Pierbattista Pizzaballa, nuevo patriarca latino de Jerusalén

Post thumbnail Pierbattista Pizzaballa Foto archivo: REUTERS/Ammar Awad
Pierbattista Pizzaballa fue designado como nuevo patriarca latino de Jerusalén por el papa Francisco, tras ocupar el cargo de administrador apostólico del patriarcado desde 2016.

"El papa Francisco, deseando responder a las necesidades espirituales y pastorales del Patriarcado Latino de Jerusalén, lo ha provisto de un nuevo patriarca, como pastor de la comunidad católica latina de Tierra Santa", señaló un comunicado de la delegación apostólica de Jerusalén.

Desde junio de 2016, tras la jubilación del anterior patriarca, Fuad Twal, Pizzaballa había desempeñado de manera interina el rol de máxima autoridad católica en Tierra Santa, también designado por Francisco y pendiente del nombramiento de un nuevo patriarca.

Oriundo de la provincia de Bérgamo, en Italia, el nuevo patriarca, de 55 años, reside en Jerusalén desde 1990, cuando fue enviado para continuar sus estudios y su trabajo pastoral.

Entre 2004 y 2016 se desempeñó como Custodio de Tierra, hasta convertirse en administrador apostólico.

Desde entonces, Pizzaballa ha sido un acérrimo defensor de las comunidades cristianas de la zona y promovido mensajes de paz y coexistencia entre las distintas religiones representadas en Jerusalén.

El nuevo patriarca también se refirió en varias ocasiones a cuestiones políticas de la región, incluyendo el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén en 2017, una medida que en su momento describió como "unilateral" y que dijo no traería paz sino que la alejaría.

En abril de este año, además, Pizzaballa participó de un rezo conjunto con líderes religiosos judíos, cristianos, musulmanes y drusos, en el que pidieron "salud y unidad" durante la lucha contra la pandemia. EFE