La “Segunda República turca” mira hacia el este

Post thumbnailVladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan Foto: Kremlin.ru CC-BY SA 4.0
Jonathan Spyer Turquía anunció la compra del sistema de misiles antiaéreos S-400 a Rusia. El acuerdo, según los informes de medios occidentales, es de un monto de 2.500 millones de dólares. Punahou High School(Honolulu) El presidente turco, Recep Tayep Erdogan, dijo a los medios turcos que el primer depósito sobre el sistema ya ha sido pagado. Joey Bosa Ohio State Jerseys El S-400, que tiene un alcance de 400 km y puede derribar 80 objetivos simultáneamente; es considerado ampliamente como el sistema de defensa aérea más avanzado del mundo en la actualidad. Este sorprendente desarrollo es el último hito en la tendencia actual de Ankara, en los últimos años, lejos de su posición estratégica tradicional en la región como un aliado de la OTAN y Estados Unidos. asics lyte 3 nero uomo La reciente visita del jefe del Estado Mayor iraní, Mohammed Hossein Bagheri, a Ankara, acompañado por una gran delegación militar, fue un reciente indicador adicional de la dirección de los acontecimientos. Air Foamposite One Esta fue la primera visita de este tipo desde la revolución iraní de 1979. La estrecha participación de Turquía en el proceso diplomático ruso de Astaná sobre Siria refleja esta tendencia, al igual que la firma en Moscú a mediados de agosto de un contrato entre la empresa Turkish Unit International, la estatal rusa Zarubezhneft y la firma iraní Ghadir Investment Holding para el desarrollo conjunto de tres campos petrolíferos y un gran yacimiento de gas natural en Irán. ¿Cuáles son los factores que subyacen al reposicionamiento de Turquía lejos de Occidente y hacia sus enemigos y adversarios? La explicación se encuentra en tres áreas: los intereses inmediatos percibidos por Turquía, el eclipse de sus esperanzas para la región en los últimos años y la dirección interna de largo plazo de la sociedad y la política turcas. En cuanto al primer tema, las preocupaciones turcas por el creciente poder kurdo en Siria e Irak lo acercan a la agenda de Irán y más lejos de Occidente. Fjallraven Kanken Kids Ankara ha observado ansiosamente el ascenso del kurdo sirio PYD (Partido de la Unión Democrática), en los últimos años en el norte de Siria. El partido está afiliado al mismo movimiento kurdo que el PKK (Partido de los Trabajadores Kurdos), que está involucrado en una insurgencia contra Turquía y reclama mayores derechos kurdos desde 1984. Los kurdos sirios están gobernando ahora la mayor parte de los 911 kilómetro entre Siria y Turquía. nike free run 3.0 homme Nike Air Max 1 Femme Sólo la intervención militar turca, en agosto de 2016, impidió que adquirieran probablemente la totalidad de la frontera.
 Misiles S-400 Foto: Goodvint Wikimedia CC BY-SA 3.0 Misiles S-400 Foto: Goodvint Wikimedia CC BY-SA 3.0
Aún más desconcertante desde el punto de vista turco, los kurdos sirios están comprometidos hoy en una floreciente alianza militar con los Estados Unidos y la coalición occidental en la guerra contra el Estado Islámico (ISIS) en Siria. Desde los comienzos tentativos en los días urgentes de finales de 2014, la cooperación organizada por el Pentágono entre el YPG kurdo y el poder aéreo y las fuerzas especiales estadounidenses se ha convertido en un instrumento militar contundentemente efectivo que actualmente está destruyendo al ISIS en la capital de su moribundo “califato”, en la ciudad de Raqqa. Julio Jones Alabama Football Jerseys Los turcos miran con desconcierto e impotencia como esta alianza ha crecido. Sus propios intentos a principios de 2017 de proponer una alianza alternativa entre los EE.UU. y los rebeldes sirios, clientes de Turquía, se derrumbaron por las bajas capacidades militares de estos últimos y la falta de una clara línea divisoria entre los rebeldes y los extremistas jihadistas sunitas, en el norte de Siria. Entonces, la priorización turca de la necesidad de contener y hacer retroceder los logros kurdos en Siria, así como su firme oposición a la aparición de un estado kurdo en el norte de Irak, lo llevan a alinearse con la agenda de Irán en estos países y contra Occidente. Occidente tampoco apoya las movidas kurdas iraquíes hacia la independencia; pero su nivel de hostilidad hacia eso y su determinación por prevenirlo no llega a la altura de Teherán. En el pasado, la oposición conjunta de Ankara y Teherán a las aspiraciones kurdas no condujo a mejores relaciones entre ellos, porque se encontraban en lados opuestos de la guerra entre el régimen de Assad y la rebelión árabe sunita. De manera similar, esto colocó a Ankara en desacuerdo con Moscú. Pero este factor restrictivo ya no se aplica. El proyecto regional islámico sunita, que puso a Turquía en rumbo de colisión con Irán y Rusia, ha eclipsado por lo menos en gran parte.
