Hamdok dice que la salida de la lista negra permite exención de deudas a Sudán

Post thumbnailMike Pompeo y Abdallah Hamdok Foto archivo: Alsanosi Ali Departamento de Estado de EE.UU. vía Flickr
El primer ministro sudanés, Abdallá Hamdok, dijo hoy que la salida de Sudán de la lista de países patrocinadores del terrorismo de Estados Unidos permitirá al país árabe "ser eximido de las deudas externas", que aseguró que ascienden a 60.000 millones de dólares.

"Esta decisión permitirá a Sudán ser eximido de las deudas externas. Hoy tenemos deudas de más de 60.000 millones de dólares", dijo el primer ministro sudanés en un discurso televisado tras el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirar el país de la lista negra cuando pague las compensaciones a las víctimas del terrorismo.

Asimismo, Hamdok afirmó que "después de negociaciones continuas durante más de un año" con Washington, Sudán logró "disminuir las compensaciones de más de 10.000 millones de dólares" a los 335 millones acordados con las familias de las víctimas del terrorismo y que el país tiene que depositar para salir de la lista negra.

En este sentido, aseguró que el país, que está sumido en una grave crisis económica, logró reunir el dinero para las inmediaciones a través de las exportaciones de oro.

Una vez se complete la transferencia y Sudán sea eliminado de la lista de países patrocinadores del terrorismo, "se abre la puerta a las inversiones regionales e internacionales" al país árabe "tras décadas de aislamiento", aseguró Hamdok

"Sudán vuelve al sistema financiero internacional", celebró el primer ministro sudanés, visiblemente emocionado durante el discurso.

Así, indicó que este paso dará oportunidades para el desarrollo de la tecnología en el país, así como para la reconstrucción de las vías marítimas, aéreas y ferroviarias, "cuyas infraestructuras quedaron destruidas por la prohibición de importar repuestos".

La previsible salida de Sudán de la lista de estados patrocinadores del terrorismo por parte del Departamento de Estado permitirá al país africano acceder a nuevas vías de ayuda internacional al desarrollo, e incluso podría favorecer los planes de Washington para que Jartum normalice relaciones con Israel.

Hamdok no hizo referencia a la normalización de relaciones con Israel durante su discurso, pero anteriormente ya dijo que "no debe estar vinculada" a la salida de la lista negra, puesto que requiere un "diálogo social profundo" en Sudán.

Sudán necesita salir de la lista para normalizar su relación con los organismos multilaterales de crédito en un momento crítico en el que atraviesa una profunda crisis económica y vive un proceso de transformación institucional tras el derrocamiento del exdictador Omar al Bashir en abril del año pasado. EFE