Hamás condena la normalización de Marruecos con Israel: Es "un pecado político"

Post thumbnailEfectivos de Hamas en Gaza
El grupo terrorista islámico Hamás, que gobierna con puño de hierro la Franja de Gaza, condenó el anuncio del establecimiento de lazos diplomáticos entre Israel y Marruecos, que calificó como "un pecado político" y "una transgresión que no sirve a la causa palestina".

"La ocupación (Israel) explota" los procesos de normalización con países árabes "para aumentar la dosis de su política agresiva contra nuestro pueblo palestino e incrementar su expansión colonial", argumentó el portavoz de Hamás en la Franja, Hazem Qasem, tras el anuncio del presidente de EE.UU., Donald Trump, de que Marruecos e Israel normalizarán sus relaciones.

El paso tomado por las autoridades marroquíes "anima" a Israel "a seguir negando los derechos del pueblo palestino", alega Hamás, designado como grupo terrorista por la Unión Europea (UE) y EE.UU. entre otros, y advierte a la Autoridad Palestina (AP) de que su reanudación de la coordinación con Israel en noviembre "alentará" a otros países "a unirse al camino de la normalización".

La Jihad Islámica Palestina (JIP), otro grupo terrorista que pretende exterminar a Israel y que cuenta con fuerte presencia en Gaza, consideró que el paso dado por Rabat -que sigue a Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán- es un ejemplo de como "algunos regímenes árabes continúan cayendo en el fango de la traición".

"Lo que hizo el régimen gobernante en Marruecos es una traición a los fundamentos del islam y el arabismo" que agrava "la hostilidad contra Jerusalén y Palestina", declaró la organización, fuertemente financiada y armada por Irán, en un comunicado.

También se pronunció Nabil Shaath, asesor del presidente palestino, Mahmud Abbás, que aseguró que el establecimiento de vínculos entre Israel y esa monarquía árabe "es inaceptable para la causa palestina".

A su vez, expresó que el liderazgo palestino condena cualquier acercamiento entre Israel y los países árabes y criticó las medidas que está tomando Trump en sus últimas semanas en el poder, antes de ceder la Presidencia al demócrata Joe Biden el 20 de enero.

"En sus últimos días al mando", Trump dedica "la mayor parte de su tiempo en interés de Israel", lamentó Shaath, que pidió a los países árabes que reconsideren y que vigilen las políticas del Gobierno del primer ministro, Benjamín Netanyahu, basadas en "el mantenimiento de los asentamientos, la anexión y la ocupación".

El anuncio de Trump sobre el establecimiento de lazos entre Israel y Marruecos se dio en simultáneo con el reconocimiento estadounidense de soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. Aurora y EFE