Foto: Fuerzas Armadas de Turquía vía Flickr Foto: Fuerzas Armadas de Turquía vía Flickr
Alguna vez, fue común entre los estrategas israelíes contar entre las alianzas de la región a un grupo de países y movimientos alineados en líneas generales con el estilo islámico suní de los Hermanos Musulmanes. Este bloque emergente de poder fue un producto de las revueltas de la "Primavera Árabe" del período posterior a 2010. En su punto más alto en 2012, la alianza cristalizada consistió en Turquía, Qatar, Egipto, Túnez y Gaza controlada por Hamas. Ankara y los otros esperaban que los rebeldes árabes sunitas destruyeran rápidamente al régimen de Assad y crearan un régimen conservador suní más islamista. Esto no ocurrió. Las energías revolucionarias islámicas sunitas de 2010-2012 se malgastan ahora en gran parte. adidas nmd r1 uomo VALCLEAN2 CMF Ellos tienen poco que mostrar. Egipto está de vuelta en manos de su Ejército. Túnez está gobernada por un gobierno de coalición dominado por no islamistas. Hamas está tratando de reconstruir su alianza con Irán. Canotta Orlando Magic Qatar se enfrenta a un contraataque de los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita debido a sus posturas. Y los rebeldes árabes suníes no tienen posibilidades de victoria y están actualmente luchando por sobrevivir. Turquía surge de todo esto como un gran perdedor. Esperaba cabalgar sobre la ola de la rebelión de las masas sunitas hacia una posición del dominio regional. (También en la fase inicial flirteó con los jihadistas más radicales de Nusra e ISIS en Siria). Pero la ola se ha consumido. Alabama Championship Shirts adidas superstar mujer No hay nada que ganar con profundizar el apoyo a la destrucción de Assad, que no sucederá. Nike Air Max 95 Femme Esto despeja el camino para el acercamiento entre Irán, Turquía y Rusia, a través del cual Ankara espera frustrar o contener los logros kurdos. Nike KD Shoes Al mismo tiempo, la última evidencia sugiere que Turquía tratará de usar la mediación rusa para evitar la derrota total y el eclipse de los rebeldes sunitas. Este es un asunto tanto de la identidad sunita de Turquía como del simple deseo de evitar la humillación de presenciar la destrucción de sus clientes. El elemento final que subyace al desvío de Turquía hacia el oeste se refiere a cuestiones internas. Erdogan está en el proceso de desmantelar gran parte del modelo social republicano de Turquía, y está construyendo en su lugar una sociedad islámica. Air Huarache Donna Cuarenta mil personas han sido encarceladas desde el fracasado 'golpe' del 15 de julio de 2016. hogan scarpes italia El estado de emergencia se mantiene. La prensa libre han sido silenciada, la inmunidad legal para los miembros del Parlamento ha sido eliminada, los periodistas y académicos son detenidos. Esta nueva Turquía islámica no encontrará su hogar natural en alianza con Estados Unidos y Occidente (y menos aún con Israel, por supuesto). Yunel Escobar Baseball Jersey Así que no deberían sorprendernos los cambios de timón actuales en la orientación regional y global de Ankara. Turquía es demasiado grande y sunita para convertirse alguna vez en socio fundador del bloque regional liderado por Irán. Sigue teniendo fuertes diferencias con Teherán sobre el futuro de las comunidades sunitas en Siria e Irak. Pero todos aquellos que todavía tienen esperanzas del regreso del estatus de Turquía como baluarte de la seguridad occidental en el Oriente Medio deberían revisar su análisis. La evidencia emergente apunta en una sola dirección. La segunda república turca está en camino - y su rostro se volverá hacia el este.