Un dispositivo portátil advierte sobre las gotículas de COVID-19

Post thumbnailEl dispositivo personal Canario personal monitorea la calidad del aire en un radio de un metro. Foto cortesía de Canario
Creado por Canario, el aparato se enciende cuando los usuarios encuentran altos niveles de contaminación del aire, radiación UV o gotas que pueden albergar diferentes virus.

Canario es una empresa emergente israelí que hace poco empezó a comercializar un dispositivo amarillo que detecta la contaminación del aire, mide radiación ultravioleta y analiza gotas sospechosas que pueden contener virus como el del COVID-19.

“Todo se inició hace cerca de dos años y surgió de la necesidad personal de nuestro gerente de Investigación y Desarrollo. Su hija sufre de asma y él buscaba algún tipo de dispositivo que determinara la calidad del aire y, como no había ninguno en el mercado, se sentó y comenzó a trabajar en uno”, afirmó Itzik Baabur, director de marketing de la compañía.

El directivo indicó que originalmente el dispositivo había sido desarrollado para determinar la calidad del aire y monitorear su calidad de acuerdo con los índices internacionales utilizados para comunicar los niveles de contaminación.

El dispositivo portátil, que se puede sujetar a una camisa, cinturón o bolso, se enciende cuando detecta altos niveles de contaminación del aire o radiación ultravioleta en un radio de un metro del usuario.
Para avisar sobre esto, vibra una aplicación de teléfono que lo acompaña.

La aplicación de teléfono de Canario alerta a los usuarios sobre la calidad del aire a su alrededor. Foto cortesía de Canario


“En 2020, con la llegada de la pandemia de coronavirus, reconsideramos su uso e hicimos muchos intentos para tratar de localizar las gotas que transportan la enfermedad. Este spray de gotitas tiene un perfil de comportamiento en el aire y aprendimos cómo identificar su perfil”, le contó Baabur a ISRAEL21c.

Según el ejecutivo, Canario no puede localizar de forma específica al virus del COVID-19 sino que consigue identificar y advertir sobre los aerosoles de gotitas que pueden contener virus, incluido el coronavirus, y ayudar a los usuarios a decidir si se quedan en el área o no.

“En tiempos normales, el público objetivo de este dispositivo es la población que sufre problemas respiratorios pero hoy, con la pandemia, casi todas las personas del mundo quieren evitar las gotas contagiosas”, explicó Baabur.

Un detector personal de y alérgenos

En los últimos meses, Canario comercializó el dispositivo en Israel. Y la empresa afirma que cuantas más personas lo usen, mejor será el monitoreo.

«Es como el Waze para la contaminación del aire: cuantos más dispositivos haya en el mundo, mejor seremos capaces de identificar los perfiles de comportamiento de la calidad del aire y trazar un mapa global de la calidad del aire en consecuencia”, indicó Baabur.

El desarrollo final del detector de Canario surgió de un problema al que se enfrentó el gerente de Investigación y Desarrollo de la empresa. Foto cortesía de Canario


El equipo está configurado para incluir la identificación de alérgenos como ácaros del polvo, moho, hollín y polen. “Cualquier persona alérgica a los gatos y se encuentra con uno en algún lugar, será advertido por el dispositivo que sabrá identificarlo enseguida”, dijo el ejecutivo.

La calidad del aire está ya al frente en la agenda de mucha gente en el mundo. Y la pandemia ha tenido mucho que ver.

“Los próximos años se centrarán mucho en la calidad del aire que respiramos al aire libre y en espacios cerrados. En ese sentido, creemos que en los próximos 10 a 15 años el tema del aire tendrá un giro muy fuerte porque la crisis del COVID-19 intensificó la cuestión”, finalizó Baabur.

Fuente: ISRAEL21c