Los contagios en Israel siguen aumentando y superan los 1.500 diarios

Post thumbnailFoto ilustración: Magen David Adom
Los contagios (infecciones) de coronavirus en Israel siguen aumentando según avanza la desescalada. Tras una espectacular bajada con el segundo confinamiento, han vuelto a superar los 1.500 diarios por primera vez en meses, informó hoy el Ministerio de Salud.

En las últimas 24 horas se han registrado 1.568 positivos, lo que confirma el crecimiento de las infecciones según se va ampliando la desescalada y se va reanudando la actividad del país. El dato, sin embargo, se da también en una jornada en la que hubo un aumento considerable de las pruebas, con más de 70.000 realizadas, y el ratio de positivos se mantuvo estable en un 2,2%.

También ha crecido el número de pacientes en estado grave --hasta 292--, y ya son 98 los que están críticos y conectados a un respirador, una cifra que no se registraba desde hace principios de agosto.

"La última vez que las infecciones diarias alcanzaron estas cifras, a mediados de octubre, los israelíes llevaban cuatro semanas de confinamiento y tenían la movilidad restringida a un kilómetro de sus casas", recuerda el digital Times of Israel.

El país vivió una fuerte segunda ola entre junio y septiembre, que le llevó a situarse entre aquellos del mundo con mayor morbilidad al alcanzar cifras de hasta 9.000 nuevos contagios en un día. Esto le obligó a decretar un nuevo confinamiento nacional el 18 de septiembre, que fue seguido un mes después por un levantamiento de las restricciones, muy cauto y gradual, que aún continúa.

Las cifras bajaron rápidamente con el cierre, situándose en el entorno de los 700 contagios diarios en la segunda mitad de octubre y primera de noviembre (el objetivo del Gobierno era reducir a 500), pero en las última semanas ha vuelto a crecer gradualmente y se teme que, de seguir en aumento, haya que recurrir a nuevas restricciones.

Los niños han ido regresando al colegio presencial en fases y este domingo volvieron los estudiantes más mayores a los institutos secundarios, siempre en grupos pequeños y con medidas de seguridad. También esta semana se permitió la reapertura de unos pocos centros comerciales y museos  como un programa piloto antes de permitir la apertura de la totalidad.

Una unidad del Ejército que evalúa el avance del coronavirus advirtió esta semana de que Israel se encuentra cerca de sufrir una tercera ola de la pandemia.

Una alto cargo de Salud, Sharon Alroy-Preis, calificó las cifras de "muy preocupantes"; señaló que espera evitar un tercer confinamiento, y alertó de que la cifra de reproducción del virus en estos momentos es de 1,19, frente al objetivo del 0,8, que permitiría tener la situación bajo control y continuar con la desescalada.

El aumento de casos coincide con una crisis política que podría llevar a la disolución del Parlamento y del Ejecutivo de unidad que formó el primer ministro, Benjamín Netanyahu, con el titular de Defensa, Benny Gantz, argumentando que debían unirse para hacer frente al coronavirus.

Desde que comenzó la pandemia, Israel, con unos nueve millones de habitantes, ha sufrido cerca de 340.000 contagios (infecciones) y 2.883 personas han muerto por la COVID-19. EFE y Aurora