“Don Giovanni”  de Mozart llega  a la Ópera de Israel

Post thumbnail
Chiquita Levov En una producción conjunta de la Ópera Israelí y la Royal Opera House Covent Garden se pondrá en escena la ópera “Don Giovanni” de Mozart, en lo que promete ser “una celebración de la música, el videoarte y la tecnología innovadora”. Con la conducción de Daniel Oren al frente de la Sinfónica de Rishon LeZion y la dirección del danés Kasper Holten. Se presentará en el Hogar de la Opera, Centro de las Artes Escénicas entre el 8 y el 23 de febrero 2018.

La nueva producción en colaboración con el Covent Garden, según Holten es una reinterpretación de la obra maestra operística intrigante de Mozart. “Don Giovanni” es una de las obras más completas escritas por Mozart, compuesta en la cúspide de la técnica y forma parte del trío de las más famosas de este compositor escritas por el libretista Lorenzo da Ponte (al lado de “Cosi fan tutte” y “Las bodas de Fígaro”).

“Don Giovanni” es la más dramática entre las tres y en esta ópera se combina de manera ejemplar la comedia, la tragedia y la música llena de ternura y comprensión del que fuera el amante más grande del mundo, que persigue a muchas otras mujeres, pero falla una y otra vez.

Los héroes de esta producción son Don Giovanni y Leporello que emprenden una travesía mágica en el tiempo usando diferentes técnicas para destacar el cambio de épocas y estaciones. Este es un suceso que durante 500 años sirvió de atracción a todos los creadores quienes han revivido en todos los formatos posibles la historia de Don Juan Tenorio.

El director Kasper Holten, quien fuera director artístico de la Royal Opera House Covent Garden, optó por centrarse en el carácter psicológico de la ópera y ello, según declara, se basa en el hecho de que se trata de “una obra llena de personajes y relaciones complejas”. Es de

destacar que el primero en tomar a Don Juan Tenorio como personaje fue el español Tirso de Molina (1571-1641) y desde entonces podemos encontrar su imagen en las obras de Moliere, Goldoni, Pushkin, Mahler, Strauss, etc. y hasta en el tango argentino. Lorenzo da Ponte autor del libreto creó un personaje en total decadencia que, a pesar de su brillante pasado, no logra conquistar ni una mujer en el transcurso de esta ópera. Es un amante frustrado y ya sin encantos.

Una de las atracciones emocionantes es el uso de la tecnología innovadora de proyección llamada Video Mapping, creada por Luke Halls, una combinación de sistema de proyección de la decoración que trabaja en plena coordinación con la estructura en escena y crea imágenes tridimensionales. L

a escenografía está diseñada como un laberinto, como una mezcla volátil en la que Giovanni puede evaporarse en un momento. La estructura en el escenario simula una mansión de múltiples atrios y puertas que crean una estructura intrincada y engañosa. Holten eligió colocar la ópera en la época victoriana, donde la sexualidad y los instintos fueron reprimidos bajo la superficie.

Con la participación del Coro de la Ópera de Israel bajo la dirección de Ethan Schmeisser y un equipo de solistas principales del país y del mundo: Nahuel di Peirro, Palle Knudsen, Ekaterina Bakanov, Alla Vasilevitsky, Celine Byrne, Jason Bridges, Krysztian Adam, Roberto Lorenzi, Oded Reich, Daniela Skorka, Anat Czarny entre otros.

El maestro Daniel Oren conducirá la opera alternando con el joven director israelí Nimrod David Pfeffer quien ha aparecido en los últimos años en varios teatros de ópera, incluyendo el “Metropolitan” de Nueva York y ganado varios premios. Una hora antes de cada actuación habrá una conferencia de introducción de media hora. Fotos atención PR.