Francia refuerza la seguridad en las sinagogas tras el último atentado

Post thumbnailEl ministro del Interior de Francia Gerald Darmanin visita la sinagoga de Boulogne-Billancourt Foto: Bertrand Guay/Pool vía REUTERS
El ministro francés de Interior, Gérald Darmanin, anunció este domingo un aumento de las medidas de seguridad frente al riesgo terrorista en ciertos lugares "simbólicos" y en centros religiosos judíos tras el atentado en París del pasado viernes junto a la antigua redacción de "Charlie Hebdo".

Durante una visita a la sinagoga de Boulogne-Billancourt, ciudad limítrofe con París, Darmanin explicó que se va a "reforzar la seguridad de un cierto número de lugares, incluidos algunos que pueden ser simbólicos" como la que fue la sede de "Charlie Hebdo" cuando se produjo el atentado yihadista de enero de 2015 en el que fueron asesinadas una docena de personas.

El refuerzo también cubrirá instalaciones religiosas judías. El ministro recordó que hay 774 de ellas bajo protección en Francia y que este fin de semana eso significa la movilización de 7.000 policías y militares.

"Los judíos son particularmente el objetivo de atentados islamistas", recordó.

Estos anuncios llegan dos días después de que un joven paquistaní, identificado como Ali Hassan, hiriera de gravedad con arma blanca a dos periodistas que estaban fumando en el exterior del edificio en que se encuentra la productora de televisión en la que trabajan.

El mismo edificio que hasta el atentado de enero de 2015 albergaba la redacción de "Charlie Hebdo" que, según ha reconocido el autor confeso de los hechos -que fue detenido apenas una hora después de su agresión el mismo viernes-, era el objetivo de su acción.

Aparentemente no estaba al corriente de que la revista satírica se había mudado por razones de seguridad.

Este nuevo ataque se produce cuando se está celebrando desde comienzos de septiembre el juicio por el ataque en enero de 2015 de los hermanos Chérif y Said Kouachi contra "Charlie Hebdo" y de las acciones de otro terrorista islámico vinculado con ellos, Amedy Coulibaly.

Coulibaly asesinó a una policía en la ciudad de Montrouge y protagonizó una toma de rehenes en un restaurante judío, donde mató a tres personas más.

Ali Hassan ha declarado haber actuado solo, pero al igual que él hay otras ocho personas de su entorno (como un hermano menor, pero también algunos de los que compartían o habían compartido vivienda con él) bajo arresto para aclarar posibles complicidades. EFE