Ex funcionario de la Autoridad Palestina: el “estado israelí de Auschwitz” libra un “holocausto” contra los palestinos

Post thumbnailIssa Qaraqe en una manifestación en solidaridad con los presos palestinos en Israel Foto achivo: Heinrich Böll Foundation Palestine & Jordan vía Wikimedia Flickr CC BY 2.0
En un artículo del 2 de septiembre, 2020 titulado «El prisionero Maher Younis se encuentra en prisión en el «estado israelí de Auschwitz», publicado en el diario sede en Jerusalén Oriental Al-Quds, ‘Issa Qaraqe’, ex-director de la Autoridad de Prisioneros y Prisioneros Liberados de la OLP, escribió que el sionismo está aliado al nazismo y que los israelíes son los nuevos nazis. No existe diferencia, enfatizó Younis, entre las tropas nazis de las SS y las Fuerzas de Defensa de Israel, porque el «estado israelí de Auschwitz» se encuentra estableciendo campamentos y libra un «holocausto» contra el pueblo palestino.

En 1980, Maher Younes y su primo Karim Younes secuestraron y asesinaron a un soldado israelí; ambos fueron condenados a 40 años de prisión. La Autoridad Palestina y Fatah elogian regularmente su acción y los enaltecen y en el año 2017 Karim Younes, quien al igual que Maher todavía se encuentra en prisión, fue nombrado miembro del Comité Central de Fatah.[1]

Lo siguiente son extractos del artículo de Qaraqe:[2]  

«Las razones por las que el prisionero Maher Younes, del pueblo de ‘Ara en los territorios de 1948, ha permanecido en una prisión de la ocupación durante 38 años, junto a los miles de prisioneros que tuvieron la mala suerte de no ser liberados por las organizaciones internacionales de justicia o por las guerras en serie y no fueron rescatados por ninguno de los acuerdos de intercambio de prisioneros, son: un racismo repugnante; la afirmación de superioridad racial y genética; identificación con el mito de que los judíos son el pueblo elegido e Israel es la Tierra Prometida; la política de ver a los demás como infrahumanos y tratarlos como esclavos; incitar a la derecha israelí a establecer campos de exterminio para los palestinos; instigar el asesinato de prisioneros y rociarlos con gas venenoso; compararlos con cucarachas; y convertir a Israel en un estado militarista religioso en el que crece la perspectiva brutal de un colonialismo fanático.

«Nadie escribe sobre el moderno holocausto israelí que entierra vivos a los prisioneros palestinos, en un ataúd de severas sentencias. Los nazis establecieron un número limitado de campos de concentración y de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial, pero desde el año de 1948 hasta el día de hoy, los ocupantes israelíes han establecido cientos de campos, prisiones y centros de detención y han enviado a estos campos más de un millón y medio de palestinos, jóvenes y ancianos, hombres y mujeres. Los historiadores han confirmado que los palestinos que no fueron enviados a prisión fueron expulsados de su tierra y esparcidos por todas partes, tal como sucedió durante el Nakba. Esto recuerda muy bien las marchas de la muerte, cuando los nazis llevaron a los prisioneros a pie hacia el lugar de su expulsión, les fusilaron y ejecutaron…

«El prisionero Maher Younes entró en el Holocausto y ahí se quedo. Al principio, los israelíes lo vistieron a él y a su primo, el prisionero Karim Younes, con las túnicas rojas de los condenados a muerte. Luego, el tribunal israelí los condenó a muerte por ahorcamiento. Luego de ello, la pena fue reducida a cadena perpetua, pero el apetito de asesinar permaneció en la mente de los verdugos. Hitler estaba presente en el corazón de la mentalidad que decretó la pena de muerte para los primos Younes y la Knesset aprobó la ley de ejecución de prisioneros y la ley de retención de los cuerpos de los mártires. Este es un holocausto que tiene lugar ahora en las prisiones y en los cementerios y deriva de la ideología de exterminio y de depuración étnica.

