EEUU: soldados de Israel con discapacidades inspiran al nuevo Cuerpo de Honor

Post thumbnail“Special in Uniform” de Israel brinda a los adultos jóvenes con discapacidades intelectuales y físicas la oportunidad de servir en el ejército. Foto cortesía de JNF-USA
El presidente del Comité para Personas con Capacidades diferentes del país americano busca implementar un programa revolucionario basado en el modelo local.

Marsh Neeley es un niño de cinco años con síndrome de Down. Su padre, Chris, comenzó a realizar una versión estadounidense del programa de inclusión militar de Israel “Special in Uniform” para que adultos jóvenes con discapacidades intelectuales y físicas puedan servir a su país.

“Quiero que Marsh sepa que cuando tenga la edad suficiente podrá llevar la bandera de EEUU en el hombro, al igual que su hermana y su hermano mayores”, afirmó Neeley.

Este residente de Carolina del Sur es un veterano del Ejército y la Marina de EEUU, mayor en la Guardia Nacional del Ejército estadounidense, administrador de educación especial y presidente del Comité del Presidente para Personas con Discapacidades Intelectuales.

Chris Neeley, presidente del Comité del Presidente para Personas con Discapacidades Intelectuales, con su hijo Marsh. Foto cortesía


Neeley y su esposa Janie se encontraron con «Special in Uniform» en marzo de 2018 cuando investigaban programas de inclusión en todo el mundo.

“El ejército de EEUU es un lugar donde no se ha incluido a las personas con discapacidades. Cuando vi lo que hicieron las Fuerzas de Defensa de Israel para incluirlos entre sus filas, me di cuenta de que este enfoque innovador podría ser un modelo para EEUU”, afirmó Neely, que se puso en contacto con el director del programa, el comandante (retirado) Tiran Attia, a través de Facebook.

Attia conectó a Neeley con Yossi Kahana, que supervisa el grupo de trabajo sobre discapacidades del Fondo Nacional Judío de EEUU.
El JNF-USA patrocina al programa y a otros tres afiliados de discapacidad en Israel: LOTEM, Red Mountain Therapeutic Riding Center y ALEH-Negev.

Menos de un año después, Neeley acompañó al grupo de trabajo a Israel. Visitó algunas de las 28 bases donde se encuentran apostados alrededor de 450 soldados.

“Me quedé impresionado. Hablé con los comandantes sobre cómo la integración ha ayudado a aliviar algunas de las responsabilidades de la guarnición, como la logística, los servicios de alimentos y médicos, el transporte y los trabajos administrativos para que puedan trasladar a los soldados sin discapacidades al frente y más. Vi cómo el ejército capacita a los jóvenes con autismo para que lean imágenes satelitales y vean cosas que el resto no podemos ver”, le dijo Neeley a ISRAEL21c.

Soldados de “Special in Uniform” con el director del programa, el mayor Tiran Attia. Foto cortesía de JNF-USA


Neeley forjó una estrecha amistad con Attia y dejó Israel decidido a lanzar un programa hermano en en su país llamado “Corps of Honor”.

“Ese era el nombre de una unidad que George Washington creó para personas con discapacidades durante la Guerra Revolucionaria. El Cuerpo de Honor estuvo activo por última vez en la Guerra Civil ”, explicó. Y añadió: “Lo estamos lanzando nuevamente en EEUU pero basado en el modelo de Special in Uniform en Israel”.

El Cuerpo de Honor comenzará en la Guardia Nacional del Ejército de Carolina del Sur. Mientras que los soldados especiales sirven por un tiempo limitado como otros soldados israelíes, la Guardia Nacional es un auxiliar a tiempo parcial que apoya muchas cuestiones, desde el control del tráfico hasta la evacuación de emergencia. Por lo tanto, los participantes del Cuerpo de Honor pueden servir indefinidamente, mientras aprovechan sus nuevas habilidades en la fuerza laboral civil.

