Israel sigue por encima del límite de contagios y pondera un tercer confinamiento

Post thumbnailFoto ilustración: Portavoz militar
Israel sigue por encima de los 2.500 nuevos contagios diarios que el Gobierno se marcó para volver a imponer severas restricciones y se plantea imponer un tercer confinamiento si la situación no puede controlarse.

El Ministerio de Salud informó hoy de 2.821 nuevos casos verificados ayer, cerca de un cuatro por ciento de los más de 70.000 test realizados.

El número de pacientes graves se elevó a 456, de los que 117 están conectados a respiradores, y el número de fallecidos desde el comienzo de la pandemia en el país de unos nueve millones de habitantes se sitúa ya en 3.101.

Las autoridades están, además, preocupadas por la posible entrada en el país de la mutación del virus detectada en Gran Bretaña, que al parecer no es mas letal, pero si más contagiosa (infecciosa).

Ayer, el Gobierno prohibió la entrada a los extranjeros procedentes de ese país, así como de Dinamarca y Sudáfrica, donde también se ha detectado, aunque el impacto no es grande porque los turistas tienen prohibido el acceso a Israel desde marzo y solo se puede acceder con permisos especiales. A los israelíes y residentes procedentes de estos se les permite el paso pero se les impuso una cuarentena.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, señaló el domingo que la actual morbilidad podría llevar a un tercer confinamiento nacional y ha convocado un encuentro del Gabinete de Coronavirus para debatir hoy la situación, informó el Canal 12 de noticias.

La decisión de un tercer confinamiento, sin embargo, deberá ser tomada en el Gabinete, en el que varios miembros, especialmente del partido Azul y Blanco, parecen oponerse.

El ministro de Salud, Yuli Edelstein, señaló que "está claro que hay que aplicar restricciones reforzadas o un confinamiento" y pidió que se tomen medidas en uno u otro sentido, para parar el ascenso de contagios.

El aumento de casos sucede al tiempo que Israel ha comenzado su programa de vacunación masiva. Netanyahu fue este sábado el primero en ser vacunado en el país, seguido el domingo por el presidente, Reuvén Rivlin, y por personal sanitario, y hoy se comenzará con los mayores de 60 años y miembros de grupos de riesgo.

Ayer fueron vacunados unos 10.000 sanitarios y ya hay unas 200.000 personas en lista de espera para ser inoculados, lo que Salud considera un éxito, tras las encuestas que mostraban que buena parte de la población temía vacunarse.

Tras esta primera semana de pruebas, se espera administrar alrededor de 60.000 vacunas diarias. Cuando se acabe con los mayores de 60 años y los grupos de riesgo, se vacunará a los que tengan profesiones con gran exposición, como los profesores, trabajadores sociales, bomberos, policías, presos y personal de las prisiones, el Ejército y otros miembros de seguridad, a lo que seguirá el resto de la población.

No se vacunará a los menores de 16 años y, al contrario de lo indicado en un primer momento, si se podrá poner la vacuna a embarazadas, mujeres que tratan de quedarse embarazadas, aquellas que dan lactancia o personas con alergias fuertes, a excepción de algunos casos particulares.

El objetivo de Salud es tener un 60 % de la población vacunada para finales del próximo abril, y volver a la normalidad (aunque manteniendo el uso de mascarillas) un mes después de haber alcanzado la inmunidad de grupo. EFE