El ministro de Exteriores de Israel pide a América Latina mayor apoyo internacional

Post thumbnailGabi Ashkenazi con embajadores de América Latina y el Caribe Foto Ministerio de Exteriores de Israel
El ministro de Exteriores, Gabi Ashkenazi, se reunió en la sede de la Cancillería, en Jerusalén, con representantes del Grupo de Países Latinoamericanos y del Caribe (GRULAC), donde reclamó mayor apoyo en los foros internacionales, donde dijo que en algunos casos no se refleja la naturaleza y el alcance” de las relaciones entre sus naciones e Israel.

"Me encantaría ver una mejora en su apoyo a Israel en foros internacionales. Algunos ya lo hacen, pero otros creo que deberían reconsiderar sus votos", dijo Ashkenazi a los diecisiete embajadores presentes en la reunión.

En su discurso, el ministro apuntó también que cree que hay aún margen para mejorar la relación entre América Latina e Israel, "en cuestiones políticas pero principalmente en cuestiones económicas", sugirió la firma de acuerdos de libre comercio bilaterales y aseveró que Jerusalén tiene "mucho para ofrecer, sobre todo en el área de innovación, agricultura y ciberseguridad".

El canciller israelí consideró que existe un gran potencial para expandir las relaciones bilaterales con las naciones de América Latina.

“Vemos un enorme potencial en las buenas relaciones con los países latinoamericanos, y esperamos expandir los lazos comerciales y turísticos, y la cooperación con todos los países de la región”.

Por otra parte, Ashkenazi se refirió a la explosión en Beirut, dijo que "parecería ser un accidente", reiteró la voluntad de su Gobierno de ayudar al Líbano, remarcó que Israel "traza una diferencia entre el pueblo libanés y Hezbollah", y destacó que el Estado judío ofreció asistencia humanitaria y médica al Líbano en solidaridad con el pueblo libanés para enfrentar la catástrofe.

También abordó la iniciativa de paz de Estados Unidos para la región, que dijo "ahora no está en la agenda porque todos están ocupados" pero recalcó que la propuesta denominada "Visión para la Paz y la Prosperidad" es un marco en el que cree se puede negociar un acuerdo "mediante el diálogo y de manera responsable".

En la temática de dinámicas regionales en Oriente Medio, denunció el papel desestabilizador de Irán en la zona y pidió a los embajadores seguir el ejemplo de algunos países latinoamericanos y aplicar sanciones al grupo chií libanés Hezbollah, algo que dijo "es necesario si queremos ver a Líbano como un Estado independiente y no como un Estado fallido".

“Los recientes acontecimientos muestran que Irán y su filial en la región, la organización terrorista Hezbollah, continúan con sus intentos de establecer una base militar en la región, amenazan la soberanía del Estado de Israel y llevan a cabo ataques terroristas contra los ciudadanos israelíes”, apuntó el ministro. “Todos debemos actuar contra los intentos de Irán y Hezbollah de socavar la estabilidad en la región y para prevenir la nuclearización de Irán y prohibir a Hezbollah. Los veo a ustedes como socios plenos en el esfuerzo y espero que los países latinoamericanos actúen para impedir el terrorismo internacional”, añadió.

El ministro Ashkenazi ahondó sobre la amenaza que representa el régimen de los ayatolás para la estabilidad de la región y el mundo, tal como América Latina lo comprendió a partir de los ataques terroristas contra la Embajada de Israel y la sede de la comunidad judía, AMIA, en Buenos Aires.

El grupo de embajadores de América Latina y el Caribe, le presentó al ministro una declaración conjunta de apoyo a Israel y el deseo de continuar desarrollando las relaciones con el Estado judío. Aurora y EFE.