Israel moviliza miles de soldados para aplicar el toque de queda nocturno

Post thumbnailEl comandante de Pikud Haoref general Uri Gordin visita un puesto de control de COVID-19 en Kafr Qassm Foto Portavoz militar
Israel desplegará miles de soldados en cuarenta localidades con alta tasa de contagios en las que se aplicará un toque de queda nocturno a partir de hoy para frenar la segunda ola de coronavirus.

"Ordené al Ejército que refuerce" estas áreas "con miles de militares", declaró el ministro de Defensa, Benny Gantz, que esta mañana visitó un centro de control de la pandemia de las fuerzas armadas en Kfar Qasem, una ciudad árabe del centro de Israel con un elevado índice de infecciones.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) -que forman parte del plan estratégico contra la pandemia- realizarán tareas de control y asistencia en una cuarentena de localidades definidas como "zonas rojas", en su mayoría árabes y de población judía ultraortodoxa.

Estas serán sometidas a partir de hoy a un cierre nocturno desde las siete de la tarde hasta las cinco de la mañana, además de otras restricciones permanentes, como la clausura de escuelas y la limitación de reuniones públicas.

Inicialmente, el Gobierno había previsto el confinamiento total sobre las zonas más afectadas, pero ayer descartó esta opción a última hora tras presiones de líderes de la comunidad judía ultraortodoxa, que amenazaron con dejar de cooperar con las autoridades si alguna de sus urbes era confinada.

Esto obligó a Netanyahu a negociar in extremis con los partidos ultraortodoxos -socios cruciales de su coalición- y a comprometerse a tomar medidas más ligeras para evitar un cierre completo, según medios locales.

La confusión de algunas restricciones y los cambios de última hora del Ejecutivo para luchar contra la pandemia han generado críticas en la oposición y la opinión pública.

A pocas horas de que comience el toque de queda nocturno, el Gobierno no había publicado las cuarenta ciudades afectadas que tendrán que seguirlo.

Israel no consigue contener la segunda ola de coronavirus, con más de 2.200 casos ayer domingo, y teme además un aumento de contagios por el inicio la semana pasada del curso escolar.

Desde el 1 de septiembre, más de 230 estudiantes y profesores han dado positivo por el virus, y más de 5.000 alumnos y personal educativo están en cuarentena.

Desde el inicio de la pandemia, el país ha registrado más de 132.000 positivos y 1.022 muertes. EFE