Informe: La académica liberada por Australia había sido detenida por los iraníes cuando descubrieron que su pareja era israelí

Post thumbnailKylie Moore-Gilbert Foto: IRIBNEWS/WANA (West Asia News Agency) vía REUTERS
La académica australiano-británica Kylie Moore-Gilbert, liberada de prisión en Irán el miércoles pasado, había sido detenida en la República Islámica cuando las autoridades de Teherán descubrieron que su pareja era un israelí, según un reporte del diario australiano Sydney Morning Herald.

La televisión estatal iraní informó el miércoles de que Moore-Gilbert fue intercambiada por tres ciudadanos iraníes que estaban presos en el extranjero, descritos por la prensa oficial como "tres activistas económicos iraníes que fueron detenidos por intentar sortear las sanciones" contra el país persa.

De acuerdo con el diario australiano, a Camberra y Teherán les llevó alrededor seis meses alcanzar un acuerdo.

Por su parte, el Gobierno de Australia negó que haya intercambiado a presos iraníes en territorio australiano a cambio de la liberación de Moore-Gilbert, excarcelada el miércoles tras permanecer 800 días (más de dos años) detenida en Irán.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, afirmó a los medios que "ninguna persona detenida en Australia ha sido liberada" a cambio de la académica, pero evitó pronunciarse sobre otros países, sin citarlos.

No obstante, los medios australian apuntan a que al menos dos de los tres presos liberados son iraníes detenidos en 2012 por intentar atentar en Bangkok contra diplomáticos de la Embajada de Israel.

El primer ministro australiano se negó a ampliar sobre el intercambio de prisioneros, que según el Sydney Morning Herald incluyó a oficiales tailandeses.

Las autoridades de Tailandia anunciaron que enviaron a tres iraníes detenidos en 2012 de regreso a Irán. Mientras que el diario The New York Times informó que Tailandia los había arrestado por su participación en la intentona terrorista en Bangkok.

Tanto los funcionarios australianos como Moore-Gilbert negaron reiteradamente los alegatos de Irán de que la académica era una espía israelí.

Moore-Gilbert, experta en estudios islámicos, fue detenida en Irán en septiembre de 2018, aunque no fue hasta un año después cuando se conoció públicamente su caso.

La académica de la Universidad de Melbourne, quien denunció a través de unas cartas que sufría maltrato e incluso ofertas para ser espía proiraní, fue condenada el año pasado a diez años de cárcel por espionaje y ha permanecido entre rejas en Irán hasta ahora.

"La liberación de la doctora Moore-Gilbert ha sido una prioridad absoluta del Gobierno desde su detención", dijo en un comunicado la ministra australiana de Exteriores, Marise Payne.

Payne recalcó que el Ejecutivo de Camberra "ha rechazado consistentemente las bases en las que el Gobierno iraní arrestó, detuvo y condenó a la doctora Moore-Gilbert y lo seguimos haciendo".

Tras regresar a Australia, la académica se someterá a una cuarentena, en un lugar que no será revelado, agregó la ministra.

"Llegué a Irán como amiga y con intenciones amistosas, y salí de allí con esos sentimientos no solo intactos, sino fortalecidos", apunta la académica en un comunicado donde agradece al Gobierno australiano su mediación a lo largo de este periodo tan "traumático y largo" y pide a los medios que respeten su privacidad. Aurora y EFE