Video del Ejército de Israel: El cemento introducido en los túneles inundó las aldeas libanesas del otro lado de la frontera

Post thumbnailFoto: Portavoz militar
[video width="1920" height="1080" mp4="https://site.aurora-israel.co.il/wp2/wp-content/uploads/2018/12/Video-Operacion-Escudo-del-Norte.mp4"][/video]

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) inundaron con cemento y agua los túneles de Hezbollah, que al parecer fueron excavados desde casas residenciales en las aldeas libanesas cercanas a la frontera con Israel. Mientras tanto el grupo terrorista chií trata apresuradamente de rescatar lo que queda de sus recursos estratégicos.

El 4 de diciembre, las FDI lanzaron la Operación Escudo del Norte para exponer y neutralizar los túneles de ataque que Hezbollah ha construido a lo largo de la frontera entre Israel y el Líbano desde 2006. Hasta el momento, el ejército israelí ha destruido cinco túneles.

Los túneles cerca de la ciudad norteña israelí de Metula fueron rellenados deliberadamente por las FDI con grandes cantidades de agua y sustancias para la construcción  tales como cemento y bentonita. La intención del ejército israelí es no solamente eliminar la posibilidad de que Hezbollah pueda salvar los túneles al menos parcialmente; sino también provocar inundaciones para exponer las aldeas libaneses desde donde proceden esas construcciones subterráneas.

Poco después del lanzamiento de la operación de las FDI, los medios de comunicación libaneses transmitieron imágenes de una fábrica de bloques de hormigón que Hezbollah estableció junto a la frontera con la intención de ocultar las bocas de entrada de los túneles del terror.
"Los métodos que utilizamos para neutralizar los túneles varían según el tamaño, la forma y el entorno. Si la mejor manera de neutralizar un túnel específico resulta en la destrucción de casas al otro lado de la frontera, aún así tenemos que hacerlo. La responsabilidad es cien por ciento nuestra, no de UNIFIL (Fuerzas Interina de las Naciones Unidas en el Líbano) o del ejército libanés", explicó un oficial israelí.

Al inundar los túneles, quedó en evidencia que los mismos fueron excavados desde la aldea de Kafr Kila, a solo dos kilómetros de Metula. Tenían varias bocas de entrada que aparentemente estaban en el interior de casas residenciales.

El portavoz militar, Ronen Manelis, advirtió a Hezbollah que las fuerzas israelíes podrían llenar los túneles con sustancias mucho más peligrosas que el cemento o el agua.

"Hemos advertido a los residentes del lado libanés de la frontera que ponen en peligro sus vidas al permitir que estos túneles sean excavados desde sus hogares".

"La operación aún no ha terminado", agregó Manelis. "No hemos visto a UNIFIL o al ejército libanés actuando contra los túneles; a pesar de que les hemos presentado las pruebas".

La Oficina del Portavoz Militar también aclaró que los dos túneles descubiertos por el ejército israelí la semana pasada, que fueron excavados desde en las localidades fronterizas libanesas de Ramyah y Ayta ash Shab, fueron destruidos en su totalidad mediante una explosión controlada realizada por el Cuerpo de Ingenieros de Combate de las FDI.

https://twitter.com/IDF/status/1078303588609392641