Reuven Rivlin fue honrado por el Centro de Estudios de Israel

Post thumbnailEl presidente Rivlin en Los Angeles junto a los representantes de la UCLA. Foto: Koby Gideon (GPO)
El presidente de Israel recibió el premio de Estudios de Israel, otorgado por la Universidad de California, campus Los Ángeles, comúnmente conocida por sus siglas en inglés UCLA.

La entrega del premio se hizo después de que el presidente Rivlin recibiera las llaves de la ciudad de manos del alcalde de Beverly Hills, John A. Mirisch.

El Centro Younes y Soraya Nazarian para Estudios de Israel se estableció en UCLA hace 10 años para promover el estudio del Israel moderno, apoyando la investigación pertinente en el campo académico y organizando programas públicos frecuentes, que incluyen la visita de académicos israelíes, conferencias, proyecciones de películas y otros eventos relacionados con la vida en Israel, mientras que se realizan encuentros con académicos, legisladores y artistas en el campus.

Es de hacer notar que anteriormente se entregó el premio al autor Amos Oz y al ex presidente de la Corte Suprema de Israel, Aharon Barak, siendo el presidente Rivlin la tercera personalidad honrada con este galardón.

"La historia de Younes y Soraya Nazarian y de la comunidad iraní-judía es inspiradora. En solo unas pocas décadas esta comunidad ha hecho enormes contribuciones a la ciudad de Los Ángeles, a la comunidad judía estadounidense y a Israel, y me siento honrado de recibir este premio en el décimo aniversario del Centro, aquí en UCLA", comentó el presidente Rivlin.

Además, el presidente agregó comentarios de elogio acerca de los 72 años de milagrosa gesta israelí que ha llevado al país a ser un líder mundial en innovación. "Pero si queremos preservar este milagro, debemos mantener unida a la sociedad israelí”.

“Ahora es el momento de crear juntos una historia compartida y una experiencia de lo que es ser israelí. Todavía tenemos un largo camino por delante, pero estoy realmente convencido de que tendremos éxito. Debemos tener éxito. Esta es la clave para la prosperidad y el éxito del Estado de Israel como un Estado judío y democrático, democrático y judío al mismo tiempo".

El presidente resaltó la necesidad de la unión requerida al pueblo judío para mantenerse a pesar de los riesgos y ataques modernos, tanto en Israel como en la diáspora. “Debemos trabajar para garantizar la unidad del pueblo judío. Somos una nación, una familia. Debemos profundizar nuestros lazos y nuestro sentido de destino compartido. En Israel estamos profundamente preocupados por el aumento de los ataques antisemitas contra la quinta tribu: ustedes, las comunidades judías. Para ustedes, el aumento del antisemitismo no es una cuestión teórica. Es una amenaza real, desde el ataque a la sinagoga de Nessah hasta el terrible tiroteo en Poway".

El presidente comentó las actividades de BDS en los campus universitarios en Estados Unidos y la publicación de la lista negra del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, diciendo: “Combatir el antisemitismo no significa silenciar el debate sobre Israel. Sin embargo, en muchos campus, quienes promueven boicots académicos no buscan alentar el debate, sino cerrarlo. Junto con el desafío de los boicots académicos, ahora nos enfrentamos al desafío de la lista negra de la ONU, que alienta los boicots económicos. Agradecemos a Estados Unidos por apoyarnos ante esta vergonzosa decisión política”.

Rivlin finalizó su presentación agradeciendo el apoyo bipartidista del Congreso de Estados Unidos a la seguridad y prosperidad de Israel, signo inequívoco de la alianza que existe entre ambas naciones, que comparten profundos valores e intereses críticos de seguridad. "Esta asociación siempre ha estado por encima de la política de los partidos y, por lo tanto, debe permanecer", concluyó Rivlin.