«El prisionero Maher Younes no distingue entre tropas de las SS y soldados de la ocupación israelí. Los nombres son diferentes, pero las misiones son las mismas, las mismas unidades militares y de seguridad llevan a cabo los mismos arrestos, los mismos ataques sorpresa y de opresión y los mismos asesinatos extra-judiciales y oprimir a aquellos prisioneros en las prisiones con todo tipo de violencia. Existe una similitud absoluta en el pensamiento y comportamiento de las SS y los soldados israelíes, principalmente en aplastar la dignidad humana y tratar al palestino como si fuese infra-humano. El Holocausto es la fuerza que motivó sus acciones racistas, la reapertura de las puertas de las fábricas de la muerte y el resurgimiento de las desapariciones forzadas llevadas a cabo por los nazis hace ya más de 75 años. Los israelíes son ​​los nuevos nazis, a quienes el autor israelí Amos Oz advirtió que aparecerían [3] y además cuentan con el apoyo de las instituciones oficiales, el Knesset y los rabinos que les conceden justificación religiosa.

«El prisionero Maher Younes está recluido en el estado israelí de Auschwitz, un estado de servicios de seguridad y de campamentos militares, dispersos desde el punto más al norte de Palestina hasta el punto más hacia el sur; un estado con apariencia militar y alambres de púas en todas partes; un estado que acosa al pueblo palestino con muros, barricadas militares y torres de vigilancia; un estado que no sabe cómo seguir existiendo si este no es el custodio de los campos de detención o del perpetuo conflicto e histeria. El Holocausto se llevó a cabo en tres campos de exterminio en Polonia durante la Segunda Guerra Mundial, pero Maher Younes no está al tanto de las fronteras del holocausto israelí, que ha cruzado la Línea Verde de 1948 y la línea de alto al fuego del año 1967 y que incineró totalmente a la víctima…

«El prisionero Maher Younis se encuentra en prisión en el estado israelí de Auschwitz que ha creado varios holocaustos: una ocupación militar colonialista a largo plazo y un régimen apartheid racista en la región. Este creciente racismo, avivado por los vientos del fascismo, es idéntico al modelo alemán nazi, que tomó el poder al igual que la racista extrema derecha israelí… Las órdenes dadas por Hitler – concentrar a los judíos en los campos, expulsarlos y asesinarlos – son las mismas órdenes emitidas por el editor del libro La Torá del Rey,[4] que se convirtió en un manual para asesinar palestinos, basado en textos religiosos escritos por los más grandes rabinos judíos en varias épocas…

«El prisionero Maher Younes se encuentra en una prisión en el estado israelí de Auschwitz que aprueba leyes racistas y de enemistad hacia los derechos humanos y los derechos del pueblo palestino y además aspira a erradicar su identidad nacional, cultural e histórica… El sionismo es un ente aliado del nazismo, con todos sus fenómenos, el General israelí Yair Golan, ex-subjefe de personal, reconoció esto cuando dijo: ‘Vamos por el mismo camino que los nazis’…[5] Israel es un estado con un sistema judicial militar caracterizado de nazis, que utiliza una discriminación racista en sus tribunales militares. Este condena duramente a los combatientes palestinos y libera a los criminales judíos, o reduce sus sentencias. El derramar sangre palestina está permitido, mientras que la sangre judía es sagrada: esta es una de las recetas nazi cuyo olor se esparce por los pasillos de los tribunales de la ocupación. Los prisioneros palestinos en estos tribunales son etiquetados de terroristas, mientras que los criminales judíos y las bandas de colonos asesinos son etiquetados de héroes nacionales y son condecorados con medallas de excelencia. La presidenta del Tribunal Supremo Esther Hayut ha comparado las recientes leyes aprobadas por el Knesset con las leyes de Núremberg…[6]

