Israel al día - Otra vez los Altos del Golán a la palestra

Post thumbnailTanque israelí en los Altos de Golán y, en segundo plano, el monte Hermón - Foto: Wikipedia - CC BY-SA 2.0
Bajo el actual escenario político en Medio Oriente, Estados Unidos no está dispuesto a correr riesgos. Apoyará el dominio israelí sobre los Altos del Golán. Así lo ha manifestado el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, durante una reciente entrevista.

Sin embargo, ante la legalidad de la declaración del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmada en marzo de 2019, en la que reconocía la soberanía de Israel sobre la estratégica meseta, Blinken dudó.

Legalidad aparte, ¿bajo qué escenario se mantiene el apoyo estadounidense?

Con el peligro latente desde Teherán, que envía constantes amenazas de destrucción contra Tel Aviv, mientras utiliza Siria para apuntar contra Israel, Estados Unidos prefiere que los Altos del Golán, una meseta rocosa de unos 60 kilómetros aproximadamente, al suroeste de Damasco, continúe bajo dominio israelí, debido a su importancia política como estratégica.

Como enclave estratégico, recordemos que el sur de Siria y Damasco, su capital, son visibles desde los puntos más altos del Golán. Precisamente desde esta zona, la artillería siria fue usada contra el norte de Israel, hasta 1967, cuando estaba bajo su control.

Tras la guerra de los Seis Días, en junio de 1967, Israel, durante una guerra justa y en defensa propia, consiguió los Altos del Golán, una barrera natural que protege al Estado israelí de cualquier incursión enemiga.

Por lo tanto, el presidente sirio Bashar al Asad quiere que Israel devuelva esta región, como parte de cualquier diálogo de paz. Pero desde que, en 2011, estalló la guerra civil en Siria, cualquier diálogo referente a los Altos del Golán no ha progresado.

De cara, pues, a este panorama, Estados Unidos no duda en continuar apoyando el dominio israelí sobre este polémico y controversial enclave. Por razones prácticas, claro está. “Mira, dejando a un lado las legalidades de esta cuestión, como asunto práctico, el Golán es muy importante para la seguridad de Israel”.

Hoy en día, un “asunto práctico”. Pero mañana la postura podría cambiar.

En otras palabras, si Irán y Siria no representaran una amenaza para Israel y la estabilidad en Medio Oriente, la posición estadounidense sería probablemente distinta, tomando en cuenta la presión internacional.