Cómo se moviliza una unidad élite de las FDI para combatir el coronavirus

Post thumbnailMiembros de la unidad de comando naval de las FDI Shayetet 13 revisando cilindros de oxígeno. Foto: Vocero de las FDI
Las FDI han asignado un nuevo rol a una unidad de comando naval de élite para aplicar sus habilidades especiales y entrenamiento en ayudar a los civiles en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

En las últimas semanas la unidad de comando naval de élite de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Shayetet 13, ha estado entregando sin parar cilindros de oxígeno a instalaciones de atención civil que están luchando por conseguir suministros, mientras los hospitales corrían a abastecerse de sus propios tanques de oxígeno.

Shayetet 13 es conocido por sus atrevidas operaciones en tierra, mar y aire. Está diseñado para infligir daños estratégicos en la infraestructura marítima enemiga y reunir inteligencia crítica. Si bien las actividades centrales de la unidad no se han visto comprometidas, esta ha asumido un nuevo papel durante la pandemia de coronavirus, debido a su amplia experiencia en buceo y su capacidad para comprimir oxígeno en cilindros.

En las últimas semanas los equipos de Shayetet 13 han desarrollado soluciones para los civiles que necesitan cilindros de oxígeno con fines médicos. "En Atlit (donde se encuentra la unidad) hay una especie de pequeña instalación para comprimir oxígeno", dijo el mayor N (nombre completo de incógnito). "Vimos que los asilos de ancianos y las organizaciones que atienden poblaciones vulnerables tuvieron dificultades para conseguir los cilindros de oxígeno. Realizamos una conversión de nuestra fábrica y comenzamos a producir dos productos principales".

El primero es un servicio para organizaciones civiles en el que nos envían tanques de oxígeno vacíos y el centro Atlit los rellena con oxígeno comprimido y los devuelve para su reutilización. Shayetet 13 también es responsable de la operación logística de recoger, desinfectar y entregar los cilindros. Hasta el momento, la unidad ha entregado más de 500 tanques que contienen oxígeno comprimido a centros de atención en todo el país.

"El segundo producto es algo que desarrollamos en Atlit. Tomamos un cilindro de 12 litros, que es relativamente grande en comparación con el cilindro de oxígeno habitual, y lo llenamos hasta 150 a 200 unidades de presión atmosférica. Instalamos un grifo y un control de ajuste y luego lo entregamos a los necesitados. Este servicio incluye todo el paquete de entrega logística", dijo el mayor N.

La unidad recibe solicitudes telefónicas y por correo electrónico de centros civiles que solicitan los equipos y servicios, y la solicitud es examinada por el centro nacional de control de coronavirus en el Centro Médico Sheba en Tel Hashomer. Una vez que el ministerio de Salud y el Cuerpo Médico de las FDI otorgan la aprobación, la unidad entra en acción.

"Por el momento esto ofrece una solución a las instituciones que no pueden obtener su propio suministro, por ejemplo, un centro para personas con necesidades especiales que luchaba por conseguir tanques de oxígeno debido a la demanda hospitalaria", dijo el oficial.

Un servicio adicional provisto por la unidad es la reparación y actualización de cilindros. El servicio médico voluntario de United Hatzalah envió 200 cilindros a la unidad de comando naval, que llevó a cabo el servicio de examen y reparación.

El oficial dijo que la asistencia no se realiza a expensas de ninguna de las principales misiones de seguridad de la unidad, y enfatizó que "nuestro objetivo principal es [participar en] las actividades de seguridad, y lo hacemos continuamente".

Agregó que la unidad utiliza oxígeno gaseoso en lugar de líquido, lo que significa que los hospitales, que dependen del oxígeno líquido, no se ven afectados negativamente por sus actividades.

Shayetet 13 está en espera para proporcionar servicios adicionales en caso de un deterioro repentino de la situación de salud, dijo. Los lugares como hogares para personas mayores "no están diseñados para un colapso repentino en los suministros de oxígeno o para un desastre nacional. Nos encargamos de brindarles asistencia y prepararnos para ayudarlos aún más si es necesario".

"Aunque no estamos diseñados para lidiar con estos asuntos, no elegimos las respuestas que necesitamos proporcionar. Esta es la necesidad de este momento", dijo el mayor N.

Mientras tanto, el Cuerpo de Educación y Juventud de las FDI está liderando un programa en el que el personal de las FDI cuida a los niños del personal médico de primera línea, lo que permite que el personal del hospital trabaje turnos las 24 horas.

El teniente coronel Yaarit Gozlan, jefe de la Unidad Gadna y Nahal, dirige el proyecto Marco Educativo, que está diseñado para aliviar la presión sobre el personal del hospital.

"Estamos enfocados en el esfuerzo de establecer marcos educativos para niños de trabajadores esenciales del ministerio de Salud", dijo. "Esto incluye a todas las enfermeras que trabajan en las salas de coronavirus".

"Comenzamos el 22 de marzo y hemos crecido de un día para otro hasta que terminamos abriendo 49 centros de cuidado infantil de norte a sur", dijo Gozlan.

La iniciativa incluye a soldados-maestros de Nahal y Gadna, un programa militar que prepara a los jóvenes para el servicio, activa los centros de cuidado diariamente y supervisa a los niños de 4 a 12 años.

A los niños se les toma la temperatura en la entrada y, junto con el personal, están equipados con máscaras y guantes para garantizar que no se produzcan infecciones.

“Para apoyar este programa creamos un centro de control de consejeros compuesto por soldados altamente creativos de nuestra unidad. Ellos prepararon material didáctico y actividades para ayudar a los niños a observar los últimos días [de fiestas] como la Pascua, el Día de los Caídos y el Día de la Independencia", dijo Gozlan.

Los centros están activos desde las 7 a.m. hasta la noche, un esfuerzo que Gozlan dice que "no es fácil" de implantar, particularmente cuando hay un gran número de niños involucrados. "Aunque nuestros soldados están muy bien informados sobre el trabajo con poblaciones civiles, lo cual hacen en tiempos de rutina, aunque generalmente con adolescentes", dijo. "Pudieron adaptarse muy bien a esto".

El programa atiende a unos 1600 niños en todo el país y se ejecuta en coordinación con el ministerio de Educación. "Nuestros soldados entienden que esta es la misión nacional y el significado de su contribución. Y que necesitamos ayudar a liberar personal médico", dijo Gozlan.

Además, a finales de abril, el comando del Frente Interior de las FDI llevó a cabo una operación a gran escala de distribución de alimentos y pruebas de coronavirus en la aldea árabe de Deir al-Assad en Galilea, que había experimentado un aumento en el número de casos del virus. La operación fue diseñada para garantizar que las familias tuvieran suficiente comida para las fiestas del Ramadán y que aquellos que lo necesitaran pudieran llegar fácilmente a algún centro de pruebas [centros drive-through, en los que no hace falta bajar del vehículo].

Mientras supervisaba las operaciones en el centro de distribución de alimentos, el coronel Guy Berger, jefe del distrito Norte del comando del Frente Interior, dijo: "Haremos lo que sea necesario para ayudar a estas queridas personas a superar esta enfermedad".

Fuente: Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos, BESA




Yaakov Lappin es investigador asociado en el Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos y corresponsal de asuntos militares y estratégicos. Realiza investigaciones y análisis para think tanks de defensa y es el corresponsal militar de JNS. Se especializa en el establecimiento de defensa de Israel, asuntos militares y el entorno estratégico del Medio Oriente. Su libro The Virtual Caliphate explora la presencia yihadista en línea.