FOA. Luchando contra el antisemitismo online

Post thumbnail
FOA (Fighting Online Antisemitism) es una nueva organización con sede en Israel, pero con colaboradores a nivel mundial. Casi 100 voluntarios jóvenes que dedican parte de su tiempo en la causa de esta organización. También, monitorea en 10 idiomas las falsas noticias contra Israel, las FDI y el antisemitismo en general, como la negación de la Shoá o los ataques a comunidades judías o a individuos judíos. En Israel, Estados Unidos y Colombia, aportan la mayoría del voluntariado. Así es el caso de Carlos Bigio, un bogotano, que ahora vive en Israel. Egresado del Colegio Colombo Hebreo. Sus abuelos paternos llegaron a Colombia, emigrando antes de la guerra. Hijo de judíos sefardíes y ashkenazis. En cambio, sus abuelos maternos hicieron Aliá a Israel, luego de sobrevivir la Shoá. El abuelo de Carlos, luchó con el “Palmaj” en la Guerra de Independencia de 1948. Después de esto, emigró a Barranquilla.

Carlos Bigio, estando ya en Israel, decidió enrolarse en las FDI, allí llegó a ser Comandante de la unidad de paracaidistas. Sirvió en las fronteras de Egipto, Líbano y de la Franja de Gaza. También, hizo parte de operaciones en la zona de la Línea Verde, en Judea y Samaria. Culminó su servicio en el 2008, en la operación “Plomo Fundido”. En esta operación evidenció como Hamás, utilizó a su propia población civil, incluidos niños y mujeres, quienes fueron utilizados como “escudos humanos”. Esta operación fue el resultado de los ataques terroristas del grupo Hamás hacia la población civil de Israel. Hamás que controla parte de la Franja de Gaza, es considerada como una organización terrorista que viola los DDHH y el DIH.

Bigio, al ver que la prensa internacional acusaba a Israel, reportaban falsa información, tergiversaban lo sucedido e intentaban poner al mundo en contra de Israel, decidió hacer algo para cambiar esto. ¿Cómo era posible que la prensa internacional culpara a Israel, si era el propio Hamás quien atacaba tanto a la población civil palestina como a la israelí? Carlos comprendió en ese momento que no solo se podría defender a Eretz Israel de forma militar, sino que había que hacer algo en contra de la falsedad presentada por la prensa, del antisemitismo y de la difamación hacia Israel y las Fuerzas de Defensa.

Bigio, comenzó su labor de “Hasbará”, es decir de llevar la verdad a personas en general, pueden ser judías o no, sobre lo que en realidad sucede en el conflicto árabe-israelí, el mismo que la prensa internacional se empecina en tergiversar. Carlos, ha trabajado en diferentes organizaciones que se encargan de esta labor. Organizaciones como: StandWithUs, Zionist Horizon y Reservist on Duty. Allí ha liderado programas educativos y participado en delegaciones para Estados Unidos y América Latina.

En la actualidad Carlos, es reservista activo en las FDI y uno de los directores de FOA. Fighting Online Antisemitism, es el lugar, en el que Carlos y personas como el, que buscaban combatir este tipo de terrorismo, han encontrado. Reportar contenidos falaces, agresivos, antisemitas y en contra de Israel online, es la nueva misión. Escenarios virtuales como Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, TikTok, se prestan para que “haters”, personas que odian a Israel, odian a los judios e incluso van más allá, negando la Shoá, puedan ser detenidos. Si bien, los grupos terroristas armados, atacan de forma bélica y sorpresiva, quienes lo hacen por medios virtuales no hacen algo diferente, solo que sus palabras reemplazan las armas.

En redes sociales, existe una gran variedad de situaciones e informaciones. Se han ido creando post-verdades, mentiras. En medios como Twitter, personas sin escrúpulos se empeñan en calumniar, en difamar y en agredir a quienes consideran diferentes o a quienes simplemente no les agradan. Detrás de una pantalla, toman valor. Es por esto que las “Fake News” toman un revuelo no antes visto. La velocidad de la información actual es inminente. Las mentiras se pueden convertir en verdades en cuestión de minutos y no solo eso, también traspasan los continentes y los idiomas. Pareciera que no se salvaría nadie. Es por esto que organizaciones como FOA, que se organizan dentro de la sociedad civil y se mantienen con fondos privados y donaciones, marcan la diferencia en una lucha contra enemigos a veces invisibles, ergo, pueden causar mucho daño a una persona, a una institución, a una minoría, a un pueblo, a un Estado, como en el caso del pueblo judío y del Estado de Israel.