Israel debate hoy la posible reapertura de tiendas y parte de las aulas

Post thumbnailFoto: Magen David Adom
Israel volvió a registrar una cifra de infecciones en las últimas 24 horas por debajo de las preocupantes dos mil, con 1.479 nuevos contagios, mientras el Gobierno debatirá hoy los siguientes pasos en la desescalada: reapertura de tiendas y de las aulas para los más pequeños.

El porcentaje de positivos sigue siendo moderado, de un 3,7% frente al 15% que se alcanzó el mes pasado, en el peor momento de la segunda ola, que ha empezado a controlarse tras un mes de confinamiento nacional. La cifra de hospitalizados también ha bajado, situándose hoy en 636, por debajo del límite de 800 que puede gestionar correctamente el sistema sanitario.

El Gabinete del Coronavirus se reunirá esta tarde para seguir decidiendo las medidas de la desescalada, entre ellas la vuelta al trabajo de las tiendas y negocios con atención al público no esenciales, cerrados desde hace más de un mes, y la vuelta al colegio de los niños hasta cuarto de primaria.

Las tiendas no abrirán hasta al menos el 1 de noviembre y la apertura de las clases hasta cuarto podría ser incluso más tarde, ya que el Ministerio de Educación ha informado de que los colegios necesitan al menos un mes de preparación para reabrir con un formato de "burbujas" o "cápsulas".

El Ministerio de Salud insiste en esperar una semana y media antes de dar los siguientes pasos, después de que este domingo se reabrieran los negocios sin atención al público y las guarderías y se levantase la prohibición de alejarse más de un kilómetro del domicilio. Las autoridades sanitarias quieren esperar ese plazo  para levantar más restricciones para poder comprobar los efectos de los últimos pasos en las cifras de contagios.

Entre otras cuestiones, los ministros deberán decidir sobre las peticiones de que se levante la prohibición de rezar en sinagogas, como reclama el sector ultraortodoxo, uno de los más afectados por la pandemia y ampliamente criticado por incumplir las restricciones. Según los planes del Ministerio de Salud, los lugares de oración sólo se podrán reabrir cuando haya menos de 500 nuevos infectados diarios y el número de reproducción del virus sea menor de 0,8.

Ayer, decenas de miles de estudiantes ultraortodoxos regresaron a las aulas, pese a no estar permitido, por orden de influyentes rabinos, especialmente lituanos, que se opusieron a mantener el cierre, lo que ha generado críticas al Ejecutivo por no forzar el cumplimiento de las normas en ese sector de la población.

Ran Saar, director general del servicio de salud Macabi, uno de los mayores del país, criticó hoy en declaraciones a la radio del Ejército (Galei Tzáhal) el modo de actuar de las autoridades: "Las decisiones no son enteramente profesionales, limpias. Los grupos de presión influyen a los que toman decisiones. Creo que entre febrero y marzo próximos alcanzaremos un tercer confinamiento", lamentó.

Israel sufrió una primera oleada relativamente leve del coronavirus, pero en junio empezaron a subir los casos, con una fuerte segunda ola, que le obligó a imponer un nuevo confinamiento nacional.

El país ha sufrido 2.268 muertes y más de 305.000 infecciones, la mitad de ellas en el último mes y medio. EFE