Israel identifica a la unidad iraní responsable de la colocación de artefactos explosivos en el Golán

Post thumbnailMinas antipersonales colocadas en agosto pasado por una célula dirigida por Irán en la frontera entre Israel y Siria Foto: Portavoz militar
Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) identificaron a la Unidad 840 de Irán como el factor que está detrás de la colocación de minas antipersonales en la frontera con Siria en los Altos del Golán. Se trata de una unidad relativamente secreta responsable, entre otros, de la planificación y el establecimiento de infraestructuras terroristas fuera de Irán, contra blancos occidentales y de la oposición. La Unidad 840 opera bajo la dirección de la “Fuerza Quds”, que es la unidad de elite del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní para las operaciones en el exterior.

En el mes de agosto pasado, observadoras de las FDI, detectaron una célula terrorista que, bajo la dirección iraní, estaba colocando minas antipersonales junto a la valla fronteriza. La célula, compuesta por cuatro individuos, fue destruida por una fuerza especial israelí de reconocimiento conocida como “Maglan”, en la jurisdicción de la 210° División, llamada “Bashan”, del Comando Norte, responsable del frente con Siria.

En la madrugada del miércoles una fuerza del Cuerpo de Ingenieros de Combate, y otros combatientes de las FDI, descubrieron casi en el mismo lugar otras minas antipersonales parecidas y las neutralizaron.

El incidente crispó al establishment de Defensa israelí, que respondió con una ola ataques aéreos contra ocho blancos militares en el territorio sirio; desde el lado sirio de los Altos del Golán hasta Damasco, provocando la muerte de un número de efectivos.

Los blancos incluyeron un complejo militar iraní cerca del Aeropuerto Internacional Damasco, barracas militares secretas que albergaban a altos oficiales iraníes y delegaciones visitantes, un puesto de comandancia de la Séptima División del Ejército Sirio que al parecer colabora estrechamente con la Fuerza Quds iraní, y plataformas móviles de misiles tierra-aire que abrieron fuego contra los aviones de combate israelíes durante la acometida.

Una fuente militar siria le dijo a la agencia oficial de noticias siria SANA que tres militares sirios murieron durante el ataque aéreo israelí y que se registraron daños materiales.

En cambio, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una organización no gubernamental, vinculada a la oposición, con sede en Londres, pero con una amplia red de activistas en el terreno, elevó la cifra de fallecidos a diez.

El Observatorio reportó que durante el ataque israelí murieron tres oficiales miembros de las defensas aéreas sirias, cinco milicianos de la “Fuerza Quds”, que se cree que son iraníes, y otros dos milicianos, de los que aún no se sabe si eran iraníes o libaneses.

El Observatorio indicó que la cifra de víctimas fatales podía subir debido a que el ataque produjo varios heridos, algunos de ellos de gravedad.

El portavoz de las FDI difundió un video de al menos tres de los ataques aéreos israelíes e indicaron que el ataque es solamente un mensaje, una invitación, a los iraníes para que se retiren de Siria, especialmente de la zona cercana a la frontera con Israel, donde se los acusa de estar tratando de reclutar a factores locales con el objetivo de establecer una infraestructura terrorista para lanzar desde allí ataques contra el Estado judío.

https://twitter.com/IDF/status/1329128007844450304