Florecen acuerdos entre Israel y Emiratos Árabes Unidos

Post thumbnailOren Sadiv, presidente y director ejecutivo de TeraGroup, firma un acuerdo de investigación con Khalifa Yousef Khouri, presidente de APEX National Investment, en Abu Dabi. Foto cortesía de la agencia de noticias WAM Emirates
La normalización de relaciones entre los países incluye embajadas, vuelos directos y convenios bilaterales en seguridad, negocios, cultura y otras industrias.

Dejar atrás la pandemia de COVID-19 podría ser apenas uno de los muchos resultados positivos para la nueva realidad alcanzada entre Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU) que el 13 de agosto acordaron establecer relaciones diplomáticas plenas.

Se espera que este histórico pacto dé lugar a sendos proyectos bilaterales en cuestiones como salud, economía, agricultura, tecnología del agua, telecomunicaciones, seguridad, cultura, turismo y más.

“Hoy marcamos el comienzo de una nueva era de paz entre Israel y el mundo árabe”, afirmó el primer ministro Benjamin Netanyahu luego de anunciar el Acuerdo de Abraham negociado por EEUU con Mohammed bin Zayed Al Nahyan, el príncipe heredero de Abu Dabi.

El 3 de julio pasado, poco más de un mes antes del acuerdo, las empresas Rafael Advanced Defense Systems e Industrias Aeroespaciales de Israel (IAI) firmaron acuerdos con el Grupo 42 de Abu Dabi para colaboraciones de investigación y desarrollo respecto a soluciones contra el coronavirus que causa el COVID-19.

El 15 de agosto, la empresa APEX National Investment de Emiratos Árabes Unidos firmó un acuerdo comercial estratégico con TeraGroup de Israel para desarrollar una investigación sobre el nuevo y fatal virus.

En el ámbito de la cultura, el cantante israelí Omer Adam anunció también que la familia real de los EAU lo invitó a dar un concierto privado.

Netanyahu aseguró que ambos países abrirán embajadas respectivas y vuelos directos además de otros acuerdos bilaterales.

“Este es el mayor avance hacia la paz entre Israel y el mundo árabe de los últimos 26 años. Es la tercera paz formal entre Israel y una nación árabe después de Egipto (1979) y Jordania (1994)”, declaró el mandatario.

La gran diferencia es que Israel y los EAU, una federación de siete estados incluidos Dubái y Abu Dabi, no comparten frontera y nunca combatieron en una guerra mutua. Los lazos comerciales y de seguridad que hoy pasan desapercibidos se fueron construyendo durante los últimos 20 años y los lazos diplomáticos se estrecharon más acá en el tiempo.

Hace cinco años, la directora general del Ministerio de Relaciones Exteriores Dore Gold abrió una misión diplomática en Abu Dabi conectada con la Agencia Internacional de Energías Renovables. En 2018, el ministro de Comunicaciones de Israel asistió a una conferencia de telecomunicaciones en Dubái y el año pasado, el titular de Relaciones Exteriores de Israel habló en una conferencia ambiental de la ONU en Abu Dabi.

A su vez, en octubre de 2018 la responsable de Cultura y Deportes Miri Regev asistió al Grand Slam de Judo de Abu Dabi donde por primera vez los EAU permitieron a los competidores israelíes usar la bandera nacional en sus uniformes y que sonara el himno nacional de Israel en el podio de los ganadores.

De izquierda a derecha, el presidente de la Federación de Judo y Lucha de los EAU, Mohamed Bin Thalub al Derai; la ministra de Cultura y Deportes de Israel, Miri Regev; el ganadora en la categoría de 81 kg, Sagi Muki; y el presidente de la Federación Internacional de Judo, Marius Vizer. Foto cortesía de IJF


El nuevo acuerdo bilateral pone un sello oficial de aprobación a esta relación en curso y le permite expandirse a plena luz del día.

Un portal al mercado árabe

“El desarrollo de vacunas, terapias y pruebas contra el coronavirus será algo prominente en los acuerdos entre Israel y los EUA después del Acuerdo de Abraham”, afirmó Jon Medved, director general de OurCrowd con sede en Jerusalén.

El empresario viajó a los EAU durante años y estableció contactos entre empresarios, inversores y expertos israelíes y del país del Golfo. “Allí tienen hospitales de clase internacional y hay un gran interés en trabajar con Israel en tecnología de atención médica, telemedicina y salud digital”, le contó Medved a ISRAEL21c.

