Israel y Chipre anuncian un corredor turístico para las personas vacunadas

Post thumbnailNikos Anastasiadis y Benjamín Netanyahu en Jerusalén Foto: Haim Zach GPO
Israel y Chipre anunciaron hoy un corredor turístico mediante el cual sus respectivos habitantes podrán viajar sin restricciones entre ambos países tras recibir certificados de vacunación contra el coronavirus.

"Quiero agradecer la voluntad de Chipre por reconocer los pasaportes de vacunación israelíes", dijo el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en una conferencia de prensa conjunta con el presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, que se encuentra de visita oficial en Israel.

Netanyahu agregó además que Israel reconocerá también los pasaportes de vacunación emitidos por Chipre.

Si bien Netanyahu no precisó una fecha para la entrada en vigor de dicho acuerdo, Anastasiadis mencionó el 1 de abril como primer día en que los israelíes portadores de certificados de vacunación podrán viajar a Chipre sin la obligación de realizarse una prueba de coronavirus ni de permanecer en aislamiento tras entrar al país. Esto mismo sucedería con los turistas chipriotas que lleguen a territorio israelí.

Esta decisión coincide además con la aprobación hoy, por parte del gabinete de coronavirus del Gobierno israelí, de la reapertura del aeropuerto internacional de Ben Gurión a partir del próximo día 21.

Según un comunicado conjunto de la Oficina del Primer Ministro y del Ministerio de Salud, 2.000 personas podrán entrar cada día a Israel a través del aeropuerto, que permanece prácticamente cerrado desde el pasado 25 de enero.

El comunicado no precisó, sin embargo, si esta medida aplicará solo a ciudadanos israelíes o también a extranjeros, ni si quienes entren al país a través del aeropuerto deberán permanecer en aislamiento, ya sea en sus hogares o en hoteles.

Hasta el momento casi cuatro millones de personas han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer en Israel, mientras que casi dos millones y medio fueron inoculados también con la segunda.

El país, con unos nueve millones de habitantes, ha registrado más de 700.000 casos de coronavirus, de los cuales unos 60.000 permanecen aún activos y se han producido 5.368 fallecimientos.

Las cifras difundidas hasta el momento sobre la efectividad de la vacuna han sido causa de optimismo en Israel, donde, tras vacunar primero a la población más mayor, ha bajado significativamente el promedio de edad de los pacientes contagiados, un 75% de los cuales es menor de 39 años. EFE