Escritor saudita: Al disfrutar de buenas condiciones de vida, derechos y democracia es poco probable que los árabes israelíes renuncien a su ciudadanía israelí

Post thumbnailNiños palestinos conmemoran el aniversario del nacimiento del profeta Mahoma cerca de la Cúpula de la Roca en el Monte del Templo de Jerusalén el 29 de octubre de 2020 Foto: REUTERS/Ammar Awad
En un artículo publicado el 22 de diciembre, 2020 en el diario en Londres Al-Sharq Al-Awsat, el periodista saudita Mishaal al-Sudairy escribió que es muy poco probable que los ciudadanos árabes israelíes renuncien a su ciudadanía israelí, ya que su situación en el país es muy buena: estos ciudadanos son parte de la economía israelí, trabajan como médicos, abogados y artistas, entre otras profesiones. Los árabes israelíes ocupan cargos políticos, representan a Israel en el exterior e incluso sirven en sus aparatos de seguridad. También existen atletas árabes en equipos deportivos israelíes, señaló al-Sudairy, tales como el futbolista Dia Saba, que anteriormente fue adquirido por un equipo israelí en una transferencia récord en dinero de más de 2 millones de euros y ahora se ha unido al club Al-Nasr de la Liga Profesional de los Emiratos Árabes Unidos y lo representará en la Liga del Golfo.

Lo siguiente es una traducción al español del artículo publicado en el portal saudita Al-Arabiya.[1]

«Una mujer palestina llamada Huda Naccache fue seleccionada recientemente para ser la representante de Israel en el certamen de belleza Miss Earth en Filipinas. Huda declaró que participó en el certamen con el propósito de arrojar luz sobre su comunidad árabe-israelí.

«Yo observé las fotografías de Huda y leí sus palabras y debo admitir que tiene tanto la apariencia y figura como la inteligencia para ello.

«Algunos atacaron a Huda por representar a Israel, pero este es un ataque sumamente frívolo por dos razones. Primero, los palestinos representan al menos el 22% de los ciudadanos de Israel y se espera que esta proporción aumente al 50% en las próximas cinco décadas debido a su alta tasa de natalidad.

Segundo, antes de Huda, cuando el poeta Mahmoud Darwish vivía en Israel y poseía pasaporte israelí en los años sesenta, formó parte de la delegación israelí en el Festival de la Juventud de los Países Socialistas (Festival Mundial de la Juventud y de los Estudiantes) en Moscú en la Unión Soviética, como miembro del Partido Comunista israelí.

«Está fuera de toda discusión que los palestinos que viven en Israel renuncien a su ciudadanía israelí, al igual que los musulmanes hindúes que se niegan categóricamente renunciar a su ciudadanía hindú y tenerla en un país musulmán como Pakistán, por razones relacionadas a las condiciones de vida, practicidad, derechos, democracia e incluso el futuro.

«Muchos palestinos que poseen la ciudadanía israelí se dedican a la vida profesional en el lugar y no existe ningún tipo de vergüenza en ello. Son empleados, médicos, ingenieros, abogados y artistas. Muchos palestinos, hombres y mujeres, incluso participan sin ningún tipo de vergüenza ni pena y con muchas ganas en los servicios de seguridad pública y del ejército en los territorios israelíes o en las fronteras. Incluso estos prestan juramento al graduarse de los institutos universitarios en materia de seguridad y militar y saludan la bandera israelí.

Además, muchos palestinos ocupan puestos clave en Israel como ministros, embajadores y diputados. Los jóvenes palestinos de ambos sexos juegan en diferentes clubes deportivos y representan a Israel en competencias internacionales. Por ejemplo, el equipo de fútbol israelí incluye un gran número de jugadores palestinos.

El líder árabe de la Lista Conjunta Ayman Odeh habla con jóvenes árabes en un café de Nazaret durante la campaña electoral de 2015 Foto archivo: Hans Lucas vía Reuters Marketplace


«Otro ejemplo es Dia Saba, un palestino de pura casta que solía ser parte de la selección nacional de fútbol israelí. Actualmente juega para el club de la Liga Profesional Al-Nasr de los Emiratos Árabes Unidos y lo representará en la Liga del Golfo. Saba fue máximo goleador de la Liga Premier israelí de los años 2017-2018» y se marchó del equipo Hapoel Be’er Sheva FC israelí por un traspaso de 2,5 millones de euros”.

[1] English.alarabiya.net, 22 de noviembre, 2020.

Fuente: MEMRI