¿Qué tan cerca está Irán de la bomba nuclear?

Post thumbnailFoto: IRGC / WANA (West Asia News Agency)/Handout vía REUTERS
La inteligencia israelí cree que desde el momento en que Teherán decida embarcarse en una bomba nuclear, llevará dos años completar el proceso. Este es un escenario bastante optimista, pero ¿está justificado? ¿La decisión de Irán de reanudar el enriquecimiento de uranio a un nivel del 20 por ciento influye en el calendario? Este artículo calcula las posibilidades

El 4 de enero de 2021, Irán anunció que había comenzado a enriquecer uranio a un nivel del 20 por ciento en una instalación bien protegida en Fordow. Este nivel de enriquecimiento se aparta completamente del compromiso de Irán estipulado en el acuerdo alcanzado con las potencias mundiales en 2015 (JCPOA). Hay dos posibles razones principales para este anuncio iraní. Uno, pretende ser una provocación, diseñada para presionar a las potencias mundiales para que levanten las sanciones impuestas a Irán, que fueron renovadas por Estados Unidos. Dos, Irán tiene la intención de acumular uranio enriquecido a un nivel y cantidad que reducirá el tiempo de alcance que Irán necesita desde el momento en que decida producir un artefacto explosivo nuclear. Durante 12 años, Irán ha estado en un rango de alcance de entre varios meses y dos años, y aún no ha tomado la decisión de abocarse a la bomba. Este artículo analiza los procesos que debe atravesar Irán desde la decisión abocarse hasta la obtención de un arma nuclear, y destaca la necesidad de examinar los supuestos para calcular los tiempos de alcance.

El acuerdo entre Irán y el P5+1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China, Rusia y Alemania) de julio de 2015 estipula, entre otras cosas, que Irán puede almacenar hasta 300 kg de su uranio autoenriquecido en un nivel de 3,67 por ciento. El convenio también estipula el número de centrifugadoras que realizan el enriquecimiento, su tipo y ubicación. En ese momento, el presidente Barack Obama declaró que a la luz del acuerdo, el calendario de alcance (como él lo definió, para la producción de uranio enriquecido suficiente para una primera bomba) era de un año, en lugar de un tiempo mucho más corto, como lo era antes del acuerdo.

Según la estimación de la Inteligencia Militar de Israel, publicada en una entrevista con el jefe saliente de su división de investigación (9 de octubre de 2020), desde el momento de una decisión de inicio, Irán estará a dos años de una bomba. Si es así, ¿cómo es posible que en la situación actual en Irán, dado que sus centrifugadoras hoy son más eficientes que hace cinco años, y que desde 2019 ha enriquecido uranio más allá de lo permitido por el acuerdo y ya ha acumulado más de ocho veces más material que el permitido en el acuerdo, todavía está tan lejos de una bomba? Una respuesta parcial a la pregunta es que, en noviembre de 2020, algunas de las centrifugadoras avanzadas se instalaron pero aún no se alimentan con gas uranio, es decir, algunas están instaladas y otras todavía están en desarrollo / producción. Y la respuesta más completa es que en el pasado, el tiempo hasta la bomba se calculaba hasta la acumulación de material fisible, mientras que hoy algunos agregan, al enriquecimiento de uranio, la configuración del mecanismo explosivo nuclear, esencial para la producción del arma en sí.

Las armas nucleares requieren tres componentes principales: material fisionable - en el caso iraní, uranio enriquecido de grado militar; el sistema de armas; y una plataforma para lanzar la bomba nuclear. Irán ya tiene plataformas, misiles que pueden transportar armas nucleares, y también tiene la capacidad de producir material fisible, es decir, capacidad de enriquecimiento de uranio, que supuestamente está destinado a fines civiles, pero es de doble uso y puede usarse para una bomba.

El exsecretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y su homólogo iraní, Muhammad Javad Zarif, en conversaciones sobre el acuerdo nuclear Foto: Departamento de Estado de EE.UU. vía Flickr Dominio Público


La clave de las diferencias en las estimaciones se encuentra en las suposiciones para calcular la distancia temporal de Irán hasta la bomba. En el centro de las diversas evaluaciones hay una controversia sobre la duración y el nivel de concurrencia del desarrollo del sistema de armas, que Irán niega que esté desarrollando. Y más allá de la cuestión del tiempo para desarrollar el mecanismo explosivo, cualquier estimación general debe considerar ocho parámetros que afectan el tiempo de Irán hasta la bomba:

  • ¿El objetivo es una primera bomba, un arsenal operativo (cinco bombas) o una matriz operativa (plataformas de lanzamiento operativas)? Es común centrarse en el tiempo hasta la primera bomba asumiendo que después de la primera bomba es difícil detener un programa nuclear. Se asume comúnmente que una primera bomba requiere de 25 a 30 kilogramos de uranio de grado militar, alrededor del 90 por ciento, la cantidad significativa (SQ).

  • ¿Son los estándares de ensayos "fríos" y seguridad "occidentales" o el proyecto se llevará a cabo en un procedimiento de emergencia con atajos y mínimos márgenes de seguridad? La suposición predominante es que el tiempo de alcance de Irán se caracterizará por el menor tiempo posible y, por lo tanto, no se deben tener en cuenta los márgenes de seguridad o las pruebas de estándar occidentales.

  • ¿El punto de inicio iraní es abierto o encubierto? El punto de inicio encubierto requiere pequeñas instalaciones disfrazadas u ocultas, que por definición son más lentas. Por otro lado, si Irán tiene instalaciones secretas que se unen a las capacidades de enriquecimiento declaradas en una fuga abierta, el tiempo hasta la bomba se acortará. En la mayoría de los cálculos, la suposición es que no hay instalaciones ocultas en Irán, o que son insignificantes. Si el elemento encubierto es significativo, calcular el tiempo de alcance podría no tener sentido.

  • La generación de centrifugadoras que operará Irán: Hasta el acuerdo de 2015, las centrifugadoras de Irán eran de primera generación, IR-1. Se requirió que tres mil centrifugadoras de este modelo giraran durante un año para alcanzar una alta SQ de enriquecimiento (25 kilogramos). Pero a partir de noviembre de 2020, Irán comenzó a instalar centrifugadoras de modelo avanzado en la principal instalación de enriquecimiento, y la tasa de enriquecimiento se reducirá en consecuencia.

  • ¿Cuál es la reserva inicial de uranio enriquecido y a qué nivel de enriquecimiento? Irán puede acumular uranio enriquecido a diferentes niveles de enriquecimiento y en diferentes cantidades. Dada la misma cantidad y calidad de centrifugadoras, el tiempo de inicio desde el 0,7 por ciento de enriquecimiento o el uranio al 20 por ciento, e incluso desde el 4,5 por ciento de enriquecimiento, es completamente diferente. En noviembre de 2020, Irán tenía solo 1,7 toneladas de uranio enriquecido hasta en un 4,5 por ciento (en diversos grados), pero con 1000 centrifugadoras avanzadas será posible alcanzar suficiente material para una bomba en uno o tres meses, según el modelo. Además, si Irán enriquece una cantidad suficiente de uranio, el tiempo de alcance se acortará aún más, ya que el enriquecimiento a alrededor del 90 por ciento, que es el nivel requerido para las armas nucleares, requiere una pequeña cantidad de centrifugadoras y un corto tiempo de enriquecimiento.


Supuestos sobre el desarrollo y estado del sistema de armas:

  • Complejidad y duración del proyecto de desarrollo de armas: este parámetro es el más significativo para el tiempo que se tarda en conseguir una bomba. Algunos argumentan que desarrollar un sistema de armas no es un desafío tan difícil como lo fue hace 50 o 70 años. El conocimiento de los sistemas de armas nucleares, los sistemas informáticos avanzados y las tecnologías de doble uso permite el desarrollo de sistemas de armas en un período de varios meses. Por otro lado, otros, liderados por la comunidad de inteligencia de EE. UU., argumentan que el desafío sigue siendo significativo, que el período de tiempo aún no se ha acortado y que es un proceso de desarrollo sensible de al menos uno y tal vez incluso dos años.

