniendo la distancia entre familias o grupos, evitando la reunión de más de 10 personas a la vez; cada visitante pasara una revisación de temperatura a la entrada y deberán usar una máscara personal.



Tom Amit, Director del Botánico señaló: "Después de un mes y medio en que el Jardín Botánico estuvo cerrado, nos complace anunciar que, de acuerdo con las directivas violetas, el Jardín abrirá sus puertas a todos los habitantes del país. Recomiendo muy especialmente visitar las vastas extensiones del jardín y disfrutar de las flores, el agua que fluye, el aire, las vistas y los olores de la naturaleza que actualmente está en el apogeo de su floración y volver a la cordura”.



El Jardín Botánico fue fundado en 1953 y es una joya de la naturaleza en el corazón de Jerusalén, un centro de turismo y recreación, con más de 6.000 tipos diferentes de plantas de una variedad de regiones geográficas del mundo. Se trata de una increíble colección de plantas raras de todo el mundo para embriagar al visitante con colores, aromas y sombras, un invernadero tropical con especies anormales, una serie de piscinas, caídas de agua y un gran lago.  El jardín sirve como un invernadero de tipo “caja fuerte” en la que se conservan plantas valiosas, incluyendo las plantas en peligro de extinción, plantas ornamentales, árboles forestales, y más.

Fotos: Chiquita Levov