Llegaron a Israel 130.000 postales antiguas de un coleccionista inglés

Post thumbnailUna postal antigua de Tiberíades. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea
La Universidad Hebrea de Jerusalén recibió la colección más grande del mundo de tarjetas enviadas desde Tierra Santa en los siglos XIX al XXI.

¿Qué fue lo primero que pudo haber tuiteado el Kaiser Wilhelm II a su llegada a Jerusalén en octubre de 1898? ¿Qué mensajes WhatsApp o posteos de Instagram habrían enviado los soldados británicos en Palestina durante la Primera Guerra Mundial?

Mucho antes de la era de la comunicación instantánea, las postales servían como la forma principal de la gente de mantenerse en contacto, enviar fotografías, coleccionar recuerdos y compartir experiencias con familiares y amigos que estaban lejos.

Una postal pastoral de Haifa de 1898. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


Durante los últimos 60 años, el contador británico David Pearlman acumuló la mayor colección de postales de Tierra Santa del mundo.

Tiempo atrás, Pearlman donó unas 130.000 al Centro de Investigación del Folklore del Instituto Mandel de Estudios Judíos perteneciente a la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El coleccionista de postales David Pearlman. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


“Comencé a coleccionar estampillas cuando era niño y me ‘gradué’ en postales cuando me di cuenta de que en lugar de coleccionar aburridos sellos podía juntar estas hermosas tarjetas”, afirmó Pearlman, que recorrió casas de subastas, colecciones privadas y ventas de propiedades para reconstruir su colección “Postales de Palestina”.

Esta postal muestra la visita del Kaiser Wilhelm II a Jerusalén en 1898. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


Las postales abarcan desde el período otomano y el mandato británico hasta los primeros pioneros, y desde la Guerra de los Seis Días hasta principios del siglo XXI.

Entre los eventos fundamentales que se muestran en las tarjetas están la visita del general Edmund Allenby a Jerusalén en 1917 y la asistencia de Lord Arthur Balfour a la gran inauguración de la Universidad Hebrea en 1925.

El general Allenby saluda a los agregados aliados en Jerusalén en 1917. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


“¡Hace mucho calor aquí!”

Algunas de las tarjetas postales muestran obras de arte de figuras destacadas del siglo XX como Meir Ben Gur Aryeh y Zeev Raban, así como fotografías de “Karimeh Abbud – mujer fotógrafa”, una de las primeras retratistas del mundo árabe.

Una parte considerable de la colección está compuesta de postales enviadas por peregrinos cristianos que viajaban desde Egipto a Jerusalén y a Damasco, y visitaban los lugares sagrados.
Desde allí enviaban saludos a sus seres queridos con postales que representaban a camellos, palmeras, beduinos, judíos piadosos y un Mar Muerto desbordado. A menudo incluían flores prensadas o citas bíblicas.

Esta postal muestra cuatro lugares emblemáticos de Tierra Santa. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


Una postal enviada desde Palestina en 1892. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea

Dani Schrire, director del Centro de Investigación de Folklore, afirmó que un mensaje clásico de un postal decía: “Ayer estuvimos en Belén. Hoy estamos en Jerusalén. Mañana nos vamos a Nazaret. ¡Hace mucho calor aquí!»

Naranjas de Jaffa en una postal antigua. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


En otra misiva, un soldado británico llamado Walter les escribe a sus padres: “Puedo decir ‘mafish’, que significa ‘suficiente’ (en árabe)… Y espero que la guerra (termine) pronto para poder volver a casa”.

Otro soldado escribió: “Pasé por aquí… entre el monte Ebal y el monte Grizim. Por supuesto, es el Siquem donde Jacob alimentó a sus rebaños y el pozo de Jacob está aquí. Hay muchos manantiales y, en consecuencia, jardines donde vi el primer verde que había visto en meses”.

Otro militar inglés envió a sus padres una postal del Mar de Galilea, que describió a sus padres como “El lago que vio gran parte de Su vida en la Tierra y que, en mi opinión, tiene tanta fascinación”.

Su mensaje también señaló: “El hombre de la cama de al lado estaba allí con la caballería y dice que está muy bien, el agua está muy limpia y hay varios arroyos agradables que corren hacia ella. Mientras estaban allí, pudieron conseguir pescado fresco, lo cual fue un buen cambio por el ‘bully’ (carne)’ «.

Otra postal muestra a un judío jasídico en el período otomano eligiendo un etrog para la fiesta de Sucot.

Venta de etrog en la Palestina de la era otomana. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


Pearlman hizo una extensa investigación sobre sus postales y les dio valiosas anotaciones y un catálogo completo de su colección, que incluye 1.500 editores de postales, a los investigadores de la Universidad Hebrea.

Una postal antigua de un bulevar de Tel Aviv. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


“En cierto modo, Pearlman quería que estas tarjetas regresaran a Sion, a la Universidad Hebrea de Jerusalén. Cada vez que llega una colección, traemos especialistas en conservación para preservar las postales con los más altos estándares. Luego comienza la verdadera diversión: los investigadores de diferentes disciplinas se emocionan por comenzar a trabajar en la colección y comprender la imaginación que la Tierra de Israel tenía en sus muchos visitantes”, describió Schrire.

La enorme colección de postales de David Pearlman llegó a Israel. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


Pearlman manifestó que la colección era como parte de su familia pero que había llegado el momento de separarse de las tarjetas. «Las guardé en cajas de zapatos en mi garaje todos estos años. En un momento, la colección creció tanto que comencé a estacionar mi auto en la calle para dejar espacio para más cajas de zapatos”, contó el coleccionista.

Esta postal muestra la calle King George de Jerusalén a principios del siglo XX. Imagen cortesía de la Universidad Hebrea


El Centro de Investigación de Folklore de la Universidad Hebrea fue creado en 1970 por el profesor Dov Noy y alberga varias colecciones importantes, entre las que se incluyen la colección judaica de postales de Joseph y Margit Hoffman, la compilación de tarjetas de Palestina de Ralph Perry, el proyecto de investigación “The Israelí Proverb”, el proyecto de documentación de artículos impresos judíos, el Archivo del Judío Errante de Yom Tov Lewinsky y la colección de humor judío obligatorio en Palestina e Israel de Ya’akov Zidkoni, entre otros.

Fuente: ISRAEL21c