EEUU cierra con sanciones  el acceso de Irán al sector financiero mundial

Post thumbnail Un hombre expone billetes iraeníes en la plaza Ferdowsi de Teherán Foto: Mohamadreza Nadimi/WANA (West Asia News Agency) vía REUTERS
Estados Unidos cerró de facto el acceso de Irán al sector financiero mundial con la imposición de sanciones a 18 grandes bancos de Irán, los pocos que quedaban sin ser objeto de este tipo de medidas.

El Departamento del Tesoro estadounidense explicó en un comunicado que designaba esas entidades bancarias, en el marco de sus esfuerzos por evitar que el Gobierno de Teherán tenga acceso a recursos financieros que "puedan ser empleados para financiar y apoyar su programa nuclear, desarrollo de misiles, terrorismo y redes terroristas aliadas".

En concreto, dieciséis bancos han sido sancionados "por operar en el sector financiero de Irán", mientras que hay uno que ha sido designado por EE.UU. "por ser propiedad o estar controlado por un banco iraní sancionado", además de otro afiliado al Ejército de la República Islámica.

EVITAR QUE IRÁN OBTENGA DÓLARES

"La acción de hoy para identificar al sector financiero y sancionar a 18 grandes bancos iraníes refleja nuestro compromiso de detener el acceso ilícito a dólares de EE.UU.", indicó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en la nota.

El responsable advirtió de que los programas de sanciones de EE.UU. "continuarán hasta que Irán detenga su respaldo a actividades terroristas y ponga fin a sus programas nucleares".

Aun así, "las acciones de hoy seguirán permitiendo transacciones humanitarias para apoyar al pueblo iraní", matizó Mnuchin.

Entre los bancos sancionados se encuentran el Amin Investment, Keshavarzi Iran, Maskan, Refah Kargaran, Bank-e Shahr, Eghtesad Novin Bank, Gharzolhasaneh Resalat y el Hekmat Iranian Bank, este último, según EE.UU., por supuestamente prestar servicios a las Fuerzas Armadas del país.

El Tesoro agregó que las entidades designadas están bajo la supervisión y las regulaciones del Banco Central de Irán, que fue sancionado por Washington en septiembre de 2019 por supuestamente respaldar a la Guardia Revolucionaria y la Fuerza Al Quds, así como al grupo chií libanés Hizbulá.

Con estas sanciones quedan bloqueadas todas las propiedades y los activos que tengan esos bancos en EE.UU. o bajo el control de estadounidenses, y se prohíbe cualquier transacción con ciudadanos de este país.

Asimismo, el Tesoro avisó de que cualquier individuo o institución financiera que tenga tratos o actividades con los sancionados podrían arriesgarse a ser blanco de sanciones secundarias. EFE