Ministro israelí insta a nuevo confinamiento para detener el coronavirus

Post thumbnailFoto archivo: Policía de Israel
El ministro de Energía, Yuval Steinitz, manifestó que Israel debería imponer un nuevo confinamiento a nivel nacional de diez días para contener la segunda ola de la pandemia del coronavirus.

Durante una entrevista ofrecida al diario Yediot Aharonot, Steinitz instó a un cierre parcial en el cual se le permita al público ir a trabajar o concurrir para atender sus necesidades básicas, pero que fundamentalmente se le exigiría permanecer en sus hogares.

El ministro, del partido Likud, y considerado como un asociado cercano de Netanyahu, afirmó que es mejor tomar una medida agresiva por un tiempo limitado para detener los contagios antes que permitir que la propagación del virus salga de control.

Steinitz añadió que Israel reabrió la economía demasiado rápido tras superar la primera ola del virus, y que ahora se corre el grave riesgo de dañar la economía debido a la prohibición de volar desde y hacia Europa.

“La desconexión aérea del mundo es financieramente peligrosa”, aseguró. “A veces es mejor hacernos las cosas difíciles durante dos semanas para que sea más fácil durante el resto del año”.

Steintz estimó que la desconexión de Europa durante dos o tres meses podría provocar un grave daño a la economía israelí.

También indicó que los últimos reportes sobre nuevos casos confirmados de coronavirus asustan a los consumidores, y muchos potenciales clientes prefieren quedarse en casa, lo que daña la actividad económica.

“El público ve las cifras de contagios y tiene miedo de consumir, debemos reducir los porcentajes de contagio para mejorar la economía.

Steiniz afirmó que los confinamientos recientes impuestos en barrios de Jerusalén, Ramle, Lod, Kiriat Malachi y Beit Shemesh son insuficientes para detener la propagación del virus, e instó al gobierno a imponer otro confinamiento nacional, pero por un período más corto de tiempo.