“Nadie quiere dar pasantías a las personas con discapacidades ni quiere contratarlos sin experiencia en becas. Esta podría ser la solución: una pasantía en la que realmente sientan que están contribuyendo a la sociedad y que les facilitará conseguir un trabajo real. Así que ayudaremos a Corps of Honor en todo lo que podamos”, señaló Kahana, padre de un niño con autismo.

De izquierda a derecha, el embajador estadounidense David Friedman y Yossi Kahana, líder del grupo de trabajo sobre discapacidades de JNF-USA, con un soldado especial en Israel. Foto cortesía de JNF-USA


 Un programa revolucionario

El vicepresidente nacional de JNF-USA, Alan Wolk, también ayuda a Neeley a planificar el Cuerpo de Honor.

“No es un proyecto de JNF, pero estamos dando orientación y marca compartida”, dijo Wolk, presidente del grupo de trabajo de “Special in Uniform” y miembro de la junta del Grupo de Trabajo sobre Discapacidades de JNF-USA.

Wolk afirmó que otra versión del programa israelí se abrió en Virginia entre los socorristas. “No importa si es la policía, la guardia nacional o los socorristas. Solo importa que se permita que estos jóvenes sean incluidos y que la comunidad vea que estas personas pueden hacer más que comprar alimentos en Kroger ”, le dijo a ISRAEL21c..

Alan Wolk de JNF-USA, a la izquierda, y el mayor Tiran Attia con Daniel Defur, un soldado ciego. Foto cortesía


 “Special in Uniform” comenzó en 2014 en una unidad del ejército fundada por Attia, el general de división (res.) Gabi Ophir y el teniente coronel Ariel Almog. Un año después, JNF-USA se involucró.

“Vi el programa en una base naval de Eilat en 2015 y me enamoré de él. La idea se enfoca en los talentos únicos de cada individuo para encontrar un trabajo dentro del ejército que sea perfecto para las habilidades de esa persona y brinde apoyo, terapia y asesoramiento durante el tiempo del participante en el programa”, explicó.

Wolk utilizó su experiencia en la gestión de grandes empresas para ayudar a Attia a formular un plan a largo plazo de financiación, crecimiento y mitigación de riesgos.

Hoy, JNF-USA aporta alrededor de 1,5 millones de dólares al año, el 60 por ciento del presupuesto de “Special in Uniform”. El resto proviene del gobierno israelí y de donantes corporativos y privados.

La unidad más reciente cuenta con voluntarios del sector druso de Israel que prestan servicios en el departamento de logística de una base militar de la Galilea. El primero en unirse a esta unidad fue Tarc Tuba, de 24 años, un hombre druso con síndrome de Down.

Tarc Tuba, un soldado druso especial, recibe un abrazo de su madre después de su inducción. Foto cortesía de JNF-USA


“Cerca de mil israelíes con discapacidades intelectuales y físicas han pasado por “Special in Uniform” como soldados reales y recibieron un salario y beneficios. Es algo revolucionario. Estos niños ven a sus hermanos irse al ejército a los 18 años y se sienten excluidos. ‘Special in Uniform’ convierte eso en un mensaje de inclusión y están llenos de orgullo de servir en uniforme”, detalló Wolk.

Cuerpo de honor

Neeley está ansioso por ver la misma expresión de orgullo en los rostros de los participantes del Cuerpo de Honor y sus padres.

Él espera que la unidad de Carolina del Sur de “Corps of Honor”, una organización sin fines de lucro, comience a principios de 2021.

“Mi objetivo era tenerlo en funcionamiento en el verano, y luego el COVID-19 complicó todo. Muchas personas con discapacidades tienen afecciones médicas que las hacen vulnerables al coronavirus, por lo que no podemos comenzar hasta que sea seguro hacerlo”, manifestó Neeley. Y finalizó: “Creo que estaremos abrumados con la respuesta porque las personas con discapacidades quieren servir a su país. Y no puedo pensar en una forma más especial para que se involucren en nuestra sociedad”.​

Fuente: ISRAEL21c