“Objetos transitorios” en el Museo de la Cultura Filistea

Post thumbnail
El Museo Corinne Maman de la Cultura Filistea de Ashdod es el único dedicado a los filisteos. Fue renovado hace algunos años y es sin duda un museo muy atractivo para grandes y niños. Todo lo relacionado con el mundo de los filisteos se halla en esta institución.

El contenido está presentado de la forma más amena, más clara y más entretenida. Además, se realizan gran variedad de proyectos e interesantes exposiciones. En estos días se abre la exposición colectiva “Objetos transitorios”.

Los curadores Galit Gaon y Tom Cohen nos informan: “Estamos en constante movimiento. Los objetos transitorios nos acompañan en nuestro viaje, y encarnan el pasado, lo familiar y lo hogareño, la tradición, el anhelo del lugar que permanece como un recuerdo lejano. Algunos solo indican el viaje, mientras que otros llevan consigo la esperanza y la memoria”.

“A Piece of Time” de Tamar Bernicki


“El diseño contemporáneo nos invita a explorar y descubrir la identidad personal y grupal de los creadores y usuarios a través de su cultura material. Los objetos revelan las señales que los creadores eligieron llevar desde el lugar geográfico, cultural y espiritual del que vinieron, y tejen a través de símbolos y artesanías el lugar al que van, es decir arman su pasado con esperanza para el futuro.

En resumen, la exposición hace eco de los objetos errantes del pueblo filisteo que se muestran en la exposición permanente. Las dos exposiciones, cada una a su manera, examinan los objetos como sujetos de doble memoria cultural: una con los creadores, que en su trabajo pliegan símbolos y señales de sus andanzas; la otra, a través de objetos que permanecen presentes durante muchos años después de que sus creadores y usuarios ya no están, y hacen eco de sus viajes y culturas”.



Entre las obras expuestas en la exposición, “Bordado humano” de Efrat Degani muestra detalles de vestimenta tradicional hechas a mano. En “A Piece of Time” de Tamar Bernicki, se exhiben telas de algodón, hilos, seda y papel. Se puede apreciar la técnica mixta: coser, imprimir, pintar, imprimar, quemar. Las fotos familiares y un libro de recetas local de los años cincuenta se convierten en una materia prima.  En “Lienzo de ánfora”, de Noam Dover y Michal Cederbaum, hay soplado de vidrio en un molde caliente. La obra de Alon Ben-Shoshan, “Ana Man al-Maghreb” muestra una ilustración acrílica de la cerámica marroquí, la serie de platos pintados de Tajin expresa el anhelo del artista por un lugar que nunca ha visitado. “Fuga de los hermanos Muslin” es la obra de Tamar Levit y Yaan Levy, quienes se inspiran en el ambiente del estudio de Tel Aviv que los dos diseñadores de moda utilizaron durante muchos años hasta que se mudaron a Europa.