La periodista Caroline Glick se une a Bennett y a Shaked en “Nueva Derecha”

Post thumbnailCaroline Glick, Naftali Bennett y Ayelet Shaked
La periodista Caroline Glick, se unió a Hayamin Hahadash (Nueva Derecha), el nuevo partido lanzado por los ministros Naftali Bennett y Ayelet Shaked después de que se separara de Habait Haieudí.

Shuli Moalem-Refaeli, otro miembro de Habayit Hayehudi, también se unió a este nuevo partido. Bennett y Shaked, dijeron que estaban renunciando a su partido de derecha para formar una nueva lista que atraería a los votantes seculares y religiosos antes de las elecciones del 9 de abril.

Glick, una inmigrante nacida en Estados Unidos y miembro principal del Centro de Políticas de Seguridad, se desempeñó como columnista principal de “Jerusalem Post” y “Breitbart News”, escribió para Maariv y Makor Rishon. Glick reside en la ciudad de Efrat en Gush Etzion, al sur de Jerusalén.

“Caroline es una luchadora sionista implacable”, dijo el copresidente del partido, Naftali Bennett. “Con ella, estamos construyendo el equipo ideal de la derecha israelí para expandir el bloque,y para que Israel pueda triunfar nuevamente”.

La Ministra de Justicia Ayelet Shaked, la otra líder del partido, llamó a Glick “una luchadora valiente que simboliza la verdadera, pura y conservadora derecha. Ella será una gran adición a la Kneset a nuestro favor”. Por su parte Glick respondió con entusiasmo al unirse a “personas totalmente comprometidas con el sionismo y el amor por Israel” y agregó “Llamo a todos aquellos cuyos corazones laten con espíritu sionista, secular o religioso, que se una a nosotros, esta es su casa”. Hayamin Hehadash, fue fundada por Naftali Bennett y Ayelet Shaked esta semana, a partir de Habait Haieudí, el partido está destinado a ser sólidamente de derecha, con una mezcla de candidatos religiosos, seculares y tradicionales.

Meretz salió a la palestra de Glick diciendo, “Hayamin Hahadash demuestra ser la misma vieja e incitante derecha. Glick quien lidera una salvaje incitación en las redes sociales se une a quienes tratan de destruir a los laicos y al poder judicial”.

El primer ministro Benjamin Netanyahu, había considerado a Caroline Glick para el Likud en 2015, pero luego desistió porque la periodista lo criticó duramente en algunas de sus columnas.