Belén después de Oslo: el terror se esparce en ausencia de Israel

Post thumbnail
Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs.
Nadav Shragai, 23 de octubre de 2018

  • Belén se ubica a varios cientos de metros del sur de Jerusalén. El 21 de diciembre de 1995, Israel entregó oficialmente esta ciudad al Gobierno palestino.

  • El primer ministro Yitzhak Rabin rechazó la solicitud del alcalde cristiano de la ciudad, Elías Freij, quien lo instó a abstenerse de entregar la ciudad a la Autoridad Palestina porque estaba preocupado por el destino de los cristianos en Belén. La ciudad solía tener una mayoría cristiana, pero esa situación ha cambiado. Hoy en día, los cristianos representan solo el 20% de la población de la ciudad.

  • Las fuerzas de seguridad israelíes han entrado en Belén repetidamente desde septiembre del 2000. Antes de que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y la Agencia de Seguridad de Israel (ASI) entraran en Belén, Jerusalén era golpeada por olas de terror provenientes de esta ciudad bajo el control palestino, en las que cientos de israelíes resultaron muertos o heridos.

  • Mientras los palestinos tenían la responsabilidad exclusiva de la seguridad del sub-distrito de Belén las visitas a la Tumba de Raquel eran limitadas y, a veces, imposibles. Los francotiradores palestinos se apostaban en los tejados aledaños y disparaban contra soldados y visitantes judíos a la Tumba de Raquel. Estos ataques se detenían cuando las autoridades israelíes tomaban el control de los techos.

  • Como resultado de la libertad de operación en Belén, Israel frustró un plan para asesinar al entonces ministro de Relaciones Exteriores, Avigdor Lieberman en 2014, e interrumpió importantes atentados suicidas con bombas en Jerusalén. Se descubrieron morteros y se desmanteló la infraestructura para fabricar cohetes destinados a golpear Jerusalén.

  • Lo ocurrido en Belén después de los Acuerdos de Paz de Oslo es representativo de otros distritos administrados por la Autoridad Palestina. En los 15 años que precedieron los Acuerdos de Oslo, 270 israelíes fueron asesinados por palestinos, mientras que durante los 15 años posteriores a los acuerdos, cerca de 1500 israelíes fueron asesinados.

  • Cuando las FDI y la ASI han estado presentes físicamente en un área, la frecuencia de ataques terroristas ha disminuido. Por el contrario, cuando Israel confió en la Autoridad Palestina, la frecuencia de ataques terroristas aumentó.

  • Cuando los palestinos tuvieron la responsabilidad exclusiva de la seguridad en el área de Belén se hacían disparos desde el barrio de Beit Jalla de Belén hacia el barrio de Gilo en Jerusalén.



