Descubren un fuerte de la época del rey David en los Altos del Golán

Post thumbnailLa roca tallada descubierta en la excavación Foto: Yaniv Berman Autoridad de Antiguedades de Israel
Según los arqueólogos, es probable que los geshuritas hayan estado al mando del fuerte de la Edad del Hierro. Dicho pueblo gobernó en el sur y el centro del Golán y mantuvo relaciones diplomáticas con el rey David y la dinastía davídica.

Un complejo fortificado de la época del Rey David (la Edad del Hierro, siglos XI a X AEC) fue expuesto por primera vez en las excavaciones arqueológicas que llevó a cabo la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA, por sus siglas en inglés) en Hispin, en los Altos del Golán. Los arqueólogos consideran que el fuerte fue construido por el reino de Geshur, aliado del Rey David, para controlar la región. La excavación fue emprendida antes de la construcción de un nuevo barrio en Hispin, fue financiada por el Ministerio de Vivienda y Construcción y el Consejo Regional del Golán, y contó con la participación de varios habitantes de Hispin y Nov, y jóvenes de las academias pre-militares de Natur, Kfar Hanasí, Elrom, Metzar y Qatrzin.

De acuerdo con Barak Tzin y Enno Bron, directores de la excavación en nombre de la IAA, “El complejo que expusimos estaba situado en una ubicación estratégica en una pequeña cumbre, sobre el Cañón de El-Al, con vistas a la región, en un sitio en donde era posible cruzar el río. Las paredes del fuerte de 1,5 metros de ancho, compuestas por grandes rocas de basalto, rodeaban el monte. Durante la excavación quedamos asombrados al descubrir un hallazgo singular y emocionante: una gran piedra de basalto con un grabado esquemático de dos figuras con cuernos y brazos extendidos. Puede haber otro objeto junto a ellas.”

Vale destacar que en 2019 se descubrió una figura tallada en una estela de piedra de culto en el Proyecto de Expedición Betsaida, dirigido por el Dr. Rami Arav de la Universidad de Nebraska, en Betsaida, justo al norte del Mar de Galilea. La estela, que retrata una figura con cuernos y brazos extendidos, estaba erigida junto a una plataforma elevada (bama) adyacente a las puertas de la ciudad. Arav identificó esta escena como representación del culto al dios de la luna. La piedra de Hispin estaba situada en un estante junto a la entrada, y no una, sino dos figuras aparecían retratadas allí. De acuerdo con los arqueólogos, “es posible que alguien haya visto la impresionante estela de Betsaida y decidió recrear una copia local de la estela real”.

Los expertos consideran la ciudad fortificada de Betsaida como capital del reino arameo de Geshur, que dominó el centro y el sur del Golán hace 3.000 años. Según la Biblia, el reino mantuvo relaciones diplomáticas y familiares con la Casa de David; una de las esposas de David fue Maacah, hija de Talmi, Rey de Gesur.

Se conocen ciudades del reino de Geshur junto a la costa del Mar de Galilea, tales como En Gev, Tel Hadar y Tel Sorag, pero apenas si se conocen sitios en el Golán. Este complejo fortificado único plantea nuevos problemas de investigación sobre el asentamiento del Golán en la Edad del Hierro.

Tras este descubrimiento, se realizarán cambios en los planes de urbanización junto con el Ministerio de Vivienda y Construcción para no dañar al singular complejo fortificado. El complejo será desarrollado como zona abierta a lo largo de la ribera del arroyo El-Al, en donde se efectuarán actividades educativas y arqueológicas, como parte del patrimonio cultural y una conexión con el pasado. Esto se alinea con la política de la IAA de que aprender del pasado mediante la experiencia del trabajo en el campo fortalece los lazos de las generaciones jóvenes con sus raíces.

Fuente: Autoridad de Antigüedades de Israel

Traducción de Michelle Terdjman.