Israel prepara un hospital de campaña ante el aumento de ingresos por COVID-19

Post thumbnailEl ministro de Defensa Benny Gantz se reúne con oficiales de las FDI para evaluar el tratamiento del coronavirus Foto: Ariel Hermoni Ministerio de Defensa vía Twitter
El ministro de Defensa, Benny Gantz, ordenó hoy a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) el establecimiento de un hospital de campaña ante el aumento de ingresos por coronavirus.

Hoy dos centros hospitalarios de Israel, de Jerusalén y Ashdod, anunciaron que ya no tienen capacidad para aceptar a más pacientes, cuando los casos graves ascendieron a 651, 160 pacientes conectados a respiradores.

El hospital de campaña militar aportará 200 camas adiciones, personal sanitario y paradémicos del Ejército y operará a instrucción de Ministerio de Salud, explicó Defensa en un comunicado.

Israel inició el pasado viernes un segundo confinamiento nacional con limitaciones de movimiento, aunque con una larga lista de excepciones, y el Gobierno sopesa endurecer más las restricciones para contener los infecciones.

Según un informe de la Inteligencia militar, la mortabilidad aumentó un 5 % al día durante el mes de septiembre y llegó a superar los 5.500 casos diarios la semana pasada. Además, 1.260 personas fallecieron desde el inicio de la pandemia en marzo.

El cierre actual tendrá una duración de tres semanas, extensible si Israel no consigue aplanar la curva de contagios, y coincide con importantes fiestas, como la jornada de Yom Kipur este domingo, el Día del Perdón, la fecha más sagrada del calendario judío.

El llamado Gabinete de coronavirus se reunirá mañana para evaluar la efectividad de las restricciones y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, no descarta intensificar el confinamiento, como cerrar más centros de trabajo que no sean esenciales. EFE