Conoce a los últimos jeques del Néguev antes de que desaparezcan

Post thumbnailRetratos de tres jeques beduinos de la próxima exposición de Ariel Van Straten. Foto cortesía.
Ariel Van Straten cumple su sueño de documentar a los príncipes del desierto que lo fascinaron en su infancia. El 29 de octubre inaugura una muestra en Tel Aviv.

“Nací en EEUU y crecí en Minnesota. Hicimos aliá en 1972 cuando yo tenía siete años.  Aterrizamos en Beersheva, que fue un completo choque cultural para mí, mi hermano y también para mis padres”, afirmó el fotógrafo Ariel Van Straten.

Al final de la calle en que vivía estaba, literalmente, el desierto. Y allí, el joven Ariel y su hermano Michael descubrieron a sus vecinos los beduinos.

Este subgrupo árabe musulmán tribal, otrora nómada, son tradicionalmente pastores o agricultores. Hoy son cerca de 200.000 en el desierto del Néguev y 90.000 en la  Galilea.

“Con mi hermano teníamos una fascinación por los beduinos. Eso nos dio una especie de escapismo respecto a la adaptación con la que lidiábamos a diario”, recordó  Van Straten.

El encuentro cultural dejó una impresión duradera en los hermanos. Michael se convirtió en veterinario y en uno de los principales especialistas en camellos en el mundo. Ariel dejó Israel durante unos 20 años y se embarcó en una carrera fotográfica en Londres antes de regresar al país.

En los últimos años, Van Straten comenzó a cumplir un viejo sueño: documentar a los últimos jeques en el Néguev. El resultado es, hasta el momento, una exposición de fotografía que se inaugurará en la Casa de Artistas de Tel Aviv el próximo 29 de octubre.

“Hace dos años, el Gobierno me pidió que fotografiara un cartel de campaña para el 70 aniversario de Israel y yo insistí en fotografiar a alguien de la comunidad beduina”, explicó el artista.

Mientras que para la campaña fotografió a un joven beduino profesional del tenis, se dio cuenta de que se estaba acabando el tiempo para completar el proyecto de sus sueños, ya que los cambios en la sociedad beduina a lo largo de los años disminuyeron el número de miembros y el estatus de los jeques.

Van Straten contó que convertirse en jeque requiere cumplir con dos criterios. El candidato tiene que ser reconocido ante todo por su propia gente como la autoridad para toda su tribu y toda su familia.

En segundo lugar, tienen que lograr el reconocimiento del Gobierno y un certificado del Ministerio del Interior.

A su vez, los jeques también trabajan como mediadores. “Muchos de ellos han realizado cursos sobre el sistema judicial en Israel y, de hecho, la policía los anima a que hagan la mediación dentro de la comunidad beduina”, añadió el fotógrafo.

Para llevar a cabo el proyecto y localizar a los jeques beduinos que quedaban (unos 35 de ellos en el Néguev), Van Straten se asoció con un amigo beduino, Salam al-Touri.

“Él está produciendo todo esto. Encuentra a los jeques, arma la agenda para reunirnos con ellos y más. Salam comenzó con los jeques que conocía y luego les preguntó quién más debería estar en la exposición”, indicó Van Straten.

La exposición tendrá 35 retratos de tamaño natural. Según el artista, la idea es que los visitantes tengan la oportunidad de mirar a estos hombres a los ojos y verlos cara a cara, en lugar de a través de la lente más común y menos complementaria de los informes de noticias y opiniones.

“Son hermosas imágenes para mirar porque los beduinos son una sociedad hermosa que no mucha gente conoce”, destacó .

La exposición es un proyecto social patrocinado por la imprenta Epson Europe y por la propia comunidad beduina. No cuenta con patrocinios de ninguna fundación o agencias gubernamental pero los planes es poder llevarla también a una audiencia internacional.

“Tenemos una persona de la comunidad beduina que va a crear un sitio web y vamos a exhibir allí la muestra”, se entusiasmó el creador.

También está en los planes editar un libro que muestre todas las fotografías aunque mientras tanto, Van Straten comparte algunas de las fotos en Instagram.

“Solo muestro esta increíble cultura. Cuando era niño los veía como príncipes del desierto y todavía los sigo viendo así”, finalizó.​

Fuente: ISRAEL21c