  • Concurrencia del programa de enriquecimiento y el programa de armas: no está claro si después de 2003 Irán continuó trabajando simultáneamente tanto en el programa de armas como en el de enriquecimiento. Trabajar en paralelo acorta los tiempos, especialmente si se supone que el desarrollo de armas es corto. En la mayoría de los países que desarrollaron armas nucleares, si no en todos, la ruta crítica fue la producción del material fisible, mientras que el mecanismo explosivo se desarrolló más rápido pero se perfeccionó con el tiempo. De la inteligencia publicada por la AIEA y del archivo nuclear incautado por el Mossad, se sabe que Irán participó en el desarrollo del mecanismo explosivo ya en 2003 y probablemente incluso antes.

  • Progreso iraní en el equipo de armas desde 2003: si el equipo ha estado inactivo, como asumen la mayoría de las organizaciones de inteligencia, se requiere el desarrollo de componentes no tan simples de la bomba, con la suposición razonable de que el arma utilizará la técnica de implosión: procesamiento del uranio y fabricación del núcleo, construcción de un sistema explosivo de precisión, instalación de una fuente de neutrones, integración de todos los componentes y preparación y realización de una serie de pruebas y experimentos complejos. Pero si los iraníes tienen un equipo de armas secreto y el desarrollo del sistema de armas ha terminado, entonces el tiempo de alcance debe estimarse en unos pocos meses hasta la integración final.


¿Cómo se pueden plantear resultados tan diferentes sobre cuánto tiempo le llevará a Irán alcanzar una bomba? Para demostrar la diferencia, se ilustrarán tres conjuntos de supuestos: pesimista, probable y optimista. En los tres escenarios, la referencia es a una primera bomba como línea de meta, asumiendo que Irán no cumple con los estándares occidentales y no hay instalaciones de enriquecimiento ocultas.

Escenario pesimista: El desarrollo del mecanismo explosivo ocurre en paralelo con el enriquecimiento a nivel militar. La mayoría de los componentes del sistema de armas se han desarrollado en secreto y el tiempo adicional necesario para desarrollar el arma es de tres meses. Irán tiene al menos 1,000 centrifugadoras avanzadas que estiman el enriquecimiento de la cantidad requerida para producir un solo núcleo (SQ) en tres meses. En este caso, se estima que Irán podría desarrollar una bomba dentro de los cuatro a seis meses posteriores a su decisión.

Escenario probable: El desarrollo del arma no se ha completado, pero se encuentra en un estado avanzado y llevará unos seis meses, de los cuales solo tres meses corren en paralelo para completar el enriquecimiento. Irán no tiene centrifugadoras avanzadas activas y pasarán tres meses antes de que se activen y se instalen las demás. Por lo tanto, el tiempo de enriquecimiento para SQ es de cinco meses. En este caso, a fines de 2020, el tiempo de Irán para una bomba es entre ocho meses a un año.

Escenario optimista: debido a un enfoque cauteloso del armamentismo, el tiempo necesario para desarrollar el arma es de un año y medio; Ocurre después de que se alcanza el SQ (solo mediante centrifugadoras operativas de primera generación), lo que requiere medio año. En este caso, el tiempo para la bomba es de dos años. Esta evaluación, que es extrema, se basa en un concepto de inteligencia (relativamente fuerte pero arriesgado) de que Irán no se ha ocupado de las armas desde 2003.

Estas evaluaciones no tienen en cuenta movimientos políticos como la retirada iraní del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), que requiere tres meses desde el momento de la declaración hasta la aplicación real. Pero es probable que este procedimiento no interese a Teherán, si decide abocarse a la bomba.

En conclusión, queda por ver si existe una justificación para una suposición optimista, basada en la evaluación de que Irán ha suspendido las actividades sobre armas nucleares y los ensayos para hacer avanzar sus componentes, todos aspectos muy importantes del proyecto nuclear. Por lo tanto, es aconsejable confiar en el escenario razonable, que postula una adición de aproximadamente tres meses después del final del enriquecimiento de uranio y de aproximadamente ocho meses a un máximo de un año desde la decisión de abocarse a la bomba hasta la finalización de la operación de la primera bomba. Más allá de esta discusión, el enriquecimiento real de uranio en cantidades significativas al nivel del 20 por ciento requerirá una reevaluación integral del cronograma del proyecto de armas nucleares iraní.

Fuente: INSS The Institute for National Security Studies