Escritor yemení: La homosexualidad siempre ha existido entre nosotros y no es resultado de influencias occidentales o seculares

Post thumbnailCiudad Vieja de Sana, capital de Yemen Foto ilustración: Shoestring Wikimedia Dominio Público
El nombramiento de Pete Buttigieg, un homosexual declarado, al cargo de secretario de transporte de los Estados Unidos, provocó algunas reacciones negativas en Egipto y en otras partes del mundo árabe.[1] El columnista yemenita Faisal Al-Sufi expresó una actitud diferente escribiendo en el portal yemení Newsyemen.net.

Luego de señalar que muchos miembros de la comunidad LGBT+ han sido elegidos para ocupar cargos en el poder legislativo de los Estados Unidos, este rechazó la opinión, que prevalece en el mundo árabe, de que la homosexualidad y el transgénerismo se originan dentro de la cultura occidental laica. Este llamó a reconocer que estos fenómenos han existido entre los árabes y musulmanes desde tiempos antiguos, tanto antes como después de comienzos del Islam.

Lo siguiente son extractos de su artículo:[2]

«Según la concepción del mundo por parte de algunos yemeníes, la administración estadounidense ha llegado a estar dominada por homosexuales y por personas que han cambiado de sexo, llamadas transgénero, o para usar el apodo con el cual se le denomina a todo el grupo, la comunidad LGBT. Esto se debe a que el resultado de las elecciones estadounidenses trajo consigo a un número considerable de homosexuales, lesbianas y personas transgénero a la Cámara de Representantes y al Senado…

«Por primera vez, una lesbiana [en realidad una mujer transgénero ha sido elegida senadora de estado, una vibrante joven llamada Sarah McBride, del partido Demócrata. La Cámara de Representantes y varias legislaturas estatales también tienen algunos miembros gay, transgénero y lesbianas… tales como Richie Torres, Mondaire Jones, Taylor Small y Stephanie Byers. Todos se unen a aquellos que han ganado un segundo mandato en el cargo…

«El nuevo presidente demócrata Joe Biden, ha designado a miembros de la comunidad LGBT para que ocupen cargos en los ministerios del gobierno y en la Casa Blanca y les permitió unirse al ejército…[3]

«A mi colega columnista en Yemen News Amin Al-Waeli se le vio disgustado cuando Pete Buttigieg, a quien Biden ha designado como secretario de transporte, le dijo al Senado en su audiencia de confirmación: ‘Me gustaría agradecer a Biden por haber puesto su fe en mí persona y me gustaría tomarme un momento para presentar a mi esposo… Estoy muy orgulloso de tenerlo a mi lado’. Su compañero se colocó detrás de él, asintiendo con placer y felicitaciones y es del mismo sexo que el propio Buttigieg.

«Seamos honestos. Los árabes y musulmanes condenamos a los estadounidenses y europeos por ello. Constantemente maldecimos su cultura y culpamos a su gran civilización por todos y cada uno de sus defectos, ya que no queremos culparnos a nosotros mismos. Le decimos a nuestra población: Observen esta desintegración social y toda esta perversión sexual. Todo ello se origina en la sociedad laica occidental, que carece de fe en Alá, en Su Mensajero, Sus Escrituras, Sus Ángeles y fe en el Día del Juicio Final… y sin embargo, al mismo tiempo y de la misma manera, secretamente participamos en los mismos comportamientos…

«Condenamos a los estadounidenses y europeos y olvidamos que el fenómeno de la homosexualidad apareció por primera vez en la Península Arábiga. Miles de años antes de que aparecieran los transexuales modernos, este fenómeno se extendió desde la Península Arábiga a otras partes del mundo. Según el Corán, la tribu de Lot era una tribu nómada beduina que vivía en el desierto. Los miembros de esta tribu no eran habitantes afeminados de la ciudad ni occidentales, sino pervertidos corruptos que hacían lo que les venía en gana y lo hacían abiertamente. Incluso intentaron irrumpir en el hogar de su profeta Lot cuando se enteraron de que había invitados muy guapos alojados allí, aunque su profeta les hizo retroceder, rogándoles: ‘¡No me avergüencen delante de mis invitados!’ Estos guapísimos invitados eran ángeles enviados a Lot por Alá.

