El nuevo gobierno de Jordania muestra cambios de énfasis

Post thumbnailEl primer ministro Bisher Al Khasawneh durante la ceremonia de juramento el 12 de octubre de 2020 (Embajada del Reino Hachemita de Jordania, Washington, DC)
El 12 de octubre de 2020 juró un nuevo gobierno en Jordania, y la trascendencia del cambio de gobierno merece nuestra atención. El nuevo primer ministro, el Dr. Bisher Khasawneh, quien fuera recientemente asesor político del rey, según se informa, ha mantenido extensas conversaciones con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, en los últimos seis meses, y tenía previsto reunirse con el príncipe heredero de Abu Dabi.

Asimismo, se ha informado que mantiene una relación estrecha con Jared Kushner, el arquitecto del Plan de Paz en el Medio Oriente del presidente Trump. También mantiene lazos especiales con el presidente egipcio al-Sisi.

Las implicancias: el nuevo gobierno podría ser parte integral de la Iniciativa de Paz de Trump. Hasta ahora, Jordania era reticente e incluso hostil al Plan de Trump y trabajó para mejorar sus relaciones con la Autoridad Palestina, al poner énfasis en la coordinación con los palestinos en cuestiones relacionadas con Jerusalén.

Sin embargo, un acontecimiento importante, que ni siquiera sucede en Jordania, podría en definitiva influenciar la posible reconciliación entre Jordania y Arabia Saudita. El gobierno saudita inició la evacuación de un aproximado de 20.000 individuos de la tribu de al-Huwaytat de su territorio ancestral junto a la costa del Mar Rojo en la provincia de Hiyaz para construir NEOM, planificada por el príncipe heredero Mohammed bin Salman: un desarrollo ambicioso de alta tecnología, una ciudad del futuro, y un centro de turismo para Arabia Saudita, Egipto y Jordania. Los defensores de los derechos humanos denuncian que hasta ahora la evacuación ha sido abusiva y violenta.

¿Cómo se relaciona NEOM con Jordania?  

Al-Huwaytat es una gran tribu que formaba parte del ejército hachemí del Jerife de la Meca, que marchó sobre Damasco durante la gran revuelta árabe de Lawrence de Arabia en la Primera Guerra Mundial. Tras su expulsión de la Meca y de la provincia de Hiyaz por parte de los sauditas, establecieron el Reino de Jordania con la ayuda de Gran Bretaña. Hoy, los miembros de la tribu en Jordania están preocupados por el futuro de sus hermanos en Hiyaz, generando descontento en Jordania. Por lo tanto, se presume que en el marco de una reconciliación previsible entre Jordania y Arabia Saudita, la cuestión de la tribu saudita de al-Huwaytat también será resuelta mediante una compensación apropiada.

La cuestión de al-Huwaytat podría tener repercusiones sobre la política de Jordania con respecto Jerusalén. El nuevo gobierno jordano parece no tener tanto foco en la ciudad. A diferencia del gobierno anterior, no hay un ministro con la cartera de Jerusalén, según fuentes en Jerusalén. Al comparar la composición del nuevo gobierno con el anterior, el último contaba con un ministro jerosolimitano; ahora no hay ninguno.

A la hora de presentar su gobierno, el primer ministro Khasawneh dispuso 12 objetivos para su plataforma de gobierno. El conflicto palestino y la “custodia hachemí de los sitios sagrados islámicos y cristianos de Jerusalén” ocupaban recién el puesto 11. Su mensaje demuestra que Jordania ahora prefiere programas económicos para “mejorar la resiliencia económica y combatir la pobreza y el desempleo” por sobre el activismo político.

Éstas son las primeras señales. Queda por ver cómo se desarrollarán los hechos.

 Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs.

Traducción de Michelle Terdjman.