Israel reabrirá algunos centros comerciales y museos, aunque suben los contagios

Post thumbnailEl jefe de Estado Mayor teniente general Aviv Kochavi visita una sala de atención para enfermos de COVID-19 el Hospital Rambam Foto archivo. Portavoz militar
Israel continúa su lenta y progresiva desescalada, esta vez con la decisión de reabrir mañana quince centros comerciales, mercados al aire libre y siete museos en varias ciudades del país. Mientras, los nuevos positivos superaron ayer los mil por primera vez en semanas.

El Gabinete del Coronavirus anunció este jueves luz verde a la reapertura de los centros comerciales, que llevan cerrados más de dos meses, pero solo haciendo primero un "plan piloto" en el que participarán quince de ellos (seis ya decididos y otros nueve que se elegirán por sorteo), antes de abrir la mano para todos los demás.

Los agraciados tendrán que seguir estrictas medidas para poder abrir, entre otras contratar inspectores para que hagan cumplir las normas para la prevención del coronavirus o instalar sistemas para saber en todo momento cuánto aforo hay en el interior. Se calcula una ocupación máxima de una persona cada siete metros cuadrados y no podrá haber más de diez personas en una misma tienda.

También los mercados al aire libre tendrán que poner inspectores para controlar los aforos y deberán pedir a los usuarios al menos cada media hora que mantengan la distancia y eviten colas y aglomeraciones. No se permitirá comer en ellos.

Además, los israelíes podrán empezar a ir desde mañana a siete museos, entre los que se cuentan algunos de los más importantes, como el Museo de Israel, en Jerusalén, o el Museo de Arte de Tel Aviv. Solo se podrán visitar con reserva previa, deberá medirse el aforo, regular el flujo de gente en una sola dirección y se limitarán los tours guiados a diez personas.

Estos cambios se registran mientras el Ministerio de Salud anunció hoy que ayer se superaron los mil contagios diarios, con 1.069, cifra que no se alcanzaba desde finales de octubre. Aun así, el dato está muy lejos de los 9.000 diarios que se llegaron a detectar en septiembre.

El número de casos graves se mantiene en el entorno del medio millar, con 510, una cifra que el sistema sanitario israelí puede manejar. Desde que comenzó la pandemia, han muerto en Israel 2.826 personas por la COVID-19 y más de 330.000 han sido infectadas. EFE