Como una “prueba de sangre”, para utilizar la expresión acuñada por Yossi Beilin, uno de los arquitectos del Acuerdo de Oslo, estos tratados resultaron un desastre. Veinticinco años después de la firma, mientras muchos están sacando sus cuentas y balances, examinando sus ganancias y, principalmente, sus pérdidas este documento trata sobre un solo caso de prueba: Belén.
Los datos presentados aquí demuestran, sin lugar a dudas, la conexión directa entre la ausencia de las FDI y las fuerzas de seguridad israelíes en el área y el derramamiento de sangre, ataques terroristas y pérdidas como consecuencia directa de tal ausencia.
Belén, donde se ubica la Iglesia de la Natividad, está a solo varios cientos de metros del límite sur de Jerusalén. Esta área solía estar bajo dominio israelí, incluidos sus aspectos urbanos, turísticos y también de seguridad. Según el plan de partición de la ONU de 1947, Belén estaba destinado a formar parte de una zona internacional bajo el control de la ONU, junto con Jerusalén. La Legión Árabe tomó el control de la ciudad en 1948 y en 1967 fue conquistada por las FDI.
En los primeros años posteriores a 1967 los principales ciudadanos de Belén querían que su ciudad fuera anexada a Jerusalén, pero el entonces ministro de Defensa Moshé Dayán se negó. Los segundos Acuerdos de Oslo de 1995 o más correctamente el "Acuerdo Interino sobre la Ribera Occidental y la Franja de Gaza" fueron acuerdos integrales, un "paquete de ofertas". El acuerdo, también conocido como "Oslo II", determinó que Belén sería una de las seis ciudades donde los palestinos recibirían completa autoridad civil y de seguridad. Belén fue el último en la lista, después de Jericó, Jenín, Tulkarem, Siquem (Nablus) y Qalqilya.
Justo antes de la entrega a los palestinos, el veterano alcalde de Belén, Elías Freij, intentó convencer al primer ministro Yitzhak Rabin de que no entregara la ciudad a los palestinos. Este mensaje fue enviado por el entonces ministro de Asuntos Religiosos, el profesor Shimon Sheetrit. Freij expresó su profunda preocupación por las comunidades cristianas de la ciudad y compartió con Sheetrit y otros sus preocupaciones sobre la naturaleza del régimen de la Autoridad Palestina. Rabin aceptó posponer la entrega, pero a condición de que recibiera una carta conjunta de todos los líderes de las comunidades cristianas en Belén pidiéndole a Israel que permaneciera allí. A Freij le resultó difícil cumplir con el encargo y la suerte fue echada.
El 21 de diciembre de 1995 Belén fue entregada oficialmente al general palestino Haj Ismail y varios días después, el líder de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, visitó la ciudad y participó en las celebraciones navideñas.
Los cristianos se van de Belén
Como se mencionó anteriormente, la "prueba de sangre" mostró que la entrega de Belén estaba condenada al desastre. Sus resultados demostraron los peligros de transferir el territorio a las Autoridades Palestinas de Seguridad, desde el punto de vista operativo de la inteligencia y de la lucha antiterrorista.
A fines de 2004, aunque la responsabilidad de la seguridad reposaba oficialmente en manos de la Autoridad Palestina, Israel se vio obligado a tomar de facto el control de la seguridad en Belén. Esta situación sobrevenida le dio a Israel libertad de actuar en la ciudad. Las FDI, ASI y el aparato de seguridad israelí entran y salen de la ciudad cuando las necesidades operativas y la información de inteligencia así lo exigen. A veces esto se hace en coordinación con las autoridades palestinas, otras veces no.
Hoy en día la población general del sub-distrito de Belén es de aproximadamente 200.000 personas, mientras que alrededor de 30.000 viven en la ciudad de Belén. La población cristiana, que solía ser mayoría en la ciudad, se ha convertido en una minoría de alrededor del 20% del total y muchos cristianos se han mudado a varios países de América del Sur.
En los primeros años posteriores a la Operación Escudo Defensivo de 2002, Israel trató de entregar la seguridad del distrito de Belén a la Autoridad Palestina. Sin embargo fue decepcionado una y otra vez. Cada vez que las FDI abandonaban la ciudad aumentaba el número de ataques terroristas provenientes de Belén en contra de Jerusalén. Cada vez que las FDI regresaron el número de ataques terroristas en la capital disminuyó, como se demostrará más adelante.
Exploraremos el "caso de prueba de Belén" desde el principio hasta el final. Aquí hay algunos ejemplos de los años posteriores a la Operación Escudo Defensivo, pero también hay docenas más que ilustran cómo Israel ha recuperado su capacidad para frustrar ataques terroristas desde el distrito de Belén.
En noviembre de 2014 Israel frustró un intento de asesinato contra el entonces ministro de Relaciones Exteriores Avigdor Lieberman. Ibrahim Salim Mahmoud Zir, un activista de Hamas de 37 años, habitante de una de las aldeas del área de Belén, dirigió la célula que buscaba asesinar a Lieberman. Para esto, Zir reclutó a su hermano Ziad y a Adnan Amin Mahmoud Zabih, otro activista de Hamas.
Los miembros de la célula terrorista consideraron planes para atropellar o apuñalar a sus víctimas (similar al asesinato con cuchillo de Ari Fuld, que se cometió en el cruce de Gush Etzion el 15 de septiembre de 2018). Sin embargo, la información de inteligencia obtenida por Israel frenó el ataque y la libertad de acción operativa de Israel en la zona facilitó su detención. La información de inteligencia también llevó al arresto de dos mujeres palestinas que planeaban cometer un atentado suicida en Israel. La principal sospechosa del incidente fue detenida en su apartamento en el área de Belén.
En noviembre de 2014 se hizo público que la ASI, con asistencia de las FDI, descubrió una célula terrorista de Hamas, cuyos miembros fueron entrenados en el extranjero para cometer ataques terroristas bajo la supervisión de la oficina de Hamas en Turquía. Durante las investigaciones más de 30 activistas fueron arrestados y se confiscaron municiones y materiales para hacer explosivos. Los miembros de la célula habían planeado disparos, bombardeos, secuestros, infiltración en comunidades israelíes, además de ataques al estadio de fútbol Teddy y al tren ligero de Jerusalén. Una de las pistas que condujo a este descubrimiento provino de un residente del distrito de Belén, que fue interrogado y "removido" de allí por las fuerzas de seguridad.
Además, en noviembre de 2011, la ASI descubrió una célula del área de Belén que realizó ataques con disparos, plantó explosivos y lanzó cócteles Molotov. En 2018, seis miembros de una célula de Belén fueron arrestados bajo sospecha de causar daños a la valla de seguridad que bordea Jerusalén en el área de Har Homa.
La proximidad entre Belén y Jerusalén facilita que las organizaciones terroristas utilicen el distrito como base para sus operaciones, organizar y lanzar ataques a la capital de Israel. Es muy tentador porque las condiciones son muy convenientes para Hamas, la Jihad Islámica y otros grupos establecidos en los campamentos de refugiados en el distrito de Belén, donde la Autoridad Palestina no puede hacer mucho para reprimirlos. Sin embargo, incluso en la propia ciudad de Belén hay una presencia variable de organizaciones terroristas.
Morteros apuntados hacia Jerusalén
Aunque no todas las actividades terroristas planeadas en el distrito de Belén se develaron a tiempo, la tasa de descubrimiento mientras las FDI tuvieron libertad de movimiento en operaciones y acción de inteligencia en esta área fue significativamente más alta que durante el período en que fue "bloqueada".
Una parte significativa de los disparos que los palestinos efectuaron durante la Segunda Intifada contra el barrio jerosolimitano de Gilo se hicieron desde Belén y provino principalmente de ametralladoras pesadas. Cuando las FDI restablecieron su libertad de acción en el distrito de Belén en 2005 los disparos cesaron. Un año después las FDI y la ASI detuvieron una célula terrorista que operaba en Belén con ocho morteros con alcance de 1,5 km apuntados a Gilo.
Finalmente Saleh al-Arouri, hoy segundo al mando de Hamas, intentó crear la infraestructura para la fabricación y el lanzamiento de cohetes desde Cisjordania contra ciudades israelíes. Belén fue una de las áreas designadas para esto debido a su proximidad a Jerusalén. Este plan también fue frustrado.
Durante la Segunda Intifada, antes de que las FDI restablecieran su libertad de operación en el área, la Tumba de Raquel también estuvo expuesta a fuego hostil y terrorismo. Los disparos contra los visitantes judíos en la Tumba de Raquel comenzaron casi desde el primer día de la Segunda Intifada, y provenían de los techos del campamento de refugiados de Al Aida, que se encuentra entre Beit Jalla y Belén.
También se registraron combates con terroristas en una plaza cercana a la Tumba de Raquel, alrededor del campamento de refugiados de Azza, que se encuentra a la entrada de Belén, y en los grandes edificios que dominan el recinto de la tumba, como el Paradise Hotel. Miembros de Tanzim y la Autoridad Palestina participaron en los combates. También otras organizaciones palestinas tomaron parte en estos disturbios, aunque no siempre fue posible distinguirlos.
Tumba de Raquel, octubre de 2000, al comienzo de la Segunda Intifada. Como parte del acuerdo de Oslo II, Belén fue entregada a los palestinos. La cercana Tumba de Raquel fue atacada cientos de veces e Israel tuvo que fortificarla. (Amos Ben Gershon, Oficina de Prensa del Gobierno)