«El prisionero Maher Younes permanece en una cárcel en el estado israelí de Auschwitz que descontextualizó el  histórico Holocausto y lo convirtió en un pretexto por todos sus hechos. Todo le está permitido a él: ejecuciones extra-judiciales, detenciones masivas, detenciones administrativas, torturas, abusos, ataques sorpresa, destrucción de viviendas, expropiación de tierras, retención de cadáveres de los mártires, detención de menores y otras graves violaciones. El Holocausto se ha convertido en una escuela de pensamiento y un camino y ha dado lugar en Israel a todo un régimen político, judicial e ideológico. El Holocausto se ha asentado en la mente de los israelíes y se ha convertido en un elemento central interno de su personalidad. De las víctimas, estos se han convertido en verdugos y carceleros que llevan a cabo crímenes organizados bajo el lema de preservar y monopolizar su imagen de víctimas y el ex-portavoz del Knesset israelí Avraham Burg habló sobre ello[7]…»

[1] Véase la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8485 – Autoridad Palestina y Fatah celebra campamento de entrenamiento militar para chicas, llamado así en honor al terrorista encarcelado Karim Younis, 10 de enero, 2020; Despacho Especial No. 7980 – Autoridad Palestina y Fatah continúan con el apoyo oficial y el estímulo a la lucha armada contra Israel, 2 de abril, 2019; Despacho Especial No. 7284 – Autoridad Palestina honra a dos prisioneros que cumplen cadena perpetua por secuestro y asesinato de un soldado israelí; representante del Presidente de la Autoridad Palestina ‘Abbas: ‘Los dos prisioneros son un ejemplo para la nación’, 16 de enero, 2018.

[2] Al-Quds (Jerusalén oriental), 2 de septiembre, 2020.

[3] Aparentemente, es una referencia a las declaraciones hechas el 9 de mayo, 2014 en las que Oz llamó a los grupos de «jóvenes extremistas en la cima de las colinas» que establecían asentamientos ilegales de «grupos neonazis hebreos» (Haaretz, Israel, 10 de mayo, 2014).

[4] La Torá del Rey fue un libro del año 2009 escrito por dos rabinos cuya yeshivá fue clausurada luego por las autoridades israelíes. Centrándose en las leyes judías relacionadas a la guerra, el libro argumenta que bajo esas leyes, asesinar a civiles no-judíos está permitido en ciertas circunstancias. Este desató una generalizada condena pública en Israel.

[5] Aparentemente, esto es en referencia a las declaraciones publicadas el 5 de mayo del 2016 en las que Golan dijo: «Si hay algo que me asusta en el recuerdo del Holocausto, es discernir tendencias nauseabundas que sucedieron en Europa en general y en Alemania específicamente, para ese entonces, hace 70, 80 y 90 años, y el ver evidencia de ellos aquí entre nosotros en el 2016». También dijo el 3 de octubre, 2019 cuando este ya no era sub-jefe de gabinete: «Le estoy recordando a la gente que los nazis llegaron al poder democráticamente, así que hay que tener cuidado, mucho cuidado, para que las figuras extremistas con visión mesiánica no aprovechar la democracia israelí para reemplazar el sistema de gobierno». Ynet.co.il, 3 de octubre, 2019.

[6] Esto se refiere aparentemente a una referencia a las declaraciones de la jueza Hayut el 14 de mayo, 2019 en una conferencia legal en Núremberg, Alemania, en la que advirtió sobre los peligros de limitar la supervisión judicial y proporcionó ejemplos de la Alemania nazi. Sin embargo, la jueza no comparó directamente la legislación israelí con la legislación nazi. Gov.il, 14 de mayo, 2019.

[7] Esta cita es aparentemente una referencia al libro de Avraham Burg Derrotando a Hitler publicado en el año 2007, que incluyó declaraciones tales como «Israel es un estado Auschwitz cuya cultura son traumas y cuya alma se encuentra presa de horror, siempre y con horror a todo». Ybook.co.il.

Fuente: MEMRI