Gabbay: “Comienza la marcha para el cambio en Israel"

Post thumbnailAvi Gabbay Foto: Facebook
El ex ministro, Avi Gabbay, fue electo presidente del Partido Laborista, tras derrotar, contra todas los pronósticos, al  veterano diputado y ex titular de Defensa, Amir Peretz, en un giro dramático de la encarnizada lucha por la dirección de la organización política.

Gabbay triunfó en segunda vuelta con el 52,4 por ciento de los votos, Peretz le pisó los talones con el 47,6 por ciento. Gabbay consiguió 16.080 votos frente a los 14.734 votos que obtuvo Peretz.

Gabbay recibió el apoyo de los diputados Shelly Yachimovich, Stav Shaffir, Eitan Cabel y Mijal Biran.

El ex primer ministro Ehud Barak también había anunciado su respaldo a Gabbay, en la disputa por el liderazgo del laborismo.

El presidente saliente del partido, diputado Itzhak Herzog, y el diputado Erel Margalit habían dado su apoyo a Amir Peretz.

En la primera vuelta, Peretz había logrado un significativo 32,7% (10.141 votos), secundado por Gabay con el 27% (8.345 votos).

Peretz y Gabbay son ambos de origen marroquí (judíos sefardíes), pero el parecido termina allí. El ex ministro de Defensa, Peretz es un veterano líder del partido con un historial como sindicalista; mientras que Gabbay -ex ministro de Protección del Medio Ambiente, por el partido centrista Kulanu, y ex CEO de la gigantesca empresa de telecomunicaciones Bezeq- es un novato y una incógnita en las filas del movimiento socialdemócrata.

En una demostración de unidad, Peretz congratuló a Gabbay expresó a sus partidarios que va estar al lado del triunfador y lo ayudará para que el Partido Laborista “regrese al poder”.

La elección de Gabbay es la prueba de una “revolución” dentro del partido. “Los afiliados quieren la victoria”, apuntó manifestó Barak. “Bibi (Netanyahu) está transpirando y tiene razón”.

Con esta Victoria, Gabbay tomará inmediatamente las riendas del partido; pero no puede ser el líder de la oposición parlamentaria porque no ocupa ningún escaño en la Knéset (Parlamento). Necesita elegir un diputado para ese puesto, y, a continuación, la mayoría de los legisladores de la oposición deben aprobar la elección. Gabbay ha dicho que quiere mantener a Herzog, como jefe de la oposición.

La diputada Tzipi Livni, cuyo partido Hatnuá integra la plataforma electoral Campo Sionista junto con el laborismo, dijo que la victoria de Gabbay marca un optimista punto de inflexión para ese partido.

“La misión compartida por nosotros en este momento es generar una renovada y genuina esperanza para reemplazar al gobierno y ofrecer un camino mejor para Israel y sus ciudadanos”, manifestó Livni.

Gabbay afirmó que su victoria trae esperanza a los habitantes del país. “Nuestro papel ahora es ponernos verdaderamente en marcha para materializar esa esperanza para los ciudadanos de Israel”