El movimiento de visitantes judíos a la Tumba de Raquel estaba restringido en esos días. A veces a los judíos no se les permitió viajar al lugar sagrado y otras veces los visitantes eran transportados en vehículos blindados hasta la entrada fortificada del complejo de la tumba, y debían apresurarse a entrar para evitar el fuego de francotiradores.
Durante las escaramuzas en la Tumba de Raquel, en la que también participaron helicópteros de combate, murieron dos soldados de las FDI, los sargentos Shachar Vekret, de 20 años y Danny Darai, originarios de Lod y de Arad, respectivamente. Los soldados recibieron disparos de francotiradores palestinos apostados en los techos de los edificios cercanos. Las FDI tuvieron entonces que retomar el control de estos edificios y otros lugares que dominan el área de la Tumba de Raquel, para evitar nuevos ataques de francotiradores a los soldados y visitantes del sitio.
<Leyenda> Uno de los edificios frente a la Tumba de Raquel, después de que las FDI respondieron a los pistoleros que disparaban a los fieles. (Prensa árabe)
<Leyenda> Ventana en la Tumba de Raquel, alcanzada por balas de francotirador. (Judy Lash Balint)
En contraste, hoy en día los visitantes y los fieles acuden a la Tumba de Raquel con mínimas restricciones. Los vehículos privados y los autobuses que ingresan al complejo dejan a los fieles o los llevan al cruce de Gilo. No hay más fuego de francotiradores ni disparos hacia la tumba y el alto muro que construyeron las FDI alrededor del complejo bloquea los cócteles Molotov que todavía son lanzados contra la Tumba de Raquel desde Belén.
El ritual: las FDI se van, las FDI regresan
Expertos en inteligencia y el Centro de Información sobre Terrorismo realizaron un análisis comparativo durante la primera mitad del año 2000 acerca del nivel de terror en Jerusalén cuando las FDI tenían el control de seguridad de Belén, comparado con los períodos durante los cuales el control de seguridad del área estuvo en manos de la Autoridad Palestina.
A partir de esta comparación se desprende claramente que los atentados suicidas con bombas que surgieron desde Belén contra Jerusalén se llevaron a cabo durante el período del control palestino de la seguridad en Belén, mientras que cuando se encontraba en manos israelíes la situación de seguridad de Jerusalén no se vio afectada y no hubo atentados suicidas.
Resultados del análisis

