El Gobierno de Israel ratifica los acuerdos de normalización con Baréin y EAU

Post thumbnailEl presidente Donald Trump, el primer ministro Benjamín Netanyahu, el ministro de Exteriores de Emiratos, jeque Abdullah Bin Zayed y el ministro de Exteriores de Baréin, Abdullatif Al Zayani Foto: Casa Blanca por Shealah Craighead vía Flickr Dominio Público
El Gobierno israelí ratificó hoy el acuerdo de establecimiento de relaciones diplomáticas con Baréin, que deberá ahora ser aprobado por el parlamento, y dio autorización definitiva al acuerdo con Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El Ejecutivo aprobó "el establecimiento de relaciones diplomáticas, pacíficas y amistosas entre el Estado de Israel y el Reino de Baréin", informó un comunicado difundido por la Oficina del Primer Ministro, Benjamín Netanyahu.

El acuerdo pasará ahora a la Knéset (Parlamento israelí), donde deberá recibir una segunda autorización para luego ser ratificado nuevamente por el Gobierno.

Esta mañana, además, el Gabinete reafirmó el acuerdo con Emiratos Árabes Unidos (EAU), tras su ratificación por la Knéset el pasado 15 de octubre, después de una sesión de más de ocho horas durante la cual la Lista Unida árabe fue la única en oponerse.

Considerando, sin embargo, la velocidad con que ambos países han desarrollado sus vínculos desde el anuncio de normalización de relaciones, la aprobación formal de los acuerdos resulta a estas alturas una medida meramente burocrática.

Durante las últimas semanas Israel ha firmado múltiples acuerdos de cooperación tanto con Emiratos, con el que ya intercambiaron visitas oficiales y prometieron una "rápida" apertura de embajadas, como con Baréin, con el que ya acordaron, entre otras cosas, intercambiar vuelos directos semanales.

Al establecimiento de lazos diplomáticos con estos dos Estados árabes se sumó este viernes el anuncio de normalización de relaciones con Sudán, con el cual aún no se ha redactado un acuerdo formal y que ha generado fuerte rechazo entre algunos sectores del país africano, que, a diferencia de los estados del Golfo Pérsico, mantuvo durante décadas una profunda enemistad con el Estado judío.

Por otra parte, el acuerdo con EAU ha sido motivo de polémica en Israel en los últimos días, tras confirmarse que el Gobierno dio luz verde a la venta, por parte de Estados Unidos, de cazas F-35 a Abu Dabi.

Tras las acusaciones de que este arreglo habría sido parte del acuerdo y las críticas por parte de exoficiales de Defensa por poner en riesgo la denominada "ventaja militar cualitativa" de Israel en la región, Netanyahu enfatizó que las negociaciones sobre la venta de armamento estadounidense fueron independientes y posteriores a la firma de los denominados Acuerdos de Abraham en la Casa Blanca el mes pasado. EFE