«Lo mismo ocurre con los hombres que se comportan como mujeres, lo que ahora se resuelve cambiando de sexo de hombre a mujer o viceversa. Los autores de los libros en leyes islámicas dedicaron capítulos especiales a este tema y los libros de poesía árabe también incluyen muchas anécdotas sobre hombres que se comportan como mujeres…

«Aquellas que ahora se les llama lesbianas se les denomina sihaqiyyat en árabe y se conocen entre los árabes desde épocas muy antiguas, tanto antes como después de comienzos del Islam. Fuentes árabes preislámicas afirman que la primera lesbiana fue Ruqash bint Al-Hassan, quien se enamoró de la esposa de Nu’man bin Al-Mundhir cuando Ruqash la visitó, se ganó su corazón y siguió elogiando el sexo lésbico en sus oídos y el placer que esto pudiera brindar. Ella dijo: ‘Nuestro encuentro nos protege a nosotros de la desgracia y nos damos cuenta de nuestros deseos y luego se conocieron, es decir, entablaron relaciones sexuales lésbicas…

«Este comportamiento continuó después del advenimiento del Islam y todavía es común en nuestra época. El filólogo y gramático del siglo 9 ‘Abd Al-Malik ibn Qurayb Al-Asma’i informó una vez: ‘Yo me encontraba en el palacio del califa Harun Al-Rashid y este preguntó distraídamente: ‘¿Dónde está Al-Asma’i? Yo me presenté ante él y este dijo:’ ¿Quién es el que habla? ¿No utilices un remo? ¿Y qué significa todo ello? ‘Yo le dije: ‘Es un poema escrito por unas lesbianas de Basora’.

«Yo sé que algunos extremistas me condenarán por utilizar estas palabras, pero el hecho de que estas aparecieran dentro de la poesía árabe antes y después del advenimiento del Islam es justificativo suficiente para mí. Algunas son mencionadas también en el Corán, en los diccionarios árabes y en las tradiciones del Profeta Mahoma. Los árabes no se pusieron de acuerdo sobre estos términos sin razón alguna, sino con el fin de utilizarlos para alcanzar un entendimiento en la vida cotidiana…»

[1] Por ejemplo, Muhammad Hassan Al-Banna, ex-editor del diario del gobierno egipcio Akhbar Al-Yawm, escribió que la administración estadounidense es libre de hacer lo que desee, pero no tiene derecho a «imponer tal tontería sobre nuestra sociedad». Akhbar Al-Yawm (Egipto), 24 de enero, 2021. Gamal Bayoumi, ex-vice canciller de Egipto, escribió en su página Facebook en contexto al nombramiento de Buttigieg: «Cuando exigimos que los derechos humanos sean un tema prioritario en nuestra agenda, lo hacemos por el bien de los egipcios y no para complacer a Europa o a los Estados Unidos. Para ellos, los derechos humanos incluyen prohibir las ejecuciones, prohibir la poligamia y reemplazarlo con relaciones sexuales prohibidas e hijos ilegítimos y permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pronto pudiéramos ser visitados por un ministro estadounidense y su pareja del mismo sexo… «Facebook.com/profile.php?id=100006176409202, 23 de enero, 2021. Véase también la serie de MEMRI Despacho Especial No. 8350 – Artículo en el portal de la Hermandad Musulmana: Elección de un presidente de los Estados Unidos gay ejercerá presión sobre los países árabes para que permitan la homosexualidad; El Profeta Mahoma ordenó el asesinato de homosexuales – 5 de noviembre, 2019.

[2] Newsyemen.net, 27 de enero, 2021.


[3] Esto aparentemente es una referencia a la revocación realizada por Biden a la prohibición impuesta por su predecesor para que las personas transgénero puedan servir en el ejército.

Fuente: MEMRI