  1. FDI abandona Belén. Entre septiembre de 2000 (inicio de la Segunda Intifada) y abril de 2002 (justo antes de la Operación Escudo Defensivo), cuando la FDI no tenía ningún control en Belén, fue muy difícil para Israel poner fin a las células terroristas, a los terroristas suicidas y a sus cómplices, quienes llevaron el terror de Belén hasta Jerusalén y al área de Gush Etzion. A continuación se presentan los nueve principales ataques terroristas que se originaron en el distrito de Belén durante este período y principalmente en su segunda mitad.



  • Daoud Ali Ahmed Saad, quien vivía al sur de Belén, se inmoló en la esquina de las calles King David y Eliyahu Shmaya en Jerusalén, a pocos metros del hotel Hilton Mamilla. Este ataque terrorista, ocurrido el 5 de diciembre de 2001, fue perpetrado por una base betlemita de "Jihad Islámica en Palestina", que estuvo en contacto constante con el liderazgo de la organización en Damasco. El comandante de la base que envió al terrorista suicida para cometer este acto terrorista fue Issa Mahmoud Ismail Battat, de Belén, quien fue arrestado por las fuerzas de seguridad israelíes, liberado y asesinado más tarde en un operativo selectivo. Cinco personas resultaron heridas en el ataque.

  • Yaser Said Moussa Uda, de Beit Sahour, en las afueras de Belén, se inmoló el 18 de febrero de 2002 con una bomba-trampa en un automóvil junto a un retén en la carretera de Maaleh Adumim a Jerusalén. Un oficial de policía murió y otros dos resultaron heridos. El ataque terrorista fue llevado a cabo por una base de Fatah/Tanzim en Belén, dirigida por Ahmed Mugrabi.

  • El terrorista suicida Muhammad Tawfiq Muhammad Dar intentó estallar en un supermercado en la ciudad de Efrat en Gush Etzion. Este atentado terrorista, ocurrido el 22 de febrero de 2002, fue orquestado por una base Fatah/Tanzim en Belén, dirigida por Yihye Dehamseh Yassin.

  • Muhammad Ahmed Abd El-Rahman Derameh, se inmoló el 2 de marzo de 2002, accionando una bomba junto a un grupo de fieles que salía de una sinagoga en el barrio de Beit Israel en Jerusalén. Diez personas murieron y 46 resultaron heridas. El atacante suicida fue llevado al lugar por Ashraf Hajajara, de 20 años, que tenía antecedentes penales y residía en el campamento de refugiados de Daheisha, en el distrito de Belén. Hajajara fue arrestado cerca del sitio del ataque terrorista. El 27 de mayo de 2002, Ahmed Mughrabi y Mahmoud Sarahna, figuras de la base operativa Fatah/Tanzim en el campamento de refugiados de Daheisha, fueron detenidos y se hicieron responsables del ataque.