En enero pasado, el ejecutivo participó en la conferencia de inversión SkyBridge Alternatives (SALT) que tuvo lugar en Abu Dabi. Así se convirtió en el primer inversor israelí en disertar en un escenario público en EAU.

Jon Medved fue entrevistado por Natasha D’Souza en la conferencia SALT en Abu Dabi en enero de 2020. Foto cortesía de OurCrowd


“No estaba seguro de que me dejaran hablar abiertamente sobre Israel pero sin embargo estaban ansiosos por escuchar acerca del ecosistema de Israel. Se notaba que estábamos ante tiempos históricos. Me sorprendió mucho lo abiertos que están con nosotros y lo conscientes que son de lo que está sucediendo en nuestro país”, manifestó Medved.

El emprendedor reiteró que EAU ha hecho negocios “detrás de escena” con Israel durante mucho tiempo pero que ahora se convertirá en un socio comercial más grande y un puente hacia otros mercados de la región del Golfo para Israel. “Para la mayoría de nosotros, el mundo árabe ha sido más o menos una idea difusa pero eso está a punto de cambiar. Les venderemos enormes cantidades de equipo de salud y tecnología agrícola, de educación y ciberseguridad”, predijo.

Por otra parte, Medved informó que para la comunidad de empresas emergentes, el acuerdo abrirá una fuente de nuevas y “tremendas” inversiones de los mejores conglomerados del mundo. “No solo tienen mucho dinero allí sino que los emiratíes son increíblemente hábiles, experimentados y listos”, describió. Y añadió: “Nuestro verdadero desafío es ver cómo podemos hacer que esto sea beneficioso para todos al tratar de comprender lo que quieren. Mi sensación es que no quieren ser inversores pasivos sino que quieren construir empresas conjuntas, participar en la transferencia de tecnología, establecer nuevas compañías, hacer negocios y crear empleos y asociación a largo plazo”.

Un acuerdo valiente e histórico

“El Acuerdo de Abraham es un gran logro diplomático para Netanyahu y un valiente acto de liderazgo de Bin Zayed”, afirmó Yoel Guzansky, investigador principal del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional y coautor de Fraternal Enemies: Israel and the Gulf Monarchies (Enemigos Fraternales: Israel y las monarquías del Golfo), publicado este año por la Universidad de Oxford.

Días atrás, en una conferencia de prensa Guzansky, que coordinó la política israelí sobre Irán y los estados del Golfo bajo cuatro asesores de seguridad nacional y tres primeros ministros, dijo que “el anuncio fue histórico y dramático, pero no ciento por ciento sorprendente para quienes han estado hablando detrás de escena con los EAU”.

13 de agosto de 2020, el edificio de la municipalidad de Tel Aviv se iluminó con el diseño de la bandera de los EAU. Foto cortesía del municipio de Tel Aviv-Yafo


“Las relaciones entre Israel y algunos de los Estados del Golfo, especialmente Emiratos Árabes Unidos, son el secreto peor guardado de Oriente Medio. Era casi normal que los israelíes visitaran el Golfo en representación de industrias que van desde la producción de diamantes hasta la agricultura, desalinización y la seguridad”, expresó Guzansky.

De acuerdo con el especialista, las relaciones evolucionaron, sobre todo en los últimos cinco años y en varias dimensiones como la inteligencia de seguridad, el diálogo económico, comercial, cultural y religioso, impulsado y dirigido por Bin Zayed.

Para Guzansky, el acuerdo podría animar a otros países árabes en el Golfo y el norte de África. De hecho, Netanyahu afirmó que espera “ver pronto a más países árabes unirse al creciente círculo de paz de nuestra región”.

Por su parte, Bahréin emitió un comunicado para celebrar el histórico Acuerdo de Abraham mientras que una fuente anónima de Arabia Saudita le dijo al periódico de negocios Globes de Israel que “el mundo árabe tiene mucho que ganar con Israel”.

Finalmente, el Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó el inicio del servicio telefónico con Emiratos Árabes Unidos y declaró que el histórico tratado de paz “beneficiará a toda la región, ayudando a asegurar un futuro más brillante y próspero para todos”.

Fuente: ISRAEL21c