Startup israelí controla la respiración aún con Covid-19

Post thumbnailEquipo de Breathvision
La primera línea de control del coronavirus en personas infectadas es el cuerpo médico y los servicios de salud auxiliares. Ellos son, porcentualmente, los de mayor riesgo ante un infectado. Una empresa israelí desarrolló un sistema de control respiratorio a distancia que acorta el tiempo de contacto y supervisión entre los profesionales de la salud y los pacientes.

Breathevision es una  empresa israelí asentada en el Kibutz Yad Mordechai, a 10 km de Ashkelon, en la zona sur del país. Fundada por Ditza Auerbach, de profesión física con experiencia en investigación, desarrollo de imágenes y aprendizaje automático en Aspect Imaging y materiales aplicados. El co-fundador, Menashe Terem es un ex ejecutivo de El-Al Airlines que también dirigió a varias compañías de dispositivos médicos a mercados OTC  (Over the Counter, Fuera del Mercado Formal) y profesionales en todo el mundo.

“Nuestra solución está equipada con dos marcadores triangulares de unos cinco centímetros de largo, que deben colocarse en el pecho y el abdomen del paciente para controlar la frecuencia y la profundidad de la respiración”, dijo el director general y cofundador de la empresa, Menashe Terem, al Jerusalem Post. “Los dispositivos tienen una conexión Bluetooth, y la información que recogen está calibrada de acuerdo con varios algoritmos. En los hospitales, los resultados se transmiten a una tablet o a una computadora, mientras que para los pacientes en casa, se puede usar un teléfono inteligente”.

Sin tubos y sin cables monitorea de manera no invasiva la respiración del paciente, brinda alertas confiables para el deterioro de los volúmenes, la apnea y la respiración obstructiva.

BreatheVision se fundó en 2013 con la necesidad de desarrollar un método simple para la detección temprana del deterioro de la respiración en pacientes bajo sedación consciente. Los fundadores se basaron en su experiencia en visión artificial y algoritmos de navegación de misiles para inventar una forma de cuantificar la respiración mediante el análisis de los micro-movimientos del pecho basados en un hardware de bajo costo.

Entre los objetivos a los que brinda solución aparecen: control de la sedación y/o anestesia, y su supervisión; supervisión neonatal; supervisiones a distancia ya sea en el hogar, habitación de internación, etc.  “Nuestro algoritmo analiza los datos medidos,  alerta sobre el deterioro de la respiración y muestra continuamente los siguientes  parámetros de respiración:

-Volumen de aire (cantidad de aire movido en cada respiro)

-Ventilación-Minuto (cantidad total de aire inhalado o exhalado por minuto)

-Frecuencia Respiratoria (número de respiraciones por minuto)”

Cuando los pacientes de coronavirus pasan por una crisis respiratoria, sus cuerpos aumentan su ritmo respiratorio y después de un tiempo se cansan, dice Terem. Cuando esto sucede, la frecuencia respiratoria disminuye y puede no proporcionar suficiente oxígeno, lo que resulta en la muerte del paciente. Por eso es crucial el monitoreo constante de estos pacientes, y la tecnología de la compañía está ayudando a lograr esto de manera remota para que los médicos y las enfermeras no estén constantemente expuestos a la infección



Los pacientes con coronavirus atraviesan por una crisis respiratoria y sus cuerpos aumentan su ritmo respiratorio. Luego se agotan y la frecuencia respiratoria disminuye. Al no recibir suficiente oxígeno, los pacientes fallecen. Con el monitoreo constante a este tipo de pacientes y la tecnología que provee BreatheVision, se protege a los médicos y enfermeros del peligro de infección.

En apnea



Obstructivo


Superficial


Fuente: Breathevision