  • Un atacante suicida de la aldea de Jabel Mukaber, intentó hacerse volar en la cafetería Caffit en la calle Emek Refaim de Jerusalén. El terrorista fue arrestado el 7 de marzo de 2002, en pleno intento dentro de la cafetería. Una base de Hamas en Belén, que estaba compuesta por seis estudiantes de Abu Dis College, estuvo detrás del atentado terrorista. Los estudiantes, quienes fueron arrestados, jugaron un papel central en el reclutamiento del terrorista suicida, preparándolo para el ataque y llevándolo hasta Jerusalén.

  • El terrorista Akram Ishak Abdullah Nabatiti se inmoló el 17 de marzo de 2002 en el cruce de French Hill en Jerusalén y veinticinco personas resultaron heridas. Este ataque terrorista fue llevado a cabo por la red operativa de Jihad Islámica en Palestina, basada en Belén y dirigida por Mohamed Tamari.

  • El 29 de marzo de 2002, Ayat Mohammed Latfi al-Akhras, una terrorista del campamento de refugiados Daheisha en el distrito de Belén, se explotó ella misma en el supermercado principal en el barrio de Kiryat Yovel en Jerusalén. Dos personas murieron y 22 resultaron heridas.

  • El 31 de marzo de 2002, un menor de 16 años se inmoló junto a la clínica de primeros auxilios Magen David Adom en Efrat. Con el resultado de seis personas heridas, la bomba que llevó sobre su espalda fue preparada por dos activistas líderes de Fatah en Belén, Riyad al-Amour e Ibrahim Ebiat, quienes planearon y dirigieron el acto terrorista.

  • El 1 de abril de 2002, Ramí Mohammed Hassin Issa al-Shohana se inmoló activando una bomba junto a un bloqueo policial en la calle Shivtei Israel de Jerusalén, asesinando a un oficial de policía. El terrorista pertenecía a una célula de Fatah/Tanzim, cuyos miembros fueron arrestados. La célula ejecutó decenas de tiroteos y colocó explosivos alrededor del área de Belén y Jerusalén.



  1. Las FDI regresan a Belén. El 29 de marzo de 2002, luego de un ataque terrorista que resultó en muertos y heridos en la noche del seder [de Pésaj] en el Hotel Park en Netanya, las FDI lanzaron la operación Muro Defensivo, que concluyó el 15 de mayo de 2002. Durante los dos primeros días de la operación ocurrieron dos ataques terroristas, pero luego no se reportaron más ataques provenientes del distrito de Belén.

  2. Las FDI salen de Belén. Desde el 15 de mayo hasta el 26 de mayo de 2002, la Autoridad Palestina tuvo una vez más el control de Belén, durante un período de menos de dos semanas. El 22 de mayo, Issa Abd Raba Ibrahim Badir, un terrorista suicida de Fatah de Belén, se inmoló en el centro peatonal de Rothschild en Rishon Letzion, matando a dos israelíes e hiriendo a 36.

  3. Las FDI regresan a Belén. El 27 de mayo de 2002, las FDI regresan a Belén y arrestan una célula de "inteligencia general" que planeaba usar un auto con trampas explosivas en un ataque contra israelíes. También arrestó a activistas involucrados en la infraestructura Fatah/Tanzim, que habían enviado el terrorista suicida que llevó a cabo el ataque antes mencionado en Rishon Letzion.

