Israel mantiene la alerta en la frontera con el Líbano ante el temor a un ataque de Hezbollah

Post thumbnailFoto ilustración Poratvoz militar
El Ejército israelí mantiene hoy la alerta en su frontera con el Líbano ante el temor de que el grupo terrorista chií Hizbulá ataque en represalia por la muerte de uno de sus miembros la semana pasada en Siria durante un ataque atribuido a Israel.

Las tropas desplegadas en el norte del país han sido reforzadas con artillería y sistemas de defensa aérea, informó hoy la emisora pública Kan.

Anoche, un dron israelí se estrelló en territorio libanés mientras realizaba una misión a lo largo de la Línea Azul, la demarcación que separa a Israel de Líbano.

Su caída se debió probablemente a un fallo técnico, pero se sigue investigando y se desconoce con exactitud si fue derribado o cayó por una avería.

En los últimos días, Israel ha reforzado su presencia en la zona: la semana pasada desplazó más tropas, restringió la circulación en algunas carreteras cercanas a la frontera al uso de vehículos militares y limitó el tráfico a civiles en ciertas rutas. A pesar de ello, la vida en la región sigue con normalidad.

"No queremos ninguna escalada innecesaria, pero cualquiera que nos ponga a prueba" se enfrentará a fuertes represalias, advirtió el ministro de Defensa, Benny Gantz, que visitó la zona y se reunió con altos mandos del Ejército.

Israel, aseguró, seguirá garantizando su seguridad en la región, lo que incluye acabar con "el atrincheramiento iraní en Siria, bloquear el traslado" de armamento avanzado a ese país, e "impedir el desarrollo" de misiles guiados de precisión en Siria y Líbano.

Desde hace años, las fuerzas israelíes atacan objetivos de Hezbollah y de grupos armados proiraníes en Siria -donde estos respaldan al régimen de Bashar al Assad- para tratar de impedir que establezcan una presencia militar permanente en la región.

El Ejército israelí prevé que en el corto plazo pueda haber "potenciales acciones enemigas", después de que Hezbollah amenazase la semana pasada con vengar la muerte de uno de sus miembros en un ataque supuestamente israelí en Damasco (Siria). EFE y Aurora