El patrimonio de 1.600 años de antigüedad de un acaudalado samaritano fue desenterrado en Tzur Natan

Post thumbnail
La Autoridad de Antigüedades, descubrió durante la excavación para la construcción de un barrio nuevo iniciada por las Autoridad de Tierras de Israel, una rara inscripción que se suma a la evidencia sobre la existencia de un vasto asentamiento samaritano en la zona.

La inscripción que data de aproximadamente 1.600 años, que dice “Sólo Dios ayuda la hermosa propiedad del Master Adios, amén”, fue hallada en Tzur Natan, ubicada al oeste de Samaria.

La inscripción realizada en griego, fue descifrada y traducida por la Prof. Leah Di Segni de la Universidad Hebrea de Jerusalén y se remonta a principios del siglo VdC, el período durante el cual el asentamiento samaritano alcanzó el apogeo de su poder y prosperidad en la llanura sur del Sharon, durante el período bizantino.

La Dra. Hagit Torge, directora de las excavaciones en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel señala que “la inscripción fue descubierta en un impresionante lagar que aparentemente era parte de una finca agrícola perteneciente a un adinerado individuo llamado “Adios”.

“Esta es la segunda bodega de este tipo descubierta en Israel con una bendición asociada a los samaritanos. La primera fue descubierta hace pocos años en Apollonia cerca de Herzliya”, indica Torge.

En las inmediaciones del lagar, los arqueólogos, descubrieron canteras de piedra con depresiones excavadas en la roca utilizadas para cultivar vides, en apariencia pertenecientes al mismo propietario. La referencia de “Master Adios” indicaría que el propietario ocupada un cargo honorífico y atestigua su alta posición social dentro de la comunidad.

De acuerdo a Hagit Torge, la ubicación del lagar está en la parte superior de Tel Tzur Natan, donde se encontraron los restos de una antigua sinagoga samaritana con otra inscripción que revela el alto estatus de Adios. La sinagoga samaritana se transformó en una iglesia en el siglo VI. En el pasado se descubrió, también un complejo con grandes salas y espacio para producir vino, aceite y harina. Asimismo, se encontró un molino utilizado para moler harina y un candelabro de siete brazos.

Los samaritanos fueron traídos originalmente a este país como parte de la política asiria y se establecieron por primera vez en y alrededor del Monte Gerizim. Con el paso de los años, la población creció y se expandió al sur de Sharon, entre otros lugares. Mantuvieron sus costumbres y tradiciones, que se asemejan a las tradiciones judías en muchos aspectos.

Durante el período bizantino, los samaritanos se rebelaron contra el gobierno en un intento por mantener su identidad. Después de las revueltas, la comunidad disminuyó de tamaño y regresó al área del Monte Gerizim. En la actualidad vive una comunidad samaritana vive en este lugar, así como en la ciudad de Holon, al sur de Tel Aviv.

Fotos de Yitzhak Marmelstein y Galeb Abu Diab de la Autoridad de Antigüedades de Israel