Israel roza los 5.000 nuevos casos a días de volver a confinarse

Post thumbnailFoto: Magen David Adom vía Twitter
Israel registró este lunes casi 5.000 casos de coronavirus, un nuevo máximo desde el inicio de la pandemia y a tres días del comienzo de un cierre total en el país para frenar la segunda ola, que ha puesto en tensión los servicios hospitalarios.

Los 4.973 contagios detectados ayer lunes vuelven a ubicar a Israel entre los países con mayor tasa de morbilidad del mundo y elevan la cantidad total de infecciones en el país -de unos nueve millones de habitantes- a más de 160.000.

La cifra de nuevos casos identificados representa un preocupante aumento respecto al anterior máximo, registrado el viernes y que apenas superaba los 4.000.

Este récord coincide, sin embargo, con un nuevo máximo de pruebas realizadas en un día, 47.509, que llega tras varios días consecutivos con menos de 35.000 pruebas y que mantiene el porcentaje de resultados positivos por encima del 10%.

Según las nuevas cifras difundidas hoy por el Ministerio de Salud, de los más de 40.000 casos aún activos en el país, 533 se encuentran en estado grave y dos nuevas muertes elevan la cifra total de fallecidos a 1.141.

La gravedad de la situación y la alerta por parte de los hospitales de que temen no dar abasto para tratar a todos los pacientes, llevó al Gobierno a decretar un confinamiento de tres semanas a partir de este viernes.

Este coincidirá con las festividades de Rosh Hashaná (Año Nuevo judío), Yom Kipur (Día del Perdón) y Sucot (los Tabernáculos), caracterizadas por grandes ceremonias religiosas y encuentros familiares.

Durante las semanas de cierre los israelíes no podrán desplazarse a más de 500 metros de su domicilio -con contadas excepciones, las reuniones estarán limitadas a 10 personas en interior y 20 en exterior y cerrarán colegios, centros comerciales, negocios no esenciales y hoteles.

El director general del Ministerio de Salud, Chezy Levy, advirtió ayer que estas medidas se mantendrán hasta que la cifra de contagios baje de los mil diarios.

De no alcanzarse esas cifras, el confinamiento podría extenderse por más tiempo, profundizando aún más las severas consecuencias económicas que se prevén durante este período. EFE