Covid-19: La Universidad Hebrea desarrolla una prueba de diagnóstico 10 veces más rápida

Post thumbnailFoto: Pixabay
Los medios de comunicación de todo el mundo han informado sobre la escasez de materiales para la prueba del coronavirus. Esta carencia ralentiza la tasa de pruebas y aumenta la tasa de infección, puesto que miles de pacientes no diagnosticados caminan, infectando sin saberlo a poblaciones sanas y en riesgo.

En Israel ya hay una solución. El profesor Nir Friedman del Instituto de Ciencias de la Vida y la Escuela de Ingeniería y Ciencias de la Computación de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU) y la profesora Naomi Habib en el Centro Edmond y Lily Safra para la Ciencia del Cerebro han desarrollado una forma más rápida y económica de evaluar EL COVID-19 utilizando materiales comúnmente encontrados en laboratorios de diagnóstico.

Las pruebas para detectar el COVID-19 actualmente implican extraer moléculas del Ácido Ribonucleico de la muestra de hisopo de un paciente para ver si contienen ARN viral que confirma la presencia del virus COVID-19. El nuevo método desarrollado por Friedman y Habib puede hacer lo mismo, pero de una manera más rápida.

Naomi Habib explicó: "El protocolo de detección de virus que desarrollamos es de cuatro a diez veces más rápido que el protocolo actual. Se basa en perlas magnéticas y funciona tanto de forma robótica como manual. El protocolo robótico ya ha sido probado en el Hospital Hadassah y ahora está completamente operativo".

Los gobiernos mundiales tienen otra desventaja: no estaban preparados económicamente para enfrentar esta epidemia. Sin embargo, este método de diagnóstico es de bajo precio. La prueba se basa en materiales fácilmente disponibles y fáciles de fabricar localmente, lo que lo hace significativamente más barato que los kits importados.

Hasta el momento han realizado cientos de muestras clínicas del Hospital Hadassah y los resultados fueron idénticos a los encontrados por los kits que se utilizan actualmente.

El siguiente paso de los investigadores es desarrollar un método que permita analizar decenas de miles de muestras simultáneamente en lugar de la tasa actual de miles de pruebas. Esta hazaña se basaría en la secuenciación del genoma y los resultados, hasta ahora, son prometedores.

Para completar sus pruebas, estos investigadores se han asociado con 15 científicos y estudiantes de laboratorio de la Universidad. "Es muy conmovedor ver a un gran grupo de investigadores tan dedicados a encontrar una solución a nuestra crisis actual, una que hará que Israel, y con suerte el resto del mundo, vuelva a la normalidad", dijo Habib.

Desde Jerusalén surgen buenas noticias para el mundo.