“No hay nada nuevo bajo el sol” – La extensión del mandato de UNIFIL en el Líbano

Post thumbnail Una fuerza de la ONU patrulla la frontera con Israel cerca de la aldea de Khiam en el sur del Líbano Foto: REUTERS/Ali Hashisho
El 28 de agosto, el Consejo de Seguridad de la ONU extendió el mandato de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano (UNIFIL, por sus siglas en inglés) por un año más. El Consejo de Seguridad acordó de forma unánime la propuesta de Francia para decidir sobre esta cuestión. De acuerdo con la decisión del Consejo de Seguridad, UNIFIL ha cumplido satisfactoriamente con su trabajo desde 2006 y ha mantenido la paz y la seguridad y, por lo tanto, la cantidad máxima de soldados se reducirá de 15.000 a 13.000.

Además, el Consejo de Seguridad le exigió al gobierno libanés permitirle a UNIFIL el acceso rápido y total a los sitios que desea investigar, lo que incluye todos los sitios al norte de la frontera internacional entre el Líbano e Israel que están conectados con los túneles.

En la práctica, parece que la decisión del Consejo de Seguridad no cambia en nada. La decisión de reducir la cantidad de tropas de UNIFIL no hace diferencia alguna, puesto que la cantidad de tropas UNIFIL desplegadas en el Líbano hoy en día es de hecho solo 10.500 soldados (mucho menos que los 13.000 soldados a los que la UNIFIL fue reducida).

El requerimiento antes mencionado de la ONU hacia el gobierno libanés no tiene sentido. Al fin de cuentas, Hezbollah es quien impidió la conducta debida de UNIFIL conforme al mandato que se le dio, no el gobierno libanés. Con el debido respeto para el gobierno libanés, éste y las Fuerzas Armadas Libanesas no controlan el área del mandato de UNIFIL, sino, más bien, Hezbollah lo hace.

Es fácil disputar la postura de Francia, aquella que sostiene que UNIFIL ha cumplido con su deber exitosamente desde 2006. La actividad de Hezbollah contra Israel en la frontera en las últimas semanas demuestra lo contrario…

Fuente: Centro ALMA de Investigación y Educación.