Delator expone corrupción de la Autoridad Palestina

Post thumbnailJadallah y Arafat (Facebook de Jadallah)
El ex director del Departamento Político de la oficina del presidente de la Autoridad Palestina (AP) acusó al presidente de la AP, Abbas, y a otros altos funcionarios de la oficina de robar dinero [proveniente de] la ayuda palestina. La AP niega los reclamos.

El asunto de la corrupción en la Autoridad Palestina es el tema de conversación hoy en las calles palestinas, y perjudica gravemente la posición de la AP entre el público palestino.

La corrupción de la Autoridad Palestina actualmente ocupa la atención de los palestinos en los territorios palestinos. Hasta hace unos días el "escándalo del día" era la presunta corrupción del fondo gubernamental establecido por la Autoridad Palestina para ayudar a las víctimas del coronavirus. Los residentes palestinos afirmaron que solo los activistas de Fatah pudieron beneficiarse de este fondo debido a sus conexiones con altos funcionarios de la Autoridad Palestina. La AP niega tales afirmaciones.

Sin embargo, el tema de conversación de hoy gira en torno al nuevo caso de corrupción de la oficina del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas.

El 11 de junio de 2020, la agencia de noticias "Centro Palestino de Comunicaciones" y la Agencia de Noticias Shehab, afiliada a Hamás, publicaron un video de Yasser Jadallah, ex director del Departamento Político de la AP del presidente Mahmoud Abbas, en el que reveló importantes problemas de corrupción relacionados con el robo de fondos otorgados a la AP por parte de organizaciones internacionales. Describió cómo estos fondos fueron transferidos a cuentas personales.

Afirmó en el video que los fondos del Ministerio de Finanzas palestino enumerados bajo el título "Asistencia de la UE y Estados árabes" se transfirieron principalmente a la presidencia palestina y desde allí a cuentas secretas conocidas solo por tres personas: el presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas; su secretaria privada la Sra. Intesar Abu Amara; y Mahmoud Salameh, jefe de Gabinete Adjunto en la oficina del presidente de la AP.

Afirmó que tan pronto como estos fondos ingresan a las cuentas de la oficina del presidente de la Autoridad Palestina desaparecen repentinamente y luego se transfieren a cuentas con nombres ficticios, incluidas las cuentas con los nombres de los nietos de Mahmoud Abbas.

"Hemos pasado esta información a los diputados europeos", afirmó Jadallah.

Agregó que Mahmoud Abbas atiende las opiniones de su Secretaria Privada, la Sra. Intesar Abu Amara, y del jefe de Gabinete Adjunto Mahmoud Salameh, de modo que cuando los jefes de seguridad Majid Faraj y Ziyad Hab al-Rih quieren fondos, primero deben halagarlos.

Jadallah dijo que el presidente de la Autoridad Palestina ordenó que las cuentas de su oficina fueran destruidas cada seis meses pero, en realidad, se destruyen todos los días por "razones de seguridad". Acusó a Mahmoud Abbas de robar dinero porque sabe que "el pueblo palestino está exhausto y débil".

Yasser Jadallah salió de Ramala hacia Bruselas y buscó asilo político en Bélgica. Envió a la Unión Europea y a las autoridades belgas todo el material que tenía sobre la corrupción de la AP.

Acusó a dos agentes de seguridad palestinos, Nizar Al-Haj y Tareq Al-Abidi, de perseguirlo y tratar de asesinarlo, siguiendo las instrucciones de Intesar Abu Amara y Mahmoud Salameh, para evitar que revelara la corrupción. Afirma que fue secuestrado dos veces para ejercer presión sobre él para que no revelara lo que sabía.

La Autoridad Palestina se ha abstenido de comentar sobre el video publicado y, en este momento, no ha tomado ninguna acción legal contra Yasser Jadallah.

Fuentes de la Autoridad Palestina niegan con vehemencia las afirmaciones de Yasser Jadallah. Los funcionarios de Fatah dicen que es una persona descontenta que intenta saldar cuentas con mentiras.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, niega todas las afirmaciones de que él y sus dos hijos están involucrados en la corrupción, y sus asociados dicen que es una noticia falsa que sus rivales políticos e Israel están diseminando para desacreditarlo.

Mientras tanto, en una conferencia en Ramala el 19 de diciembre de 2019, titulada "La guerra contra la corrupción", el presidente de la Autoridad Palestina dijo que la oficina palestina asignada para luchar contra la corrupción estaba atendiendo 460 denuncias de corrupción y que esta información lo complació.

"No hay nadie que esté por encima de la ley o interfiera con el trabajo de la sede", argumentó Mahmoud Abbas.

También instó a los residentes palestinos de la Autoridad Palestina a no dudar y presentar quejas de presunta corrupción.

El presidente de la Autoridad Palestina también afirmó que los palestinos están en camino de establecer un Estado y, por lo tanto, es imperativo luchar contra la corrupción y mantener la transparencia. "Queremos un Estado de derecho", dijo Abbas.

Credibilidad largamente perdida

La AP y su jefe han perdido credibilidad a los ojos de los residentes de los territorios palestinos; muchos de ellos no creen en los altos funcionarios de la Autoridad Palestina, y las historias de corrupción en la Autoridad Palestina o en las organizaciones son un lugar común en la calle palestina.

El video de Yasser Jadallah se distribuyó por WhatsApp en todos los territorios y despertó un interés considerable. El silencio de la AP sobre el tema solo aumenta las sospechas de que las noticias son sustanciales.

El tema de la corrupción es una de las principales razones por las cuales la mayoría de los residentes de la Ribera Occidental no quieren ingresar a una nueva intifada contra Israel, especialmente ahora cuando está en juego el tema de la "anexión".

Se sienten explotados y desfavorecidos, mientras el liderazgo palestino disfruta de la buena vida. "Si Mahmoud Abbas quiere una intifada contra Israel debería enviar a sus propios dos hijos para enfrentar a los soldados de las FDI en los puestos de control", me dijo un alto funcionario de educación palestino.

Fuente: Centro Jerusalén para Asuntos Públicos




Yoni Ben Menachem es un veterano comentarista diplomático y de asuntos árabes para Radio y Televisión de Israel, es un analista senior de Medio Oriente para el Centro Jerusalén para Asuntos Públicos. Se desempeñó como director general y editor jefe de la Autoridad de Radiodifusión de Israel.