Ejércitos, terroristas, y drogas

Post thumbnailModelo de bola y palo de la molécula de anfetamina. Muchos de sus derivados son drogas psicoactivas. Esta imagen muestra el isómero D (dextrorotario). Código de color: carbono, C: hidrógeno negro, H: nitrógeno blanco, N: azul - Foto: Wikipedia - CC0
Carrera de armamentos farmacéuticos

Estas líneas, son un breve repaso a un vasto tópico, del uso de las drogas para alentar y estimular a los combatientes (infundir coraje) en los diferentes frentes de combate. Y entonces podemos repasar como la Alemania nazi utilizó ampliamente durante la Segunda Guerra Mundial un producto llamado "Pervitin" (se trata de una sustancia del grupo de las metanfetaminas) que fue administrada a soldados, tanquistas y hasta aviadores de la Luftwaffe (aviación alemana), cuyos efectos buscados eran que los soldados puedan superar los límites del cansancio y mantenerse despiertos por períodos prolongados.

No cabe duda que esta "química" o píldora mágica ayudó a Hitler en su guerra relámpago o Blitzkrieg y en sus impresionantes victorias iniciales que le ayudaron a ganar fama de ser un ejército invencible, infundir miedo y conquistar casi la totalidad de los países europeos.


No solo los nazis

También es sabido que los británicos utilizaron la droga conocida como "Bencedrina", también del grupo de las anfetaminas, que incrementaba la agresividad y la confianza, proporcionando impulso (o pila) a la moral de los soldados ingleses. Hay quienes afirman, que esta sustancia ayudó en la decisiva victoria del mariscal Montgomery frente a Rommel en la batalla de "El Alamein", donde terminaron por sepultarse los sueños nazis en África.

También los marines utilizaron el speed (velocidad en inglés) o anfetaminas en la batalla por el control de la isla de Tarawa frente a los japoneses en la guerra del Pacífico.


Doping militar

Los soviéticos en "La Gran Guerra Patria" echaron uso del Vodka y de la Valeriana, y si avanzamos en el tiempo los soldados norteamericanos en la contienda de Vietnam fumaban marihuana y otras sustancias, para reducir el estrés y los cuadros de trauma de guerra.

Podríamos a esta altura dividir las sustancias utilizadas en combate en dos grupos: a_ alcohol (en grandes cantidades), opio, morfina, y marihuana, todos estos depresores del sistema nervioso central y cuyo objetivo era reducir la tensión del combate, y mitigar el estrés postraumático de los que participaban en estas contiendas, y por otro lado, el grupo b_ alcohol (en pequeñas dosis), cocaína y anfetaminas con el objetivo de disminuir la fatiga, el miedo e infundir coraje.

Terminando este bloque, debemos mencionar que hablamos en general y seguramente pueden escaparse otras sustancias utilizadas. Pero se trata de una reseña del tema a grandes rasgos.


Terrorismo e Isis

Hace tiempo atrás se supo que el grupo terrorista Isis utilizaba lo que se conoce como "Captagon"(fenetilina), sustancia estimulante que disminuye el miedo y crea un estado de euforia que permite manejarse mejor a estos sujetos a la hora de la guerra y de cometer atentados. Llegados a este punto, uno podría inferir que la intensa y visceral relación de los grupos terroristas con el tráfico de drogas, que no solo proporciona inmensas ganancias para financiar sus monstruosas, pero a la vez costosas actividades violentas y criminales, y a la vez podrían obtener de esa misma fuente sustancias aptas para apuntalar a sus asesinos y sicarios, como un "complemento" de esa perversa ideología y verdadero lavado de cerebro, que hace posible comportamientos tan crueles y bestiales que arrojan muchas preguntas acerca de la naturaleza humana.


Los soldados de Israel

El que esto escribe ha encontrado pocos reportes, acerca del consumo de cannabis que fuman según estos artículos muchos soldados de las FDI. Sin ahondar en este punto, dejo picando la pelota. Ya que el problema del uso de estas sustancias narcotizantes o estimulantes, tienen alto potencial adictivo, y dejan secuela en el cerebro, con pérdida de memoria, desorganización eléctrica de la corteza cerebral y cambios en la conducta en el largo plazo. Síndrome de abstinencia con agitación psicomotriz, comportamientos violentos y delirios persecutorios.


Final

En este breve repaso, de un campo que abre muchos caminos para otras investigaciones. La encrucijada de las necesidades de los ejércitos con orientación defensiva, versus los grupos terroristas que aprovechan de los adelantos de la industria química y farmacéutica, como un complemento a una moral aberrante, y a una oscura ideología que se sirve de comprimidos o inyectables para concretar atentados, con un enorme saldo de víctimas inocentes, heridos o lastimados y muchas vidas y familias destruidas.