  4. Las FDI salen de Belén. Desde principios del mes hasta el 19 de junio de 2002 Israel volvió a ceder la responsabilidad de seguridad en el área de Belén a la Autoridad Palestina. Esta vez se pagó una cuota particularmente alta. El 18 de junio, un terrorista suicida de Hamas de Belén se inmoló en un autobús de la línea Egged en el cruce de Patt en Jerusalén. Diecinueve israelíes murieron y 50 resultaron heridos. El terrorista suicida Muhammad Haza Abd el-Rahman al-Ghoul, un residente de 22 años del campo de refugiados de al-Fara'a, al norte de Nablus, estudiaba para su segundo grado en la Universidad An-Najah en Nablus. El joven fue reclutado y entrenado por la red operacional de Hamas en Samaria y fue transportado a Belén, donde pasó la noche. A la mañana siguiente fue conducido al barrio de Abu Dis, que se encuentra en el extremo Este de Jerusalén. Desde allí fue recogido por un residente del Este de Jerusalén, que lo llevó a la parada de autobús donde se subió al transporte y se inmoló cerca del vecindario de Beit Safafa.

  5. Las FDI regresan a Belén. Durante el período de dos meses entre el 19 de junio y el 20 de agosto de 2002 Israel retomó el control de Belén y se registró un solo ataque terrorista proveniente de Belén. Un terrorista suicida de la sucursal de Fatah en Belén se inmoló junto a un puesto de falafel en el barrio de Shmuel Hanavi en Jerusalén, hiriendo a cinco personas. Las fuerzas de seguridad lograron bajar la intensidad e impidieron el retorno de ataques terroristas a la pauta anterior.

  6. Las FDI salen de Belén. Durante un período de tres meses, entre el 20 de agosto y el 11 de noviembre de 2002, Israel volvió a entregar la responsabilidad de la seguridad a la Autoridad Palestina, solo para tener a cambio más derramamiento de sangre. El 21 de noviembre, Na’el Azmi Moussa Abu Hilail, residente de Dura y quien se había mudado a Belén varios meses antes, se inmoló en el autobús No. 20 Egged en la calle México del vecindario Kiryat Menachem de Jerusalén. Once israelíes murieron y 45 resultaron heridos en este ataque orquestado por Hamás desde Belén. Tras el develamiento de la infraestructura terrorista dos fabricantes de explosivos fueron arrestados, junto con cinco activistas principales involucrados en la preparación de explosivos y el reclutamiento de terroristas suicidas, además de seis jóvenes que habían sido reclutados para llevar a cabo atentados suicidas.

  7. Las FDI regresan a Belén. Desde el 22 de noviembre de 2002 hasta el 1 de julio de 2003 Israel regresó a Belén. Durante este período no hubo atentados suicidas. Las fuerzas de seguridad israelíes descubrieron a tiempo una red de Hamas, que había planeado llevar a cabo una serie de ataques terroristas contra objetivos israelíes.

  8. Las FDI salen de Belén. Desde el 7 de julio de 2003 hasta finales de febrero de 2004 Israel entregó nuevamente el control de seguridad en el área a la Autoridad Palestina. Como resultado del manejo superficial e ineficaz de las organizaciones terroristas por parte de las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina la infraestructura terrorista en Belén resucitó y se llevaron a cabo varios ataques. Dos de estos sobresalen en la memoria pública: el golpe al autobús No. 14 en Jerusalén el 22 de febrero de 2004, cuando Mohammed Issa Khalil Zaul, oriundo de Husan en el sub-distrito de Belén, se inmoló y terminó asesinando a ocho personas e hiriendo a 60. En otro ataque terrorista, ocurrido tres semanas antes, el 29 de enero de 2004, Ali Munir Yusuf Jaara, un oficial de la policía de Belén de 25 años de edad y residente del campo de refugiados de Al Aida en Belén, se inmoló en el autobús No. 19 Egged en el centro de Jerusalén, matando a 11 personas e hiriendo a 44.


