Israel desarrolla un dispositivo láser para acabar con los drones y globos incendiarios de Gaza

Post thumbnailUn soldado israelí muestra un dron palestino atado a material inflamable junto a la frontera con Gaza Foto: REUTERS/Amir Cohen
La Guardia de Frontera, un organismo que depende de la Policía de Israel, desarrolló un nuevo sistema de rayo láser capaz de derribar drones pequeños (multicópteros), globos y cometas (barriletes), como los que los terroristas palestinos suelen lanzar desde la Franja de Gaza, hacia el territorio israelí.

El sistema, denominado “Cuchilla de Luz” (“Lahav Or” o “Light Blade”), fue diseñado para la Policía y las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) por tres ingenieros del sector privado que trabajaron con investigadores de la Universidad Ben Gurión y los Departamentos de Tecnología de la Policía y las FDI, señala un reporte del Canal 12.

Light Blade fue creado para enfrentar las amenazas provenientes de la frontera norte y la Franja de Gaza, y es capaz de operar tanto de día como de noche, añade el informe. El rayo láser tiene un alcance de aproximadamente dos kilómetros, y el sistema puede ser transportado en un pequeño remolque o instalado en un camión.

El comandante de la Guardia de Frontera, inspector general Kobi Shabtai le dijo al Canal 12 que: “El sistema ofrece una respuesta casi total a todas las amenazas de los globos y cometas, y una solución efectiva y segura a la amenaza de los drones pequeños (multicópteros)”.

Por ahora, se ha fabricado un solo modelo del Blade Light a un costo de alrededor de un millón de dólares; pero, la Policía cree que se pueden fabricar rápidamente numerosos dispositivos.

En comparación, los pequeños aparatos que usan los grupos terroristas Hamás y Hezbollah, que dado su diminuto tamaño logran eludir los radares convencionales, tienen un costo mínimo y pueden adquirirse a través de la red de internet.

A fines de marzo del año pasado, durante protestas encuadradas en la llamada “Marcha del Retorno”, los palestinos de Gaza comenzaron a lanzar cometas y globos -y también pequeños drones-, cargados con material inflamable o artefactos explosivos, hacia el territorio israelí.

Los bomberos israelíes han combatido denodadamente miles de incendios provocados intencionalmente con esas tácticas en bosques y campos de cultivos de las comunidades israelíes cercanas a Gaza. Aunque su número se redujo en forma considerable en 2019, tras un reciente e inestable cese de fuego informal acordado entre el Estado judío y Hamás, grupo que controla la Franja y que está comprometido con destruir a Israel.