Urgen aliviar el estricto cierre en Israel y reactivar la economía

Post thumbnailIsrael Katz Foto: Knéset
El ministro de Finanzas, Israel Katz, y el presidente del Banco Central, Amir Yaron, pidieron reactivar cuanto antes la economía después de que el Gobierno ratificara el miércoles por la noche la extensión del estricto cierre hasta el martes.

"Hoy nos damos cuenta de que la recuperación [económica] no tendrá lugar hasta la primera mitad de 2021", advirtió Yaron hoy en una entrevista con la radio del Ejército.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, dijo que el cierre podría extenderse más allá del próximo 13 de octubre, pese a la tendencia a la baja de los contagios, que el miércoles contabilizó poco más de 4.100 nuevas infecciones, menos de la mitad de los 9.000 contagios que llegó a registrar.

“En lugar de hacer cumplir (las directivas de cierre) en localidades con alta infección, han cerrado los lugares de trabajo", criticó el titular de Finanzas y pidió aliviar el actual confinamiento para reactivar el mercado laboral.

Ayer, el Ejecutivo ratificó las polémicas enmiendas de la ley de emergencia que limitan las congregaciones religiosas y las protestas, que afectan especialmente a las convocadas contra Netanyahu, razón que los oponentes consideran que está utilizando el primer ministro para mantener el severo cierre.

"El primer ministro no cederá a las presiones que ejerzan dentro o fuera del gabinete personas que intentan juntar votos a expensas de la salud pública. La economía será más fuerte únicamente cuando el público esté más sano", expresó su oficina en un comunicado.

El próximo lunes, el Gabinete de coronavirus debatirá si ampliar el confinamiento y hoy el Ministerio de Salud sugirió que si los índices de morbilidad siguen bajando no será necesario imponer mayores restricciones.

Israel vive desde el pasado 18 de septiembre en confinamiento, endurecido una semana más tarde por la alta morbilidad de esta segunda ola de la pandemia, y con toda actividad económica no esencial paralizada.

Con alrededor de nueve millones de habitantes, el país ha registrado más de 280.000 contagios desde marzo, y en septiembre las cifras de muertos y enfermos graves aumentaron significativamente.

Hasta hoy, 1.846 personas han fallecido por la COVID-19 y 878 están en estado grave, de las que 240 están conectadas a respiradores. EFE