Conclusión: de la ciudad en particular a la situación en general
Belén es simplemente un ejemplo. Un patrón similar también se encuentra en otros distritos. Cuando las FDI y la ASI mantuvieron presencia física en el área la frecuencia de los ataques terroristas disminuyó, mientras que cuando estas se apoyaron en la Autoridad Palestina la frecuencia de los ataques terroristas aumentó.
La cooperación de seguridad con la Autoridad Palestina durante largos períodos, desde el final de la Operación Escudo Defensivo, ayudó a frustrar los ataques terroristas. Sin embargo, las Fueras de Defensa de Israel y la Agencia de Seguridad de Israel han dejado claro que sin la libertad de operación que han mantenido en toda la zona, “muchos ataques terroristas no se habrían frustrado y muchas docenas, si no cientos, de ataques terroristas se habrían producido".
Los ataques terroristas que se han frustrado en los últimos años como resultado de la libertad de operación de las FDI en las ciudades y áreas transferidas a los palestinos incluyen docenas de secuestros, cientos de tiroteos, colocación de explosivos, docenas de atentados suicidas y el lanzamiento de cientos de granadas y cócteles Molotov. Cientos de talleres para la fabricación y preparación de armas han sido descubiertos y, en los últimos años a través del monitoreo de las redes sociales, se han evitado muchos apuñalamientos y arrollamientos con vehículos.
Sin embargo, durante el tiempo en que las FDI tuvieron que luchar para restablecer su control sobre la seguridad en las áreas transferidas a los palestinos, el período de la Segunda Intifada y también después de esta (entre septiembre de 2000 y el 31 de diciembre de 2005), las organizaciones terroristas palestinas llevaron a cabo 25.700 ataques.
En los ataques terroristas perpetrados durante esta lucha 1.084 civiles israelíes murieron. Los ataques terroristas incluyeron 147 atentados suicidas, llevados a cabo por 156 hombres y ocho mujeres. Alrededor de otros 450 atentados suicidas fueron frustrados por las fuerzas de seguridad israelíes, cuando todavía se encontraban en diferentes etapas de planificación y debido a la detención de los posibles atacantes suicidas, sus colaboradores y despachadores.
La mayoría de los atentados suicidas que se generaban en Belén fueron dirigidos hacia objetivos civiles. El Centro de Información de Inteligencia y Terrorismo encontró que eso era congruente con el modus operandi del terrorismo palestino en otros distritos. Allí, la mayoría de los ataques terroristas fueron perpetrados contra objetivos civiles, principalmente en las áreas de Israel que se encuentran dentro de las fronteras anteriores a 1967, con el objetivo de asesinar indiscriminadamente a tantos civiles como fuera posible. De los 147 ataques suicidas mencionados anteriormente, 107 de ellos (75% de estos ataques) fueron dirigidos hacia objetivos civiles. Solo 40 ataques (alrededor del 27% de ellos) fueron dirigidos a objetivos militares y de seguridad, con la intención de dañar a miembros de las fuerzas de seguridad.
Los objetivos civiles en la mayoría de los atentados suicidas y que sufrieron el mayor número de víctimas fueron:

  • Autobuses urbanos e interurbanos y paradas de autobús. Los ataques más catastróficos contra estos objetivos incluyen el bombardeo del autobús No. 2 en Jerusalén (23 muertos), el autobús en Gilo, Jerusalén (19 muertos), el ataque al No. 14 en Jerusalén (17 muertos), el bombardeo de un autobús al lado del cruce de Megiddo (17 muertos), el ataque al No. 16 en Haifa (15 muertos) y el bombardeo del autobús No. 37 en Haifa (15 muertos).

  • Lugares de entretenimiento, tales como restaurantes, centros comerciales, cafés y clubes nocturnos. Los ataques más catastróficos a estos objetivos incluyen el ataque al Park Hotel en Netanya (29 muertos), el ataque al club nocturno Dolphinarium en Tel Aviv (22 muertes), el bombardeo del restaurante Maxim en Haifa (21 muertes), el bombardeo de una sala de billar en Rishon Letzion (16 muertos), el bombardeo del restaurante Matza en Haifa (15 muertos) y el bombardeo del restaurante Sbarro en Jerusalén (15 muertes).

  • Lugares con grandes concentraciones de población y multitudes, principalmente mercados, centros peatonales y calles principales. Los ataques terroristas más catastróficos a grandes concentraciones de personas incluyen el bombardeo de la antigua estación de autobuses de Tel Aviv (11 muertos) y el bombardeo del centro comercial peatonal Ben Yehuda en Jerusalén (23 muertes).


A continuación, algunas direcciones relevantes al tema:
ttps://www.terrorism-info.org.il/Data/pdf/PDF_18891_1.pdf
https://www.inn.co.il/News/News.aspx/140153
See: Wikipedia entrada, טרור פלסטיני
http://megafon-news.co.il/asys/archives/231091https://www.mako.co.il/news-military/security-q1_2018/Article-865caf659e0e161004.html
https://www.ynet.co .il / articles / 0,7340, L-2820096,00.html
https: //www.makorrishon.co.il/nrg/online/1/ART2/648/344.html